Acontecer Digital

Investigación propone debate científico-político, para crear Ley que fomente la economía laboral en Costa Rica

El tamaño de muestra fue de 3394 costarricenses, con un nivel de confianza de 95% y un error estadístico de 1.8%

 

Propuesta pretende incentivar los estudios sobre economía social y solidaria desde el Programa de cooperativas y asociativas, en conjunto con la Cátedra de Estadística de la ECA

 

Federico Li Bonilla y Greibin Barahona Villegas, fueron los responsables del trabajo

 

De izquierda de derecha, Greivin Barahona Villegas, Federico Li Bonilla.De izquierda de derecha, Greivin Barahona Villegas, Federico Li Bonilla."Economía laboral: una visón costarricense", es una trabajo de investigación realizado por Federico Li Bonilla y Greivin Barahona Villegas, funcionarios de la Escuela de Ciencias de la Administración (ECA) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED). Dicho trabajó surgió de una propuesta realizada por Francisco Morales, exministro de Trabajo y exdiputado de Costa Rica, el cual plantea un modelo social-económico que promueva al Sector de la Economía Laboral (SEL).

 

En palabras de Francisco Morales, desde hace un siglo el mundo venía debatiéndose entre dos vertientes, la socialista y la capitalista, mismas que tenían como fin el manejo eficiente de los escasos recursos financieros. Sin embargo, llegar a los extremos de cualquiera de esas dos vertientes no era lo más saludable para el mundo pues esta provocaba un desequilibrio social-económico.

 

En la década de los años 60 en Costa Rica se presenta una propuesta legal y política acerca del SEL, la cual se basa en el empoderamiento de la propiedad productiva en la mayor cantidad de los trabajadores, como un medio que asegura su futuro económico y por ende da sostenibilidad a una mejor calidad de vida del ser humano.

 

Cabe señalar, que el SEL es una propuesta política-económica-social, que pretende visualizar las empresas socio laborales, juntas de pensiones, el Banco Popular y Desarrollo Comunal; así como toda aquella organización de carácter administrativa democrática que su fin es el bienestar del ser humano.

 

"Cuando pensé a estudiar esta idea en 1968 el mundo estaba en plena guerra fría, dos países se disputaban la supremacía en la organización de la sociedad mundial; curiosamente y atrevidamente, ninguno de los dos sistemas me convencía, ni el sistema capitalista que era muy eficiente, pero que solo es bueno para el capitalista, mas no para el que vive de un salario, porque el capitalista al fin y al cabo capitaliza su producción y sus propiedades pero el que vive de un salario no llega en las mismas condiciones, es más le cuesta tener un patrimonio, y como máquina humana gastada tiene que acogerse al alero de una pensión", expresó Morales.

 

"En Costa Rica vamos bien y vamos mal pues uno de los riesgo que tiene actualmente el país es la concentración de las riqueza, digo esto porque nuestras riquezas se han concentrado a niveles que ya atentan contra la estabilidad social y democrática de Costa Rica en un pequeño grupo social, lo cual debería ser distribuido entre cuatro millones de habitantes; entonces, con mayor urgencia debemos volver al Sector de Economía Laboral, misma que desde hace 45 años lo han visto de manera despectiva. Por eso, con esta propuesta se quiere privilegiar tres aspectos fundamentales 1) el valor ético del trabajo, 2) el acceso a la propiedad a los medios de producción, 3) la construcción de una sociedad de propietarios en vez de proletarios. Unos hablan de economía social, otros de economía capitalista, pero yo prefiero hablar de economía laboral, para privilegiar el trabajo humano, por encima del capital, de la tecnología, de la empresa y de la propiedad", agregó Morales.

 

Todas esas propuestas planteadas por Francisco Morales fueron abordadas por Federico Li Bonilla y Greivin Barahora Villegas, el primero encargado de la carrera de Administración de Empresas con Énfasis en Cooperativas y Asociativas, y el segundo, encargado de la Cátedra de Estadística. Ambos académicos concluyeron, que para validar la idea de Morales antes habría que realizarse una investigación que abarque todas las regiones de Costa Rica, y esta tenía que tener rigurosidad académica.

 

El objetivo principal del trabajo de investigación fue: analizar y validar la percepción y aprobación que tienen los costarricenses de la propuesta del Sector de la Economía Laboral (SEL).

 

Entre los objetivos específicos ambos funcionarios plantearon: describir el papel del Sector de la Economía Laboral y de qué forma puede aportar a la democracia económica del país; cuantificar el impacto de la aceptación del SEL en Costa Rica; analizar la propuesta política del SEL, como punto de empoderamiento económico-social y de inversión, y potenciar el diseño de una propuesta de ley del SEL mediante el apoyo político de los diputados en la Asamblea Legislativa.

 

Según Li Bonilla y Barahona Villegas, la metodología aplicada fue de la siguiente manera: para alcanzar el primer objetivo se realizó una búsqueda bibliográfica acerca de la legislación y políticas relacionadas con políticas económicas-sociales, como lo es la economía social, economía solidaria, economía campesina, entre otras; para alcanzar el segundo objetivo se efectuaron encuestas a nivel nacional; para el tercer capítulo objetivo se emplearon métodos de análisis multivariados y diferentes técnicas estadísticas; para el desarrollo del cuarto objetivo se llevaron a cabo entrevistas semi-estructuradas, con agentes clave involucrados en esa política pública y con los beneficiarios/as finales de las diferentes organizaciones de la economía social.

 

Fue de esta manera, que la investigación validó la propuesta del Sector de la Economía Laboral costarricense, como un sector económico-social que permite el desarrollo y empoderamiento de la propiedad productiva.

 

Para esta investigación, el tamaño de muestra fue de 3394 costarricenses, con un nivel de confianza de 95% y un error estadístico de 1.8%. A criterio de Francisco Morales, la mayoría de la población cuenta con menos recursos para satisfacer sus necesidades básicas. Además expuso la necesidad de reubicar las inversiones con recursos públicos que realizan las entidades financieras, ya que de esta manera se logrará capitalizar esas riquezas. En este sentido, el exministro planteó la posibilidad de que estas entidades sean las que financien proyectos de infraestructura, con el cual darían un paso importante en función de recuperar la inversión nacional.

 

Con los resultados obtenidos se pretende abrir el debate científico-político de una propuesta alterna a la Economía Social y apoyar la creación de una Ley que fomente el sector de la economía laboral.

 

Finalmente, Luis Guillermo Carpio Malavasi, rector de la UNED manifestó: "en materia de empleo, creo que Costa Rica está dando pasos importantes pero todavía no pertinentes pues pienso que no se está satisfaciendo lo que realmente requerimos. El empleo en el país es confuso, se ha venido desarrollando de una manera que ha estado concentrándose en el Gran Área Metropolitana (GAM) y eso ha traído un efecto que debe ser evaluado y replanteado. La Costa Rica de hoy se está dividiendo en dos partes, la urbana y la rural, donde una por saturación y la otra por falta de oportunidades tienen inconvenientes para sobrevivir, y es ahí donde alternativas como estas permite que la creatividad humana encuentre nuevos caminos, pero más que todo para encontrar nuevas alianzas. En ese sentido, la academia de este país y las organizaciones civiles tiene que hacer un alto y poder buscar las alternativas que les puede dar la articulación, y esta actividad es una de las respuestas que nuestra sociedad espera".

 

Cabe mencionar que a dicha actividad asistieron representantes de diversas entidades, tales como: autoridades universitarias y funcionarios de la Universidad de Costa Rica (UCR), de la Universidad Nacional (UNA); investigadores de CIREC (Centro Internacional de Investigación e Información sobre la Economía Social y Cooperativa), miembros de RULESCOOP (Red Universitaria Eurolatinoamericana en Estudios Cooperativos y de Economía Social), representantes del INFOCOOP, JUPEMA, Banco Popular, Magisterio Nacional, y otras universidades internacionales que pudieron participar gracias a la transmisión de ONDA-UNED, ellos se conectaron desde Uruguay, Chile, Colombia y España, entre otras.

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar