Experto llegó a la UNED para hablar de ecología, biocultura y filosofía ambiental

Actividad se realizó en el marco del mejoramiento de MARENA, con el fin de reacreditar la carrera ante el SINAES

 


 

Proxima actividad se realizaría en marzo

 


Ricardo Rozzi ha colaborado con diferentes instituciones chilenas donde ha realizado esfuerzos por incorporar la ética ambiental en la práctica de conservación y educación en América Latina.El Programa de Manejo de Recursos Naturales (MARENA), la Cátedra de Ecología y Educación Ambiental de la Escuela de Ciencias Exactas y Naturales (ECEN) y la Asociación de Ornitológica de Costa Rica llevaron a cabo la charla "Ecología y biocultura: filosofía ambiental de campo". Para ello, invitaron especialista Ricardo Rozzi, ecólogo y filósofo chileno, quien ha realizado investigaciones acerca de las interrelaciones que tiene el ser humano de conocer y de habitar el mundo natural.

    

A la actividad asistieron estudiantes, funcionarios y público externo, quienes llegaron a las instalaciones de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) para conocer del tema. Según Rozzi, el bienestar humano y la conservación de la biodiversidad y la diversidad cultural, radica en la convivencia entre los seres humanos, el bosque y todos los seres vivos que componen el planeta.

  

"Me refiero a que si los árboles están bien, si los musgos están bien y tenemos agua para darles vida; entonces nosotros tendremos salud, es decir, tenemos bienestar humano, pues el bienestar del bosque y el bienestar humano siempre tienen que ir de la mano", afirmó Rozzi.

  

"Por ejemplo, una comunidad de pescadores en Cabo de Hornos, en el extremo sur de América, vive de la pesca y por lo tanto la defiende, de esa manera hay que defender la vida. Pero cuando el mercado se olvida de esas cosas que nos dan vida; entonces perdemos la dimensión ambiental. Pienso que la economía es muy importante, pero la vida, la alimentación, la distribución y la justicia social también son importantes para tener esa congruencia de lo que es la idea de la conservación de la diversidad biológica", agregó el experto.

  

Asimismo, Rozzi manifestó que la ética ambiental en la práctica de conservación y educación en América Latina tiene que ver en el cómo vivimos y cómo convivimos, pues aseguró que no solo se trata de estudiar los bosques y la biodiversidad, sino que se trata de cohabitar con los bosques. "Como diría San Francisco de Asís, la hermana agua, la hermana luna, el hermano árbol. Eso es lo que hemos perdido y queremos recuperar. Parece que es una locura en este tiempo hablar así en el contexto del mercado, pero al fin y al cabo, la locura es haber dejado de hablar como hermanos, hermanas y comunidad, lo cual proviene de la tradición cristiana, de la tradición amerindia y de una tradición que nosotros estamos practicando como es la ecología biocultural y la filosofía ambiental de campo".

  

Finalmente, Rozzi expresó que para que exista una convivencia armoniosa entre todos los seres que habitan la tierra es necesario que se integre la ciencia, el arte, los saberes, la política, el ambiente y la cultura, entre otras.

  

Por su parte, Rose Marie Menacho, profesora de la Cátedra de Ecología y Educación Ambiental, indicó que próximamente se realizarán otras actividades relacionadas con la conservación ambiental, de momento la fecha provista es marzo.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}