Arborización urbana: la ciencia que propone la convivencia entre especies

Actividad se realizó en conmemoración del Día del Árbol

Por: Renzo Kcuno Aimituma

Con el objetivo de generar conciencia ambiental y de cómo realizar acciones que mejoren la convivencia entre diversas especies que habitan el planeta, específicamente, en la cidad, el programa Manejo de Recursos Naturales (MARENA) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) llevó a cabo la charla “Arbolado Urbano: criterios para la selección de especies”.

Para Raymond Barboza Guzmán, funcionario de MARENA y encargado de exponer dicha temática, la arborización urbana es una ciencia reciente que se dedica al manejo, selección y cuido de las especies forestales que se utilizan en la ciudad. Estas pueden ser árboles, arbustos y palmas las cuales brindan diferentes beneficios a diversas especies, entre ellos, a los humanos.

“Los árboles tienen la función de purificar el aire por medio de la captura de dióxido de carbono y liberación de oxígeno, sirven como cortavientos, nos protegen del Sol, colaboran con el ciclo hidrológico, reducen la contaminación sonora y nos brindan salud mental por medio de sus tonalidades naturales y su belleza escénica. Además, el tener árboles en la ciudad colabora con la fauna silvestre, brindándoles alimento y refugio”, manifestó Barboza Guzmán.

Según el expositor, para realizar un buen manejo de arborización urbana es necesario seleccionar especies forestales adecuadas, en la medida de lo posible, especies nativas de la zona, a fin de colaborar con la fauna local.

Otro aspecto a considerar a la hora de realizar la siembra de especies forestales en la ciudad son las zonas o lugares donde se van a sembrar; si se trata de una zona de protección o borde de río, se deben utilizar especies nativas. Considerando la pendiente y la erosión del terreno, hay que utilizar arbusto y palmas que no generen mucho peso sobre el suelo ya degradado.

“En Parques urbanos, es importante evitar especies que posean auto-poda, que es la caída de ramas, las cuales pueden provocar un accidente. De igual manera no es aconsejable sembrar árboles tóxicos como el Narciso (Nerium oleander) cerca de áreas de juego de niños. Respecto a las calles y aceras, es importante utilizar especies arbustivas, de este modo no se dañarán o destruirán”, agregó Barboza Guzmán.

Para el experto, es importante planificar un adecuado programa de siembra, tomando en cuenta las fases lunares, siendo cuarto creciente el momento ideal para sembrar cuando ya han arrancado las lluvias y cuarto menguante el momento ideal para realizar podas.

Entre los beneficios más importantes que proveen los árboles en el ambiente urbano se pueden considerar los siguientes: control de contaminación, disipan la polución del aire, amortiguan los ruidos, protegen el agua, la fauna u otras plantas, controlan la luz solar y artificial, disipan los malos olores, ocultan vistas desagradables y controlan el tráfico peatonal y vehicular.

Otro de los beneficios es que con un buen manejo de arborización urbana se pueden proteger cuencas hidrográficas y cuerpos de agua, además de ofrecer un paisaje funcional con la arquitectura. Dicha actividad se llevó a cabo en conmemoración del Día del Árbol (Jueves 15 Junio).

Día del Árbol

Es un recordatorio sobre la necesidad de proteger las superficies arboladas y considerar el valor que tienen los árboles para la vida en la Tierra. En nuestro país, el árbol de Guanacaste fue declarado como el Árbol Nacional de Costa Rica, por Decreto No.7, el 31 de agosto de 1959, durante la administración del Licenciado Mario Echandi Jiménez.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}