Definirán perfil de estudiantes de primer ingreso

Resultados se presentarán en Congreso Internacional en octubre

 


 

La Comisión espera los resultados del estudio.Con el objetivo de formular líneas de acción apegadas a la realidad de la población estudiantil, tres universidades públicas esperan los resultados de un estudio que les permitirá, por primera vez, conocer los estilos de vida de los alumnos de primer ingreso.

    

Esta posibilidad se enmarca dentro del Diagnóstico Vida Saludable: Universidades Públicas Promotoras de la salud, impulsado este año por la Comisión sobre Construcción de Estilos de Vida Saludables en el Ámbito Universitario, de CONARE.

  

Olivey Badilla, de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, representa a la Universidad Estatal a Distancia (UNED) en esta comisión interuniversitaria que ha delegado la estrategia de investigación al Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO), de la Universidad Nacional (UNA).

  

Badilla comentó que bajo el objetivo de identificar y estratificar los estilos de vida de la población estudiantil universitaria, la comisión trabajó en la definición de los indicadores para el monitoreo y la evaluación sistemática en los tres ejes temáticos de la comisión: Sexualidad integral, Alimentación saludable y Desarrollo de habilidades para la vida, como factor protector ante las adicciones y la recreación como eje transversal.

  

Para definir el perfil del educando de primer ingreso en las instituciones de educación superior, la UNED aportó la información de 4.170 formularios aplicados en su periodo de matrícula del primer cuatrimestre de este año, del 18 al 23 de enero.

  

En la aplicación de este instrumento participaron todos los centros universitarios del país, siendo posible abarcar un 86% de la población total de nuevo ingreso en la UNED.

  

"En la estrategia de aplicación tuvimos la valiosa colaboración de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, la Dirección de Centros Universitarios y la Oficina de Registro, además del personal de los centros que con mucho esfuerzo nos ayudaron a crear las condiciones adecuadas para su aplicación", dijo Badilla.

  

Actualmente, el IDESPO se encuentra en la etapa de sistematización de la información recabada y se espera que en unos meses, sea posible conocer el perfil del estudiante de nuevo ingreso en las instituciones públicas del país.

  

En el diagnóstico participan además de la UNED, la UNA y el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR). La Universidad de Costa Rica (UCR) mantiene ya un estudio sobre el perfil de sus educandos.

  

Los resultados que arroje la investigación permitirán diagnosticar la situación de los estudiantes de primer ingreso en estas tres universidades públicas, en lo referente a los valores, intereses y hábitos relacionados con entornos de vida saludables.

  

Además, se podrá ejecutar la construcción de indicadores de proceso, de gestión y de evaluación para el establecimiento de estrategias y propuestas de intervención para lograr entornos universitarios saludables.

  

Badilla afirmó que estos resultados serán presentados durante el Congreso Internacional de Universidades Promotoras de la Salud, que albergará este país en el mes de octubre.

  

Este congreso se realiza cada dos años con el fin de reflexionar sobre el papel de las universidades en la promoción de la salud, en el marco de su compromiso social.

 
           
 

 Con el objetivo de formular líneas de acción apegadas a la realidad de la población estudiantil, tres universidades públicas esperan los resultados de un estudio que les permitirá, por primera vez, conocer los estilos de vida de los alumnos de primer ingreso.

 
 

La Comisión espera los resultados del estudio.

 
 
 

Esta posibilidad se enmarca dentro del Diagnóstico Vida Saludable: Universidades Públicas Promotoras de la salud, impulsado este año por la Comisión sobre Construcción de Estilos de Vida Saludables en el Ámbito Universitario, de CONARE.

 

Olivey Badilla, de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, representa a la Universidad Estatal a Distancia (UNED) en esta comisión interuniversitaria que ha delegado la estrategia de investigación al Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO), de la Universidad Nacional (UNA).

 

Badilla comentó que bajo el objetivo de identificar y estratificar los estilos de vida de la población estudiantil universitaria, la comisión trabajó en la definición de los indicadores para el monitoreo y la evaluación sistemática en los tres ejes temáticos de la comisión: Sexualidad integral, Alimentación saludable y Desarrollo de habilidades para la vida, como factor protector ante las  adicciones y la recreación como eje transversal.

 

Para definir el perfil del educando de primer ingreso en las instituciones de educación superior, la UNED aportó la información de 4.170 formularios aplicados en su periodo de matrícula del primer cuatrimestre de este año, del 18 al 23 de enero.

 

En la aplicación de este instrumento participaron todos los centros universitarios del país, siendo posible abarcar un 86% de la población total de nuevo ingreso en la UNED.

 

“En la estrategia de aplicación tuvimos la valiosa colaboración de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, la Dirección de Centros Universitarios y la Oficina de Registro, además del personal de los centros que con mucho esfuerzo nos ayudaron a crear las condiciones adecuadas para su aplicación”, dijo Badilla.

 

Actualmente, el IDESPO se encuentra en la etapa de sistematización de la información recabada y se espera que en unos meses, sea posible conocer el perfil del estudiante de nuevo ingreso en las instituciones públicas del país.

 

En el diagnóstico participan además de la UNED, la UNA y el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR). La Universidad de Costa Rica (UCR) mantiene ya un estudio sobre el perfil de sus educandos.

 

Los resultados que arroje la investigación permitirán diagnosticar la situación de los estudiantes de primer ingreso en estas tres universidades públicas, en lo referente a los valores, intereses y hábitos relacionados con entornos de vida saludables.

 

Además, se podrá ejecutar la construcción de indicadores de proceso, de  gestión y de evaluación para el establecimiento de estrategias y propuestas de intervención para lograr entornos universitarios saludables.

 

Badilla afirmó que estos resultados serán presentados durante el Congreso Internacional de Universidades Promotoras de la Salud, que albergará este país en el mes de octubre.

 

Este congreso se realiza cada dos años con el fin de reflexionar sobre el papel de las universidades en la promoción de la salud, en el marco de su compromiso social.