CITTED sirvió de plataforma para agricultura orgánica, cultura y ambiente

 

 

Cooperativas, asociaciones, grupos organizados, red de mujeres empresarias y artesanos fueron los protagonistas

 

 

 

Según los habitantes de la zona, desde que el CITTED se isntaló en La Perla, San Carlos, los pequeños productores y grupos organizados se sientes acompañados con sus diferentes proyectos.El 10 de mayo hombres y mujeres de la Región Huetar Norte se alistaban desde tempranas horas de la mañana para trasladarse hasta las instalaciones del Centro de Investigación, Transferencia Tecnológica y Educación para el Desarrollo (CITTED) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) en La Perla, San Carlos, con el propósito de participar en el "Tercer convivio de agricultura orgánica y medio ambiente".

    

Mochila en mano y maletas llenas de artículos artesanales, productos orgánicos, repostería, información turística, actos culturales, foros en temáticas ambientales, y deliciosos desayunos y almuerzos típicos de la región fueron los ingredientes principales de la actividad que reunió a más de 100 personas desde las 9:00 a.m.

 

A la cita también llegaron funcionarios de diferentes instituciones públicas y privadas para compartir experiencias con los protagonistas del convivio. Trascurrían las 10:30 a.m. y el sol se asomaba cada vez con más fuerza, sombrillas, toldos, mesas y manteles ya estaban acomodados para presentar a los visitantes sus mejores galas.

 

El ambiente se tornó cálido y alegre porque de fondo se escuchaban marimbas y una voz que le cantaba a las montañas y dedicaba sus mejores interpretaciones a los agricultores y las plantas, rescatando las raíces culturales e idiosincrasia de la Región Huetar Norte.

 

Mientras la gente caminaba por las instalaciones del centro observando los diferentes productos, de pronto alguien preguntó: ¿disculpe, qué es esto que tiene a la venta?, inmediatamente doña Cristina Berrocal, miembro del Grupo Ecológico Mujeres Abanico (GEMA) respondió amablemente: "son plantas medicinales, nosotras mismas las cultivamos y son buenas para cualquier malestar, principalmente los tés".

 

Una vez culminada la negociación de compra y venta, Cristina Berrocal explico que "la tarea de levantar esta pequeña empresa no ha sido fácil, pero gracias al esfuerzo y visión de 11 jefas de hogar de la comunidad de Abanico y mi persona, quien es de la comunidad de Z3, hoy tenemos una realidad diferente. Para nosotras es importante participar en estos convivios porque así podemos sacar adelante a nuestras familias. Sinceramente me gusta mucho compartir con otros grupos porque aprendemos de sus experiencias y así tenemos mayor relación con las otras comunidades".

 

Un sentimiento parecido expresaba Odilie Araya, integrante de la Red de Mujeres Rurales Sancarleñas, esta jefa de hogar contó a groso modo la experiencia de ser parte de un grupo de mujeres que lucha diariamente por llevar bienestar a sus hogares.

 

"Vine a participar como todas las demás mujeres, con el fin de promocionar el producto que fabrico, es una pequeña empresa de la cual me hago cargo y que gracias a estas actividades he dado a conocer mi producto. Yo hago chileritas con una receta muy cacera, gracias a Dios ha tenido muy buena aceptación y hoy la clientela está en aumento", dijo Araya.

  

"Al ver a tantas mujeres que vienen a promocionar sus productos me llena de alegría porque antes de empezar en esto creí que era solo yo, pero me equivoqué, ahora me doy cuenta que también hay otras jefas de hogar que hacen su mayor esfuerzo por salir adelante. Quiero agradecer a la UNED por todo el apoyo y a la Red de Mujeres Rurales Sancarleñas por darme la oportunidad de integrarme al grupo", expresó la mujer emprendedora.

 

Luego del pinto, tamales, gallos de papa, café y rosquillas del desayuno, la tarde inició con apetito voraz y los asistentes acudieron justo después de las 12:00 m.d. a los puestos de comida más cercanos. Uno de los visitantes se acercó a uno de esos puestos y preguntó: ¿qué hay de almuerzo?, en ese momento doña Lorena le dicto el menú, "tenemos picadillos, gallitos, arroz con pollo y todavía nos quedan los ricos tamales, ¿cuál le doy?", de manera jocosa en el cliente respondió: "regáleme 'arroz con siempre'. Luego de la primera cucharada el visitante solo dijo: 'mmm... que rico, está muy bueno, me va a tener que regalar otro'. Tampoco se quedaban atrás el arroz con leche, tamal asado, pan casero y el delicioso paty.

 

Para complementar la actividad y vincular a la academia con los agricultores, organizaciones, grupos de mujeres emprendedoras, artesanos de comunidades indígenas, miembros de cooperativas y asociaciones, el CITTED llevó a cabo dos charlas: "Los valores de la agricultura orgánica" y "Seguridad alimentaria", las exposiciones estuvieron a cargo de Jaime García, coordinador del Centro de Educación Ambiental (CEA) de la UNED y Patricia Sánchez, funcionaria de la Universidad de Costa Rica (UCR).

 

Por su parte, Elvis Cornejo, administrador del CITTED, indicó: "en esta oportunidad el centro sirve como plataforma y como espacio de intercambio de conocimientos entre grupos y personas emprendedoras. La tónica viene siendo la misma a los dos años anteriores pues la mayoría de estas agrupaciones no tienen donde promocionarse ni exponer sus productos, y la idea es que el centro promueva la articulación de proyectos de emprendedurismo entre comunidades".

 

Cabe mencionar que el CITTED tiene un rol fundamental dentro de la dinámica social, económica y ambiental de las comunidades aledañas, pero en general de la Región Huetar Norte, de manera que contribuya al desarrollo sostenible de forma integral y participativa, mediante el fortalecimiento de las capacidades locales. Los componentes de trabajo que tiene el centro se encuentran: agroforestería y manejo de cuencas, agroproducción, sociocultura, tecnología de información y comunicación, turismo y gestión ambiental.

 

Algunos los participantes que llegaron a la actividad fueron: Asociación de mujeres del muelle, Artesanos de San Carlos, Red de mujeres de Florencia, Pymes en Costa Rica, Asociación de mujeres Las Marianas, Asociación Cerro Cortez, entre otros.

 

Al ser las 5:00 p.m. el convivio llegó a su fin, las personas que llegaron desde tempranas horas de la mañana nuevamente alistaron maletas y con mochila en mano se iban retirando. Unos en automóviles, otros en busetas y más de uno a pie, pero todos con el ánimo de volver a sus hogares para ver a sus familias nuevamente y seguir luchando en busca de progreso, desarrollo y bienestar.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}