UNED propuso: “Construcción de culturas alternativas para el desarrollo local desde la educación”

Educación universal, educación popular, derecho a la educación, educación como servicio y educación comunitaria fueron algunos de los temas abordados

 


 

A partir de esta actividad se pretende generar una red de personas interesadas en ese campo para fortalecer la educación

 


 

Vicerrectoría Académica, Vicerrectoría de Investigación, ECE, Estudios Sociales y Cívica, y Cátedra de Investigación Educativa de la UNED trabajaron previo a la realización del I Encuentro Nacional. El Programa Licenciatura en Docencia de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) llevó a cabo el I Encuentro Nacional: "El aporte de la educación en la construcción de culturas alternativas para el desarrollo local", con el propósito de reflexionar y analizar el intercambio de propuestas acerca de las experiencias en educación popular y comunitaria, orientadas a la construcción de nuevas formas educativas.

    

Para ello, se convocó a representantes de diversos actores sociales y educativos como docentes, integrantes de las comunidades y miembros de organizaciones, quienes aportaron desde sus entornos algunas experiencias y conocimientos relacionados con la educación.

  

Para hablar del tema, el Programa de Licenciatura en Docencia invitó a los expositores, Gabriela Bonilla Pacheco, coordinadora Regional para la América Latina de la Internacionalización de la Educación; Ricardo Martínez, Oficial Nacional de Educación de la UNESCO para Centroamérica y Héctor Ferlini Salazar, director Ejecutivo de la Agenda Ciudadana por la Educación.

  

Para Bonilla Pacheco, los sindicatos son un gremio importante en el acompañamiento de la educación, a fin de velar por el cumplimiento los derechos fundamentales y universales de las personas, que es tener acceso a ella y de manera gratuita. Además, señaló que los intentos por defender la educación pública han sido muchos pero que a pesar de esa lucha en contra de las políticas neoliberales adoptadas por los gobiernos, específicamente latinoamericanos, los sindicatos han estado ausentes en los últimos 30 años.

  

"Como movimiento sindical tenemos muchas críticas de lo que se ha hecho y no se ha hecho en materia educativa. En ese sentido, hemos estado ausentes en las políticas educativas y por el contrario, otros actores como el Banco Mundial (BM) el Fondo Monetario Internacional (FMI) están definiendo lo que pasa en nuestras aulas. Recordemos lo que pasó en la década de los años 80 y 90, cuando el modelo neoliberal propuso la privatización de la educación, solo fue para aquellos que la podían pagar. Por eso, cuando hablamos de educación pública estamos hablando de un blindaje social que convierte el derecho a la educación en una herramienta, ojo, 'una herramienta´, no es la única, para construir la equidad de todos y todas más allá de quienes la puedan pagar o no", manifestó la experta.

  

"Para tener políticas educativas reales, estas tiene que nacer de fondos públicos y no de fondos externo porque compromete nuestra educación. Igualmente, tenemos que sacarnos de la cabeza lo que por años nos han hecho creer, que lo público es malo e ineficiente y que la educación se mide por la calidad, resultados, rankin académico y las pruebas de Pisa, utilizando lenguajes ajenos a la educación, y refiriéndose a ella de manera mercantilista", agregó.

  

"Para todo esto que mencioné tiene que haber una respuesta estatal, no da igual quien responda. Tenemos que combatir al modelo neoliberal, porque nos hace creer que nuestro trabajo pedagógico y educativo es un trabajo más y no es así, nuestro trabajo forma parte fundamental de las transformaciones educativas en las instituciones y nuestros estudiantes", finalizó Binilla Pacheco.

  

Por su parte, Ricardo Martínez, Oficial Nacional de la UNESCO para Centroamérica, indicó que existen seis objetivos fundamentales para alcanzar una verdadera transformación educativa: "el rendimiento académico en educación primaria; la educación primaria tiene que ser universal, es decir tiene que haber una escuela para todos; apostar por la educación de jóvenes y adultos, porque esa también es la base del progreso; disminuir las disparidades de género; la alfabetización y mejorar la calidad de la educación. A todo esto se la llama 'Educación para Todos´".

  

"Lo mencionado anteriormente está dentro de una agenda internacional, conformada por 155 países desde el año 2000 y que se ha comprometido a velar por la educación. Todos los países miembros estuvimos de acuerdo con estos seis puntos y que si no alcanzábamos ese objetivo, entonces no podíamos hablar de un progreso real de la educación. Ya han pasado 12 años y los resultados han sido positivos, especialmente en América Latina, que tiene como promedio regional de alfabetización entre 94% y 95%. Pero todavía hay que seguir mejorando, por ejemplo, en la educación media tenemos problemas de cobertura que oscila de 60% a 70%", expresó.

  

Finalmente, Martínez comentó que si bien es cierto que la educación pública es para todos, también es cierto que es responsabilidad de todos y en ese sentido no dejarle toda la responsabilidad a los gobiernos o entidades; sino que tiene que existir un trabajo colaborativo entre todos los actores, tanto sociales como institucionales.

  

Dicho encuentro nacional puso en mesa de debate tres ejes temáticos: La educación comunitaria para el fortalecimiento de culturas alternativas; Una mirada educativa hacia las comunidades: aportes para una práctica alternativa de la profesión docente y El componente educativo para la construcción de formas alternativas de economía solidaria.

  

Según Ilse Gutiérrez, encargada del Programa Licenciatura en Docencia, la idea es que a partir de este encuentro se logre conformar y consolidar una red, que contribuya con la construcción de una educación inclusiva, donde no solo se encuentre la parte académica sino que participen todas aquellas personas, entidades, organizaciones, gremios y grupos organizados interesados en la temática educativa a que aporten sus conocimientos y experiencias para lograr un fin común, que es mejorar la educación nacional.

  

Por otra parte, Katya Calderón, vicerrectora Académica, señaló que la UNED siempre va a estar con sus puertas abiertas para apoyar este tipo de iniciativas, las cuales son fundamentales para la construcción y transformación de Costa Rica.

  

"La historia de nuestro país es diferente al de otras naciones porque este pueblo lo han construido educadores, que a base de esfuerzo y de visión educativa nos entregaron sus mejores trabajos. Sin embargo, desde hace una décadas nos hemos hecho para atrás y en este momento estamos viviendo de los réditos. Es hora de dar un paso al frente y retomar lo que nuestros antepasados empezaron a construir", comentó Calderón.

  

"Hay concepto que para mí si tiene que quedar claro. Casi siempre se ha dicho que la educación es un derecho y no un servicio y que esa palabra ideológicamente está mal empleada; pero Costa Rica hace mucho que sabe que la educación es un derecho y nosotros luchamos por eso; lo que no se nos tiene que olvidar es que la educación también es un servicio, porque nos servimos unos a otros y es justamente del servicio de donde realmente tiene significado nuestra vocación de ser educadores", concluyó.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}