Docentes de Costa Rica y España intercambiaron experiencias en aprendizaje colaborativo y evaluación por competencias

UNED y Universidad de Salamanca desean concretar alianzas estratégicas para desarrollar trabajos conjuntos

 

"Incorporación de las nuevas tecnologías en la educación es una excelente herramienta para el aprendizaje, pero esta tiene que ser sostenible", Anaísa Rodríguez, docente de la Universidad de Salamanca

 

Docentes de la Universidad de Salamanca llegaron a Costa Rica para intercambiar experiencias con el personal de la Escuela de Ciencias de la Educación (ECE) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) en materia de aprendizaje colaborativo, evaluación por competencias y el uso de las tecnologías en la enseñanza primaria y secundaria.

 

Concepción Pedrero Muñoz, Blanca García Riaza y Anaísa Rodríguez, fueron las especialistas que llegaron en representación de la Universidad de Salamanca. Según las expertas, España ha incorporado en sus prácticas educativas a las nuevas tecnologías, con el fin de mejorar sus procesos educativos. Asimismo, destacaron que para mejorar el aprendizaje de los estudiantes, es importante trabajar con metodologías que aborden la evaluación por competencias y el aprendizaje colaborativo, a fin de hacerla más dinámica e interactiva.

 

Respecto a Costa Rica, las profesionales en educación expresaron que durante el mes de estadía (mayo-junio) pudieron observar que en el país centroamericano existen procesos similares al del país Ibérico, incluso, en algunas áreas como Informática Educativa y Educación Especial Costa Rica les lleva ventaja, principalmente, con los grupos de apoyo tecnológico y de investigación, los cuales hacen que el desarrollo educativo sea más acertado.

 

Lady Meléndez Rodríguez, encargada del programa de Educación Especial, expresó: "las profesionales que nos visitaron son doctoras en educación y se desempeñan en áreas como Educación Artística, Didáctica General y Filología Inglesa. Lo que ellas tienen en común es que trabajan en investigación abracando temáticas como la educación inclusiva y el trabajo colaborativo mediante e-learning. Viendo los intereses de las profesoras y que estas se relacionaban con las carreras de Informática Educativa y Educación Especial de la UNED, decidimos contactarlas para que hagan una pasantía y nos compartan sus experiencias".

 

"La pasantía que realizaron las profesoras de Salamanca también fueron de interés para la Fundación Omar Dengo (FOD) y la Escuela de Formación Docente de la UCR, con quienes nos unimos para llevar a cabo diversas actividades, entre ellas: coloquios, videoconferencia, talleres, reuniones y otra serie de actividades, las cuales se socializaron con los tutores, egresados, estudiantes y con los encargados de cátedra y programa de las diversas carreras universitarias. Calculamos que se ha logrado impactar a unas 500 personas, esto sin contar con las que participaron mediante el sistema de videoconferencia desde países como México, Argentina y República Dominicana, entre otros.

 

Para Concepción Pedrero Muñoz, vicedecana de la Facultad de Educación y Turismo, del campus de Ávila de la Universidad de Salamanca, aunque Costa Rica y España estén ubicadas en distintos continentes, estos tienen muchas cosas en común en cuanto a los problemas educativos que presenta cada nación.

 

"Para solucionar esos inconvenientes debemos de trabajar cooperativamente y colaborativamente entre países, primero porque a veces podemos estar haciendo cosas parecidas y no nos damos cuenta, en ese sentido, es mejor trabajar de manera conjunta para tener mejores resultados", indicó Pedrero Muñoz.

 

"Yo creo que Costa Rica lo está haciendo fenomenal pues lo que he visto hasta el momento me ha llenado de muchas emociones porque ver a alumnos que viven en lugares alejados, donde la ciudad se acaba, y verlos utilizando las nuevas tecnologías es algo muy gratificante. En el caso de la UNED, me parece maravilloso lo que hace el Programa de Informática Educativa pues este cuenta con un equipo de trabajo bien estructurado que acompaña al docente y les da las herramientas para trabajar; en España no tenemos esas cosas, sino que uno mismo tiene que prepararse sus materiales para brindar la clase, pues aquí no, por el contrario, ya tienen estructurado un trabajo colaborativo", concluyó Pedrero Muñoz.

 

Por su parte, Blanca García Riaza, profesora en la Universidad de Salamanca, de la Facultad de Educación y Turismo y encargada del Didáctica General del Inglés, afirmó que las nuevas tecnologías incorporadas a la educación facilitan el trabajo colaborativo y la inclusión educativa.

 

Algunas de las ventajas del aprendizaje colaborativo que destacó García Riaza son: estimular habilidades personales, disminuir los sentimientos de aislamiento, favorecer los sentimientos de auto-eficiencia y propiciar, a partir de la participación individual, la responsabilidad compartida por los resultados del grupo.

 

Asimismo, dijo que en relación con el conocimiento, el trabajo colaborativo permite el logro de objetivos que son cualitativamente más ricos en contenidos asegurando la calidad y exactitud en las ideas y soluciones planteadas. Otra ventaja del aprendizaje colaborativo es que propicia en el alumno la generación de conocimiento, debido a que se ve involucrado en el desarrollo de investigaciones, en donde su aportación es muy valiosa al no permanecer como un ente pasivo que solo capta información.

 

Finalmente, Anaísa Rodríguez, subdirectora de Docencia Práctica y Difusión de Programas Docentes de la Universidad de Salamanca, afirmó: "tan importante es trabajar con las tecnologías para el proceso de enseñanza aprendizaje como la sostenibilidad de las mismas".

 

"En ese sentido, la incorporación de las nuevas tecnologías en la educación es una excelente herramienta para el aprendizaje, pero esta tiene que ser sostenible y renovable ha sido un tanto difícil mantener la propuesta que surgió con grandes expectativas", manifestó Rodríguez.

 

"Otro aspecto a tomar en cuenta es que los maestros y maestras deben de capacitarse antes de que las escuelas reciban el equipo tecnológico, pues muchas veces se compran los equipos, pero el personal no está capacitado para utilizarlo. Por ejemplo, respecto al aprendizaje por competencias y el apoyo que esta puede recibir de acuerdo al uso efectivo de las tecnologías, nos puede dar como resultado un avance significativo o el desperdicio de las herramientas. Es por eso que tanto los docentes como los estudiantes deben a aprender a utilizarla", afirmó Rodríguez.

 

Según la experta, el aprendizaje por competencias se refiere a los conocimientos, habilidades, y destrezas que desarrolla una persona para comprender, transformar y practicar en el mundo en el que se desenvuelve.

 

Asimismo, es importante mencionar que la UNED viene trabajando en el tema de aprendizaje por competencias desde el 2010, donde el Programa de Apoyo Curricular y Evaluación de los Aprendizajes (PACE) de la UNED junto a la carrera de Educación Especial e Ingeniería Informática iniciaron con un plan piloto. En esa ocasión, Manuel Poblete, experto en educación de aprendizaje por competencia de la Universidad de DEUSTO, España fue quien compartió sus experiencias.

 

Según la definición de la Universidad de DEUSTO, el aprendizaje basado en competencias es el buen desempeño en contextos diversos y auténticos, basados en la integración y activación de conocimientos, normas, técnicas, procedimientos, habilidades y destrezas, actitudes y valores.

 

Spencer y Spencer (1993) considera que es Una característica subyacente de un individuo, que está causalmente relacionada con un rendimiento efectivo o superior en una situación o trabajo, definidos en términos de un criterio (p.9).

 

Rodríguez y Feliú (1996) la define como Conjuntos de conocimientos, habilidades, disposiciones y conductas que posee una persona, que le permitan la realización exitosa de una actividad.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}