TRES DEPENDENCIAS SE UNEN EN PRO DE LA CALIDAD DE LOS CURSOS EN LÍNEA

CECED, PACE y PAL

 

Aproximadamente 10 mil estudiantes los utilizan por cuatrimestre

 

Los docentes compartieron sus experiencias y buenas prácticas con sus colegas. Establecer espacios de reflexión e interacción sobre el uso de entornos virtuales para la enseñanza y el aprendizaje fue el objetivo del II Seminario-Taller: Aprendizaje en línea, diseño y mediación, organizado por el Centro de Capacitación en Educación a Distancia (CECED), el Programa de Apoyo Curricular y Evaluación de los Aprendizajes (PACE) y el Programa de Aprendizaje en Línea (PAL).

 

Dicha actividad surgió tras una solicitud que la Vicerrectoría Académica realizó a dichas instancias con el fin de que sus especialistas compartieran sus conocimientos y buenas prácticas con los tutores, encargados de cátedra y programa. “Del año 2007 al 2009 vamos con un 20% de crecimiento anual. Este año tenemos un promedio de 190 cursos cada cuatrimestre con componentes virtuales, ya sean parciales o totales.

   

Aproximadamente son 10mil estudiantes que cada cuatrimestre entran a los entornos en línea”, expresó Ileana Salas, coordinadora del PAL. “Usar una plataforma empleando la tecnología es la parte más fácil, saberlo hacer con calidad es la parte donde tenemos que trabajar”, añadió. Salas también comentó que actividades como esta hacen reflexionar a los tutores sobre lo que están realizando en su ejercicio docente y los lleva a comprometerse con un cambio en sus paradigmas.

 

Por su parte Ana Cristina Umaña, coordinadora del PASE, expresó: “todo este proceso implica una sistematización de experiencias, para que los cursos que se diseñen en línea sean de calidad, con una adecuada mediación, de manera tal que el estudiante tenga una herramienta innovadora que le permita una mejora en el proceso de enseñanza-aprendizaje y alternativas en lo que es la evaluación de los aprendizajes, con lo cual tratamos de romper el paradigma tradicional de evaluación meramente por examen y memorística”.

 

“Entonces sí demanda para la Universidad un cambio importante y a los estudiantes una apertura para dar respuesta a lo que plantea el modelo pedagógico de generar un estudiante crítico y reflexivo considerando las características de su contexto”, agregó. Actualmente la Universidad dispone de un programa de capacitación dirigido a los docentes que van a desarrollar cursos en línea. Estos profesionales tienen la obligación de realizar el taller operativo de la plataforma que utilizará, como Moodle y WebCT, y el curso de Enseñar y Aprender en Entornos Virtuales. Adicional a estas capacitaciones se ofrecen diversos talleres sobre diferentes temáticas, siempre vinculadas al ámbito virtual, los cuales no son de carácter obligatorio. Factores como brecha digital, resistencia al cambio, acceso a Internet, habilidades de los docentes y competencias de los estudiantes, son algunos de los principales elementos que limitan el desarrollo de cursos virtuales.{jcomments on}