Plan de acción presentado por las Universidades Públicas fortalecerá la calidad de la educación, en primaria y secundaria

Por: CONARE

9 de setiembre del 2019. Este lunes, el Consejo Nacional de Rectores (CONARE) y las universidades estatales presentaron un plan de acción, con el fin de dar respuesta a algunos de los desafíos esenciales del sistema educativo, en etapas previas a la universitaria.

El estudio titulado: “Desafíos de la educación en Costa Rica y los aportes de las universidades públicas”, realizado por CONARE, se basa en el análisis de los siete Informes del Estado de la Educación. Registra los retos y las propuestas que apuntan a soltar nudos y remover trabas para el progreso de la educación, uniendo esfuerzos entre las universidades estatales y el Ministerio de Educación Pública (MEP).

El documento abarca temas relacionados con: las políticas docentes, el acceso, los ambientes de aprendizaje y la infraestructura y la gestión del sistema educativo. Se proponen acciones específicas que las universidades, en virtud de sus competencias y capacidades, pueden apoyar o implementar.

Cabe destacar que algunas de estas acciones serán parte de la agenda de cooperación 2020, entre el CONARE y el Gobierno de la República.

Para iniciar la ejecución del plan, se cuenta con un grupo conformado por los decanos y las decanas de las universidades públicas y las autoridades del MEP, quienes desde antes trabajan en la articulación para poner en marcha el plan.

Asimismo, con el propósito de lograr un mayor alcance e impacto positivo, se proponen alianzas con otras instituciones relacionadas con la educación, como por ejemplo: el Sistema Nacional de Acreditaciones (SINAES), la Unidad de Rectores de las Universidades Privadas de Costa Rica (UNIRE) y el Consejo Nacional de Enseñanza Superior Privada (CONESUP), con el fin de avanzar en la acreditación de las carreras, en particular las carreras de educación y mejorar la formación de docentes en los centros universitarios.

En el país de 10.000 docentes que se gradúan por año, 7.000 diplomas fueron otorgados por las universidades privadas, lo que evidencia la necesidad de establecer un trabajo conjunto, articulado con las instituciones de educación superior privada.

Acciones para el fortalecimiento de la educación
Entre las acciones planteadas por las universidades estatales, relacionadas con las políticas docentes, se encuentran: contribuir a elaborar un marco nacional de cualificación docente, colaborar en la formulación de los perfiles docentes que el Ministerio de Educación Pública requiere contratar, diseñar pruebas de idoneidad docente para aplicación por parte del Servicio Civil, apoyar al MEP en la elaboración de instrumentos para fortalecer la evaluación formativa, formar docentes para atender la expansión de colegios técnicos, formar docentes para atender la oferta de preescolar en zonas vulnerables y crear un programa de mentores universitarios para apoyar a los docentes en las aulas.

En relación con los ambientes de aprendizaje y la infraestructura se propone: realizar un censo nacional de infraestructura educativa, definir los estándares de calidad para la infraestructura educativa, crear un fondo de investigaciones de aula y de seguimiento a la reforma curricular, diseñar un programa nacional de apropiación de resultados de las pruebas PISA y FARO por los docentes.

Con respecto a la gestión del sistema educativo se establece: apoyar al MEP en el diseño y aplicación del expediente del estudiante, implementar programas de formación continua para directores, supervisores y juntas de educación, fortalecer mecanismos de información sobre oferta y desempeño de la educación superior, ayudar a establecer un foro nacional permanente de políticas y calidad de la educación superior y elaborar escenarios prospectivos sobre la educación costarricense.

La iniciativa surge en el seno de la academia y responde a una solicitud del Presidente de la República, Carlos Alvarado y el anterior Ministro de Educación, Edgar Mora; realizada a los rectores, con el objetivo de hacer una propuesta, que contribuya a superar algunos de los desafíos que enfrenta el sistema educativo nacional. La iniciativa fue acogida y apoyada por la actual Ministra de Educación, Giselle Cruz.

En un acto formal, las universidades estatales presentaron el plan. Contaron con la presencia del Presidente de la República, la Ministra de Educación Pública, viceministros de Educación, representantes de Gobierno y Asamblea Legislativa, autoridades del sistema de educación superior público y privado, entre otros.