Rectores ticos y nicas exhortan a ambos gobiernos a retomar diálogo bilateral

 

LosLos rectores coinciden en que, a pesar de las diferencias que existen entre ambos países, se deben ejecutar acciones que beneficien a los habitantes de la región fronteriza. rectores de las universidades públicas de Costa Rica y Nicaragua desarrollaron, durante tres días, un proceso de reflexión y diálogo, que tuvo como objetivo coadyuvar a que el conflicto fronterizo entre ambas naciones se termine.

   


Ellos reflexionaron acerca de las necesidades y aspiraciones de los habitantes de los pueblos ubicados en ambas márgenes del río San Juan y coincidieron en que el interés por preservar el ambiente, el desarrollo social y cultural de las personas, trasciende las fronteras políticas.

En congruencia con la Declaración de Educación Superior del 2009, emitida en París, Francia, la cual versa que las universidades están llamadas a constituirse en elementos fundamentales para el avance social, la generación y distribución de la riqueza, la cohesión social, la lucha contra la pobreza y la promoción de una cultura de paz, entre otras. Los jerarcas de las universidades de Costa Rica y Nicaragua se dispusieron al diálogo y al trabajo conjunto.

 

Para Luis Guillermo Carpio, rector de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y presidente del Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA), los alcances durante esta jornada de trabajo demuestran la capacidad de trabajar en conjunto, que a pesar de los conflictos se pueden unir esfuerzos para lograr el desarrollo de la zona fronteriza y que se deben buscar puntos de encuentro, más que puntos de diferencia.

Las autoridades académicas de ambos países destacaron que reconocen tanto la soberanía de Nicaragua sobre del río San Juan como la de Costa Rica sobre isla Calero e hicieron una vehemente exhortación a los gobiernos a retomar, de manera urgente, el diálogo bilateral.

Ese diálogo, aseguraron, debe permitir restablecer la confianza y la armonía entre los pueblos, construir juntos una agenda de trabajo de interés común para ambas naciones y trabajar en resolver los problemas ecológicos, sociales, económicos y de soberanía con una perspectiva de corto, mediano y largo plazo.

“Los diferentes actores de la sociedad y el Estado deben sumar voluntades y capacidades para el desarrollo integral y la unidad de nuestros pueblos”, dijo Yamileth González, rectora de la Universidad de Costa Rica (UCR) y presidenta del Consejo Nacional de Rectores (CONARE), en nombre de los jerarcas académicos.

También, hicieron un llamado a los medios de comunicación, a los sectores sociales y a los organismos internacionales a luchar por promover una cultura de paz, la cohesión social, el respeto y la armonía entre los habitantes de ambos países. Asimismo, a evitar un manejo exacerbado de las diferencias.

Por otra parte, asumieron el compromiso de elaborar e implementar  un plan especial de cooperación interuniversitaria y el intercambio para el desarrollo de ambos países y en particular para el desarrollo de la zona fronteriza, sobre la base de acciones conjuntas que se han ejecutado con antelación y que ahora pretenden fortalecer.

Dicho plan comprendería acciones tendientes a coadyuvar al fortalecimiento de la zona, entre otros, en turismo, desarrollo educativo, ambiente y seguridad alimentaria, desde la visión de desarrollo que tengan sus habitantes.

El rector de la UNED aseguró que como primera acción del plan se organizarán, en el corto plazo, actividades de intercambio cultural entre estudiantes de universidades costarricenses y nicaragüenses.  

En relación con dicho plan, Telémaco Talavera, rector de la Universidad Nacional Agraria de Nicaragua (UNA) y presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), aseguró que seguirán trabajando en conjunto para fortalecer las capacidades de los sectores fronterizos.

“Costa Rica y Nicaragua tienen muchos intereses en común, nosotros reconocemos el aporte que nuestros compatriotas han dado a este país. A la vez reconocemos la hospitalidad y la oportunidad que les ha brindado para progresar”, afirmó Talavera.

Concluyó: “reafirmamos, nuestro compromiso con nuestros pueblos costarricenses y nicaragüenses, mediante el diálogo franco, abierto y respetuoso; además, con las acciones concretas que vamos a desarrollar”.

En este encuentro participaron por Costa Rica, Yamileth González, rectora de la Universidad de Costa Rica (UCR) y presidenta del Consejo Nacional de Rectores (CONARE); Sandra León, rectora de la Universidad Nacional (UNA) y Luis Guillermo Carpio, rector de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

Las universidades nicaragüenses estuvieron representadas por Telémaco Talavera, rector de la Universidad Nacional Agraria de Nicaragua (UNA) y presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU); Gustavo Castro, rector de la Blufields Indian and Caribbean University (BCIU); Róger Gurdián, rector de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León); Alta Hooker, rectora de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN) y Jaime López, secretario general de la UNAN-Managua, de Nicaragua.

Los universitarios consideran que tienen la responsabilidad de avocarse a encontrar salidas que promuevan un mayor bienestar para los pueblos.  Igualmente, sostienen que todas las instituciones de ambos países, así como sus habitantes, deben evitar cualquier tipo de confrontación y por el contrario, deben hacer uso de los mecanismos de derecho internacional diseñados para resolver diferencias limítrofes entre países.

Los detalles del encuentro que sostuvieron los académicos, en tierras costarricenses y nicaragüenses, fueron dados a conocer, mediante conferencia de prensa realizada en las instalaciones del CONARE.{jcomments on}