Latinoamérica discutió acerca de políticas de género en la administración y justicia

Mediante la plataforma tecnológica de la UNED se enlazaron más de 50 salas en América Latina.Costa Rica, Colombia, República Dominicana, Guatemala, México, Honduras, Panamá y otros países latinoamericanos analizaron políticas de género y se comprometieron a mejorar sus acciones para que exista mayor equidad de los derechos entre hombres y mujeres. La actividad se realizó por medio de la Cátedra Virtual Justicia y Género de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

    

Promover un cambio social, contar con políticas que guíen acciones en favor de los derechos de las mujeres, sensibilizar a funcionarios judiciales y sociedad en general fueron algunos de los temas que discutieron mediante el sistema de videoconferencia de la universidad.

  

Eglis Esmurdoc, de la Corte Suprema de Justicia de República Dominicana, fue quién dictó la conferencia. La magistrada manifestó que la importancia de una política de género en la administración de justicia es fundamental para cambiar conceptos y costumbres que han sido por años el problema de una sociedad que hasta ahora trata de velar por los derechos de las mujeres, pero que los esfuerzos que se realizan todavía no son suficientes.

  

"Una política en sentido general se constituye por una serie de pautas o directrices que se arrutan como referentes a seguir en el accionar de una institución o gobierno, esto con el propósito de crear y contar con verdaderas políticas que ayuden a mejorar nuestra sociedad. Por eso, en el sector judicial se trata de hacer cambios para que las mujeres puedan exigir derechos que les pertenecen, como a vivir una vida sin violencia y a que estén informadas de cuáles son las leyes que las protegen, de manera que se sientan acompañadas por la justicia".

  

"En materia de igualdad, las instancias judiciales deben priorizar estrategias que vayan cerrando las brechas entre mujeres y hombres para el lograr un desarrollo nacional cada vez más equitativo, que sea inclusivo con sus intereses, necesidades y valores, que sirvan a la dimensión colectiva y social del derecho. Para ello se necesitarán instancias que monitoreen el cumplimento constante del órgano judicial de los compromisos asumidos en el ámbito nacional e internacional, y de las acciones que se incluyan en la política de la igualdad de género. De esta manera podremos tener a futuro una sociedad justa y equitativa para hombres y mujeres", declaró Esmurdoc.

  

Desde que se creó el Instituto de Estudios de Género de la UNED el 4 de noviembre del 2009, se han venido realizando videoconferencias con el propósito de crear una red Iberoamericana de género. Según el instituto, las universidades tienen especial responsabilidad en el impulso de una educación no discriminatoria y no sexista que combata los estereotipos y las desigualdades de género, permitiendo así, que tanto hombres como mujeres, se desarrollen plenamente y participen en igualdad de derechos en la construcción de una sociedad más justa.

  

Por su parte, Lilia Mónica López Benítez, magistrada de la Secretaria Ejecutiva de Vigilancia, Información y Evaluación de México, declaró: "en el ámbito de la justicia, destaca la señora jueza Eglis Esmurdoc, la necesidad de concientizar a las mujeres para que exijan sus derechos y tengan un verdadero acceso a la justicia y vivan una vida sin violencia. Pero para lograrlo, es necesario que cada país haga del conocimiento de las mujeres la legislación que las protege, por eso tenemos que hacer planeaciones horizontal y transversal que diagnostique oportunidades al interior de las naciones para incluir la perspectiva de género en el diseño, ejecución, monitoreo y evaluación, para así encontrar soluciones efectivas".

  

Según las magistradas, aún falta mucho para que exista una verdadera política que ampare a las mujeres y les brinde la protección y garantía de sus derechos, pues resaltaron que a pesar de contar con políticas un poco más fuertes, todavía existe la brecha entre ambos géneros. Esta actividad que fue organizada por el Instituto de Estudios de Género de la UNED, el Programa Mujer, Justicia y Género del ILANUD, y la Fundación Justicia y Género; además, se enlazaron de manera simultánea más de 50 salas de videoconferencias, esto gracias a la plataforma tecnológica que brinda el departamento de Videoconferencia y Audiografía (VAU) de la Universidad.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}