Crimen organizado se discutió en la UNED

De izq. a der. Verny Zúñiga, encargado de la Cátedra de Criminología, Olman Díaz, vicerrector académico, Luis Guillermo Carpio, rector de la UNED y Danilo Lugo, miembro de InterAmerican International Affair. Con el objetivo de crear espacios de discusión acerca de justicia criminal y la prevención sobre la violación de la ley, la Cátedra de Criminología de la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades (ECSH) con la colaboración de la Dirección de Extensión Universitaria llevó a cabo el Foro-Simposio Internacional, “Crimen organizado: perspectivas nacionales e internacionales desde el ámbito criminológico”.

   



Para ello, se invitaron a expertos nacionales e internacionales quienes abordaron temas de interés público como La labor de la Fiscalía en Costa Rica; Delincuencia y violencia juvenil en Costa Rica; Fraude, corrupción y lavado de dinero en la construcción e infraestructura mundial y Seminario técnico analítico: perfiles criminales y técnicas de prevención, entre otros.
“Crimen organizado: perspectivas nacionales e internacionales desde el ámbito criminológico” se realizó gracias al convenio internacional de la UNED con United InterAmerican Community Affairs.

Luis Guillermo Carpio Malavasi, rector de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), dijo: “Podemos ser un país de alternativas de desarrollo y prosperidad, podemos seguir pensando que de aquí pueden salir muchas ideas, no solo para nosotros; sino para el resto del mundo, de cómo enfrentar la problemática social desde una perspectiva de paz, de compromiso y también de prevención, que es la parte que nosotros como universidad queremos desarrollar. La UNED es una institución que abre sus puertas a todos los problemas sociales de Costa Rica, es por eso que hoy más que nunca tenemos que crear conciencia para frenar el  crimen organizado”.

“Como persona me siento amenazado por el crimen, como persona y padre de familia me siento impotente de que hacer y cómo combatir esto que tanto ha calado en lo más profundo de nuestra sociedad, y como ciudadano espero respuestas de quienes toman bandera para combatir asuntos como estos. Pero también sé que el crimen organizado no es un problema de algunos, es un problema de todos y como rector de la UNED me siento comprometido con esta temática, me siento comprometido porque creo en la educación, porque si hay algo que defendemos los académicos es que un país sin salud y sin educación, es un país que no puede pensar en desarrollo, y hoy quiero sumarle a esa preocupación la atención al crimen, porque si no hay atención al crimen no puede haber paz social y si no hay paz social el país no se puede pensar en desarrollo”, añadió,  Carpio Malavasi.

En relación con este mal social, los diputados de la Asamblea Legislativa aprobaron el año pasado la Ley contra la Delincuencia Organizada, algunos de los aspectos más importantes de esta ley es la creación de una plataforma de información policial; la ampliación de plazos para investigar delitos; levantamiento del secreto bancario; disposición previa de bienes; control y fiscalización de las inversiones; procedimientos especiales con plazos más alargados para poder investigar los grupos mafiosos y también se incluyen delitos como los patrimoniales, entre ellos los robos de vehículos, bajonazos, etc.

Otro de los aspectos importantes que dicta la Ley son el delitos de explotación sexual en todas sus manifestaciones; todos los delitos contra la corrupción en la función pública; el tráfico de personas, de menores de edad para adopción; secuestro extorsivo o toma de rehenes; la fabricación o producción de pornografía; enriquecimiento ilícito y los casos de cohecho.

Según Danilo Lugo, director de la división U.S. InterAmerican International Affair, las organizaciones criminales buscan los países más vulnerables para poder atacar y apoderarse de la región, pues para ello, asegura que los delincuentes cuentan con una serie de mecanismos sofisticados que les permiten estudiar toda la estructura política, económica, militar y de investigación policial de un país antes de establecerse y perpetrar sus acciones.

“Me siento muy honrado de estar en este país maravilloso, agradezco mucho a la UNED y a la presidencia del país, porque tiene una política de apertura hacia la prevención y educación sobre la ley y el combate del crimen internacional organizado. Me impresioné mucho cuando me enteré de que este país está invirtiendo una gran cantidad de dinero para hacer más amplio el sistema penal y crear más espacios carcelarios. Eso me dio tristeza, porque en lugar de decir que vamos a construir más aulas para tener más niños, aquí se piensa en construir más cárceles, eso quiere decir que Costa Rica está afectada por el crimen”, dijo Lugo.

“A una de las cosas que le tiene más miedo el criminal son a las leyes más severas, hago un llamado a los jueces, quienes son los que imparten las sentencias a que no le tengan miedo a los criminales a aplicar sentencias duras y severas, no se arrodillen ante el crimen organizado. Espero que este foro sirva de puente para la integralidad y la lucha en conjunto, solos no podemos hacerlo. Tenemos que entender que este no es una responsabilidad del poder judicial, no es una responsabilidad de un gobierno ni que es responsabilidad de algunas personas, sino que es responsabilidad de todos los ciudadanos”, recalcó.

Por su parte, Verny Zúñiga Cabalceta, encargado de la Cátedra de Criminología, expresó que la Universidad es la institución pionera en la formación de profesionales en criminología a nivel superior de bachillerato y maestría, así como en diplomados en ciencias policiales.

“Los académicos debemos estar preparados e incluir en nuestros cursos, temáticas relacionadas al acontecer nacional e internacional, apoyando iniciativas como este foro simposio, pues de esta manera fortaleceremos nuestra democracia y así no seamos tan frágiles ni vulnerables frente a las amenazas de organizaciones criminales”, manifestó Zúñiga Cabalceta.

A la actividad asistieron funcionarios del Poder Judicial, Oficina de protección de  víctimas y testigos del Ministerio Público, el Instituto Costarricense contra Drogas (ICD), funcionarios del Ministerio de Justicia, funcionarios del Ministerio de Seguridad Pública, estudiantes universitarios, educadores, psicólogos, funcionarios de Instituto Costarricense de Electricidad, entidades bancarias, miembros de la Municipalidad de Santa Cruz, funcionarios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), entro otros.

También estuvieron presentes los miembros de la (ANCRIP), Asociación Nacional de Criminalística de Panamá y funcionarios del Instituto de Investigaciones Forenses de Panamá.