Docentes conocieron más sobre la importancia del juego en el proceso de aprendizaje

Organizado por la ECE con el apoyo de la FEUNED y el COLYPRO

En el encuentro también hubo venta de productos educativos para niños en edad pre escolar.El pasado 18 de junio alrededor de 150 personas asistieron al primer Encuentro Nacional de Preescolar denominado “La actividad lúdica, espacio para construir conocimiento”.

   


El Encuentro, organizado por la Escuela de Ciencias de la Educación (ECE), fue un espacio donde los profesionales conocieron los aspectos más importantes de la actividad lúdica en el desarrollo intelectual, emocional, social y motor de los niños menores de seis años de edad.
Según Unfried (2008), la actividad lúdica es un modo de vivir e interactuar con los otros en espacios cotidianos que produzcan disfrute , gozo y alegría por medio de actividades simbólicas e imaginarias tales como el juego, el arte, la literatura, el movimiento, el sentido del humor y el afecto entre otros.

Para Rosa María Hidalgo, encargada del Programa de Preescolar, “el juego no solo es diversión, es estímulo y fuente de aprendizaje que favorece en los niños y niñas el desarrollo de capacidades, conocimientos, actitudes y habilidades cognitivas y sociales”.

“Es necesario que los docentes veamos en el juego una forma de aprendizaje magnífica y no una pérdida de tiempo. La etapa de cero a seis años es el periodo en que el infante aprende de la manera más significativa todo aquello que adquiere mediante sus experiencias lúdicas. El juego brinda a los niños oportunidades para atender y entender el mundo”, aseguró.   

“El juego ha de considerarse una estrategia maravillosa, es el medio que la persona utiliza desde su nacimiento para construir conocimiento. Es evidente que, gracias al juego, el niño y la niña no solo se divierten, sino que también se abren las puertas para crear su mundo y imaginar, socializar y, sobre todo,  afianzar el proceso de aprender”, finalizó Hidalgo.

Por su parte, Luis Guillermo Carpio, rector de la UNED, afirmó: “Considero que Costa Rica es lo que es por la educación. Es lo que es por nuestros maestros, profesores y por el pensamiento que tuvieron aquellas personas en el pasado y que hoy algunos están dejando de pensarlo en el presente. Es por eso que tenemos que seguirle apostando a esto”.

“La vida, al final de cuentas, es un juego, pero lo que tenemos que hacer es aprender a jugarlo y con las actividades lúdicas que los maestros pueden provocar en esos niños y niñas, pueden garantizarle a este país mejores personas para que jueguen mejor la vida en función de sus semejantes”, concluyó el Rector.  

Para que los participantes obtengan el certificado de aprovechamiento deben cumplir, además de las ocho horas de participación en el Encuentro, con la realización de una investigación bibliográfica sobre una actividad lúdica, elaborar y ejecutar una propuesta de taller dirigido a padres y niños y presentar reporte con los datos relevantes del  taller propuesto.

Colaboraron en la realización de esta actividad la Federación de Estudiantes de la UNED (FEUNED) y el Colegio de Licenciados y Profesores en Letras, Filosofía, Ciencias y Artes (COLYPRO).