Vida estudiantil y centros universitarios se enfocan hacia las mayorías

 

 

Urge descentralización del quehacer universitario para ser más eficientes en las regiones

 

 

 

Actividad fue transmitida por Videoconferencia, Onda-UNED y el Programa de Audiovisuales

 

 

 

Expositores recalcaron que se debe trabajar más en la vinculación universidad y comunidad.Como parte del "IV Congreso Universitario: innovaciones en la gestión académica del modelo educativo de la UNED", el cual se lleva a cabo en el campus Fernando Volio Jiménez (sede central), las áreas de vida estudiantil y centros universitarios abordaron temas relevantes acerca del quehacer institucional enfocados en las mayorías. Ambos sectores manifestaron que es necesario fortalecer la educación en las regiones para así descentralizar las acciones universitarias.

   

Los expositores fueron Carlos Morgan, coordinador general de proyectos institucionales como colegios científicos, Colegio Nacional de Educación a Distancia (CONED), Centros Comunitarios Inteligentes (CECI's) y programas de regionalización interuniversitaria, entre otros; Nidia Herrera, directora de la Defensoría de los Estudiantes (DEFE); Adelita Sibaja, directora de Asuntos Estudiantiles (DAES); y Alejandra Chinchilla, de la Federación de Estudiantes (FEUNED). También participaron Gerardo Bolivar Mora, administrador del Centro Universitario de Osa y Régulo Solís, administrador del Centro Universitario de Guápiles.

 

Carlos Morgan abordó el tema "Los Centros Universitarios como ejes de Desarrollo de la Calidad de los Servicios Universitarios". El conferencista manifestó que a partir del II Congreso Universitario celebrado en el 2000, se planteó un nuevo esquema de gestión; además, se sugirió que dichos centros se conciban como potenciadores de desarrollo local.

 

Gira de la ECEN en las regiones.En dicho congreso se presentaron varias mociones, entre ellas la 005 y la 023, las cuales anotan que los centros universitarios deben convertirse en ambientes activos de cultura en sus comunidades, al tiempo que propician y proyectan diferentes actividades. Asimismo, deben crear un modelo regionalizado de recursos y condiciones que favorezcan la distribución de los diferentes recursos didácticos y tecnológicos, y el acceso a estos.

 

"Debido a esos planteamientos, el Consejo Universitario establece como prioridad institucional la necesidad de un cambio en el accionar de los centros universitarios. Este acuerdo determinó lo siguiente: defiende el nuevo papel en la comunidad y en el sistema de educación a distancia; establece su misión y su visión; determina sus políticas de desarrollo y orienta claramente la desconcentración de actividades de la sede central, entre otras prioridades", indicó Morgan.

 

"Otro punto importante es el III Congreso Universitario realizado en el 2006. Ahí se vuelve a plantear la importancia de la desconcentración de servicios en los centros universitarios y su regionalización. Sin embargo, la dificultad fundamental en la desconcentración de servicios ha sido y es la resistencia de las unidades de la sede central para delegar la autoridad administrativa de los servicios que facilitan, en los administradores de los centros universitarios", agregó Morgan.

 

Como parte de las conclusiones derivadas de dicha exposición se mencionó que los acuerdos políticos, formalmente establecidos, analizados y discutidos en todos los foros de toma de decisiones de la universidad por más de una década, no han sido implementados. "La paradoja es que muchos de los cambios requeridos no implican mayor inversión en infraestructura por cuanto son cambios en la cultura organizacional y en los procesos conjuntos", dijo el conferencista.

 

Carlos Morgan."Por eso, digo que lo esencial es invisible a los ojos, es decir, si esto fuera una organización, los aspectos más importantes serían tres y de último la tecnología. En primer lugar la cultura, las personas, y los procesos, si no hacemos cambios en esas tres áreas, por más tecnología que tengamos y por más inversión en esa área, no tendrán resultados efectivos en la forma como hacemos las cosas. Los cambios son humanos y estos procesos son humanos; entonces, los reglamento y normativas tienen que cambiar porque pertenecen al pasado y no al presente que tiene la UNED", concluyó Morgan.

 

Entre otros temas abordados se destacó a la Comisión de Regionalización Interuniversitaria (CRI) del Consejo Nacional de Rectores (CONARE) y su plan de desarrollo 2011-2015, el cual se enfoca sus acciones hacia un mayor desarrollo en las regiones.

 

Por su parte, Gerardo Bolivar Mora instó a que desde los centros universitarios se genere más proyectos y se tomen decisiones trascendentales para mejorar la educación en las regiones y de esa manera promover el desarrollo social en función de mejorar las capacidades humanas de los habitantes. Asimismo, señaló que se tienen que aprovechar las capacidades de los profesionales que laboran en los centros para potenciar el quehacer universitario.

 

Según Régulo Solís, la gestión centralizada ha guiado a la UNED en los últimos años hacia un enfoque totalmente economista. "Considero conveniente ampliar lo expuesto por don Carlos Morgan. Tenemos que ver hacia atrás para reconocer en nuestras raíces, la responsabilidad legal y social que se nos encomendó. La escasez de recursos obligó a la UNED a una gestión centralizada y con ello un enfoque totalmente economicista, de corte fabril, muy eficiente en la administración de recursos, centrado en el número de estudiantes y no necesariamente en el éxito estudiantil. Esta centralización limitó el desarrollo de los centros universitarios y generó, de alguna manera, la desvinculación universidad sociedad".

 

Nidia Herrera.El IV Congreso Universitario, cuyo propósito fundamental es replantear la gestión académica, pretende abordar temáticas ligadas a la docencia, la investigación, la extensión y la vida estudiantil, los cuales se gestionarán y orientarán desde los centros universitarios.

 

Finalmente, Nidia Herrera mencionó que una de las poblaciones por tomar en cuenta son los estudiantes que están próximos a egresar de los colegios. "Tenemos que ver de qué manera llegamos a esa población porque son diamante en bruto. Nosotros tenemos que identificar sus debilidades y fortalezas para así tomar lo mejor de ellos en función de mejorar nuestra sociedad. El proceso de construcción del proyecto UNED ha durado más de 34 años y espero que siga evolucionando; pero para ello debemos tomar en cuenta las lecciones aprendidas".

 

Por otra parte, Adelita Sibaja expresó: "este IV congreso nos debe indicar un espacio importante pues debe ser motivo de análisis y discusión de nuestro quehacer. Somos pioneros en lo que respecta a vida estudiantil y tenemos que promover la inclusión, proactividad y participación. En los últimos años hemos ido cambiando. Tenemos que seguir cambiando con miras hacia el desarrollo educativo y nacional. Esos son los fundamentos de vida estudiantil y es nuestra misión continuar con esas mejoras".

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}