Asumir la tecnología es dinamizar la educación

Ella es directora de Investigación del eLearn Center de la Universitat de Catalunya.“La tecnología es más que un medio para capacitar a los estudiantes, es un método de comunicación que impacta nuestra forma de aprender, colaborar, trabajar y comunicar”, aseguró la Dra. Elena Barberà Gregori, de la Universitat Oberta de Catalunya, en la conferencia que ofreció este miércoles en la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

    

Las varias reflexiones a la que llegó la Dra. Barberà Gregori giraron en torno a la necesidad de entender que las tendencias de la tecnología seguirán cambiando el panorama de la educación superior en el corto y mediano plazo y con ella, es necesario considerar el desempeño y el desarrollo de los estudiantes bajo ambientes motivacionales que los estimulen a continuar con sus procesos de aprendizaje.

  

“Tenemos que reflexionar sobre las tendencias de la tecnología emergentes en nuestro entorno, estas cambiarán el panorama de nuestra educación superior a corto y mediano plazo, pues a largo plazo ya sabíamos que seríamos impactados. La tecnología sigue afectando nuestra manera de colaborar, trabajar, comunicar, nuestra manera de ver, es difícil ver el mundo sin las Tecnologías de la Información y la Comunicación”, acotó.

  

La experta afirmó que la tecnología es un método de comunicación, “está en todos lados e impacta la vida de los estudiantes. Tenemos que reducir nuestra ansiedad como profesores pues la tecnología nos ayuda, nos media, no tendría que obstaculizar, ésta da forma, facilita procesos contundentes, concretos, es una selección y elección que debemos tomar”.

  

“Con la tecnología, el conocimiento se descentraliza, todos producimos, no sólo el profesor o el alumno, todos aportamos. El conocimiento se distribuye y se reutiliza, este es un cambio importante en el entorno de la educación superior”, añadió la conferencista, quien destacó el aporte que da el cambio tecnológico a la transferencia de información, pues “ahora, las clases se pueden dar en todo lugar”, manifestó.

  

Aseguró que la tecnología ayuda a capturar el conocimiento y documentar actividades diarias dentro del proceso de aprendizaje. “Desde un móvil puedo capturar una conversación y hacerla parte de mi proceso de aprendizaje, sistematizando lo que he aprendido de ella y lo que puede aportar en la construcción del conocimiento”.

  

Consideró de vital importancia tener entera claridad en que los estudiantes “son nuestra meta. En la educación a distancia, a nuestros estudiantes tenemos que verles como ciudadanos, quizá más maduros, altamente motivados. Nuestros estudiantes posiblemente tienen otro mundo paralelo, no son profesionales del estudio, tienen responsabilidades, por ello hay que mantener esa motivación a lo largo de su estancia en la universidad”.

  

A juicio de Barberà Gregori, el aprendizaje por ello tiene que ser auto dirigido, “debemos entender que la iniciativa la tiene el aprendiz quien ha tomado la decisión de aprender, que ha hecho un diagnóstico de sus necesidades, con ayuda de un tutor quizá, y ha valorado lo que sabe y necesita saber, formula sus objetivos sobre el aprendizaje e identifica recursos e implementa estrategias de desarrollo sobre rentabilidad, tiempo y esfuerzo”.

  

Barberà Gregori participó este miércoles en una conferencia organizada por la Vicerrectoría Académica para la actualización en materia de ambientes tecnológicos de aprendizaje. Ella visita la UNED en el marco de las actividades del IV Congreso Universitario, donde expuso “Condiciones para el cambio tecnológico”, el pasado martes.

  

Para mañana jueves, tiene previsto además dirigir un proceso de actualización para funcionarios del Programa de Aprendizaje en Línea (PAL), del Programa de Apoyo Curricular y Evaluación de los Aprendizajes (PACE) y del Centro de Capacitación en Educación a Distancia (CECED).

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}