Huerta orgánica se afianza en Sabanilla de Montes de Oca

Estudiante de la UNED participa en proyecto ecológico

 


 

Fultierra espera impartir capacitaciones en materia de agricultura orgánica y compostaje.Desde hace poco más de dos años, miembros de la Fundación Lucha por la Tierra (Fultierra) se reúnen cada semana para trabajar la Huerta Orgánica Comunitaria y de Compostaje Alma Mater que, ubicada en Sabanilla de Montes de Oca, se presenta como un proyecto ecológico modelo para universidades, colegios, escuelas y municipalidades del país.

    

A primeras horas de los días miércoles, miembros de Fultierra llegan preparados para darle mantenimiento a su espacio en el residencial Alma Mater, en un terreno propiedad de una de sus compañeras, María Eugenia Rojas, quien en un espíritu de preservar el ambiente, convocó a un grupo de amigos para iniciar un proyecto mediante el cual se produjeran verduras, hortalizas y legumbres orgánicas.

  

Entre ellos, contactó a Paulina Mata Monge, estudiante egresada de la carrera de Manejo de Recursos Naturales (MARENA), de la Escuela de Ciencias Exactas y Naturales (ECEN) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED). Ella aplica en la huerta los conocimientos adquiridos, en momentos en que prepara su trabajo de investigación para obtener el grado de licenciatura.

  

“Uno de estos días, hace ya más de dos años, María Eugenia me llama para comenzar con este proyecto y hoy podemos afirmar que ha sido lo mejor que pudimos hacer a favor del ambiente. Aquí trabajamos el compostaje con residuos de nuestras casas o casas vecinas y trabajamos la tierra para obtener productos cien por ciento orgánicos”, dijo.

  

Con estas acciones, señaló, se recuperan desechos que con gran regularidad se depositan en bolsas que hacen las toneladas diarias procesadas en rellenos sanitarios. Procesos de eliminación de basura que representan millones de colones para las municipalidades del país. Además, se produce tierra orgánica, ideal para el cultivo.

  

En el proyecto participan varias personas. María Eugenia Rojas, Xinia Picado y Paulina Mata Monge fueron las gestoras de la iniciativa, pero en el último año y medio se les han unido Lucía Arroyo, Eric Badilla y Guillermo Víquez en las tareas de sostenibilidad de la huerta.

  

Los productos de la huerta no se comercializan; se comparten entre las mismas personas que participan en el proyecto, además entre familias vecinas. Precisamente, sus formas de trabajo han sido ejemplos a seguir para varias instituciones interesadas en concientizar a la población acerca de la urgencia de preservar el ambiente.

  

 

Lucía Arroyo también forma parte de Fultierra. Sentada en un pequeño banco mientras quitaba la mala hierba de las matas de culantro, comentó que en los últimos meses han recibido la visita de estudiantes de varias instituciones educativas, entre ellas el Colegio Centeno Güell, la UNED, la Universidad de Costa Rica (UCR) y Universidad Latina, entre otros centros educativos.

  

“Nosotros esperamos que este proyecto comience a sonar más en colegios, universidades e instituciones. Ojalá que alguna institución se comprometiera con nosotros prestando funcionarios para que aprendan este proceso y lo desarrollen en sus comunidades. La idea es lograr que este proyecto se socialice y se logre aplicar en otras regiones del país”, agregó.

  

Las municipalidades cercanas ya han sido seducidas por la huerta. Funcionarios de los ayuntamientos de Montes de Oca y de Goicoechea han visitado el lugar en aras de establecer algún convenio que les posibilite el intercambio de conocimientos con el fin de emprender iniciativas similares en otras zonas.

  

Ronald Alvarado Camacho, jefe de parques y zonas verdes de la Municipalidad de Goicoechea, se dio a la tarea de conocer la huerta pues asegura, espera lograr que las zonas verdes de difícil acondicionamiento como parques de recreación en algunos puntos del cantón de Goicoechea, sean tomados por grupos de vecinos para practicar la agricultura orgánica.

  

“A nivel institucional, hemos trabajado en campañas de concientización sobre la necesidad de utilizar los desechos en la agricultura. Con esta práctica, reducimos en gran cantidad los volúmenes de basura que recolectan nuestros camiones y aprovechamos el desecho para producir alimentos que nos darán grandes beneficios a la salud”, manifestó.

  

Para separar sus cultivos, utilizan material de escombro.En aras de compartir con la comunidad, Fultierra organiza una Feria Ecológica el próximo primero de octubre a partir de las 8:30 am y hasta las 2:00 pm. Ese sábado se venderán los productos de la huerta y otros originados a partir de procesos de reciclaje.

  

Además, se tienen programados talleres gratuitos y prácticos de agricultura orgánica y compostaje (para lo que se requiere llevar guantes de jardinería), además charlas acerca del aprovechamiento de los desechos de cáscaras de verduras y frutas en los hogares y acerca del programa de reciclaje de la Municipalidad de Montes de Oca.

  

La dirección de Alma Mater es la siguiente: Sabanilla de Montes de Oca, 300 m norte y 100 m oeste del Gimnasio del Este.

 

Teléfonos 8358-8969 o 8394-3185.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}