XVII Informe del Estado de la Nación: Llama a impulsar el diálogo en Costa Rica

Advierte que el 2010 evidenció el comportamiento inercial del país en materia de equidad e integración social

 


 

 

Además, se refleja una profunda erosión en las bases políticas del sistema de partidos y en la gestión del Estado

  

En conferencia de prensa, el equipo investigador expuso los principales hallazgos del informe.En su valoración general, el XVII Informe del Estado de la Nación fue claro en advertir que Costa Rica es un país desorientado que no logra reconocer instrumentos para enfrentar sus problemas, y para encauzar su desarrollo. Lo anterior, según se afirma en el documento, abre paso a la gran necesidad de impulsar un diálogo que le permita encontrar el rumbo.

    

A esta situación –señala- lo han llevado algunos grupos, sin embargo, en la actualidad, ninguna fuerza social y política puede imponer un rumbo al país. Con estas y otras importantes conclusiones, fue presentado la semana pasada el decimoséptimo informe, en el Consejo Nacional de Rectores (CONARE).

  

Rezagos en el desarrollo humano; un frágil aunque moderado crecimiento económico; mejoras en los principales indicadores de salud y el desencanto de la población hacia su clase política son algunas de las temáticas abordadas en la investigación, que evalúa la situación costarricense en el año 2010.

  

“El 2010 fue un año calmo pero tenemos una gravedad en los problemas en materia de desarrollo”, comentó Miguel Gutiérrez Saxe, director del Proyecto del Estado de la Nación, al exponer los principales hallazgos.

  

Y es que el informe apunta que a pesar de que el 2010 fue un año sin acontecimientos dramáticos en esta nación, debajo de la calma aparente se incuban tempestades. “El país vive un tiempo de inflexión en su desarrollo, marcado por el deterioro institucional y la falta de adaptación del sistema político para responder a la población con entregas efectivas de un mayor y más equitativo bienestar social, económico y ambiental”, apunta.

  

Entre los hechos que marcaron el año pasado se menciona la normalidad económica, social y política pues la economía creció moderadamente, aunque con déficits de importancia; no hubo conflictos sociales de gran magnitud; se incrementó la inversión social y, además, la ciudadanía eligió al gobierno nacional y a las autoridades locales en dos elecciones libres y limpias, sin incidentes.

  

Aun así, el informe apunta que el 2010 fue un año paradójico, no fue “fue estridente, pero hubo crispación social en Costa Rica, como resultado de una acumulación de problemas sin resolver (…) todos, sin embargo, contribuyen a un clima de ansiedad, agresividad y pesimismo que domina al país”.

  

El año 2010 entonces arrojó evidencias de que el país entró en una nueva y más peligrosa fase: “la de un claro desgaste de varias de las más preciadas ventajas históricas de su desarrollo humano”, anota.

  

La investigación puntualiza que en la actualidad ninguna fuerza social y política puede imponer un rumbo al país, “pero varias poseen capacidad para obtener victorias de corto plazo y servirse con cuchara grande tanto en el plano electoral como en la distribución de beneficios del crecimiento económico e, incluso, sacar ventaja de la inacción”.

  

“Actualmente, el problema principal es encontrar rumbo; esta es la gran cuestión nacional. Pasamos de tener problemas de gestión política social a problemas de otra naturaleza: la de la sostenibilidad del Estado de bienestar”, apuntó Gutiérrez Saxe.

  

En este sentido, el decimoséptimo informe llama a replantearse un desafío: recuperar la fe en la política y las instituciones y forjar un camino común, un norte nacional fundado en diálogos y acuerdos. Por ello, llama a impulsar sistemáticamente el diálogo para arribar a acuerdos respaldados por mayorías sociales y políticas, acuerdos capaces de reforzar, en tiempos difíciles, los fundamentos a Constitución Política, como la búsqueda del mayor bienestar para toda la población.

  

En este diálogo social insta a la participación de empresarios, trabajadores, ambientalistas, cooperativistas, entre otros, que impulse la deliberación continua sobre temas estratégicos para el desarrollo humano.

 

 

“La salida política es facilitar un diálogo social y político. Instaurar un diálogo social y otro a instancias políticas, permitirá reencontrar un rumbo nacional”, agregó el director del Estado de la Nación.

  

Principales hallazgos

 

 
     
  • La recuperación económica de 2010 fue moderada (el PIB creció un 4,2% y el consumo privado un 3,4%) pero frágil, comprometida por un rápido deterioro de las finanzas públicas y por la desaceleración de la producción hacia el final del año.
  •  
 
     
  • Costa Rica sigue ocupando el primer lugar en el nivel latinoamericano en esperanza de vida, con 70.9 años –la misma de 2005-.
  •  
 
     
  • En 2010 Costa Rica registró su mayor deuda ecológica en una década, la más alta cifra histórica en importación de plaguicidas y el mayor nivel de protesta social ambiental en catorce años.
  •  
 
     
  • Los problemas en la administración pública se multiplicaron: problemas en la red vial, el mal diseño institucional del Sistema de Banca para el Desarrollo y la crisis financiera en la Caja Costarricense del Seguro Social, entre otros.
  •  
 
     
  • La pobreza afectó al 21.3% de los hogares y la pobreza extrema al 6.0% en el 2010.
  •  
 
     
  • En 2010 se alcanzó la menor tasa de la década en secundaria (10,2%), pero con brechas que fluctúan entre el 8.3% en los colegios diurnos y un 24% en los nocturnos.
  •  
 
     
  • Unas 140.686 personas, que representan el 12,3% de la población en el rango etario de 12 a 24 años, no estudian ni trabajan.
  •  
 
     
  • Alrededor del 30% de las familias costarricenses no posee casa propia.
  •  
 
     
  • Tasa de homicidios del periodo 2008-2010 fue un 46.3% mayor que la del trienio 2005-2007.
  •  
  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}