UNED cerró IV Congreso Universitario con resultados parciales

 

En tres días se analizaron 46 mociones; 32 fueron aprobadas y 14, rechazadas

 


 

Se retiraron otras 33 mociones y hay pendientes 44 para abril del 2012

  

Encuentro universitario es la base informativa para elaborar el plan de desarrollo académico del próximo quinquenio

  

“La respuesta institucional denota el interés de la comunidad universitaria por hacer universidad, lo cual es el logro más importante del congreso”: Luis Guillermo Carpio Malavassi, rector de la UNED

  

El congreso reunió a más de 300 funcionarios de la UNED.Durante tres días, distintos sectores de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) se congregaron en el sector de La Sabana para celebrar la plenaria del IV Congreso Universitario. En un hotel capitalino, académicos, administrativos, tutores y estudiantes analizaron 46 mociones generadas a partir de las ponencias presentadas en semanas anteriores por diversas dependencias de la institución. En total, se avalaron 32 propuestas.

    

El siguiente es un recuento de algunas de las propuestas que tuvieron un buen final en la plenaria, que se llevó a a cabo entre el 23 y el 25 de noviembre anteriores en el Hotel Crown Plaza Corobicí.

  

Día 1: 23 de noviembre

  

Durante el primer día, por ejemplo, en la plenaria moderada por el rector Luis Guillermo Carpio Malavasi, se votó a favor una moción de Cecilia Barrantes Ramírez y Nuria Leitón García para asignar recursos y crear una red intrauniversitaria que coadyuve a la Dirección de Internacionalización y Cooperación en la priorización en formación de posgrados y proyectos de cooperación con miras a la internacionalización de la universidad.

  

También se dio luz verde a la planeación y programación de mandatos institucionales, a fin de ejecutar líneas de acción que democraticen el conocimiento, superar las asimetrías territoriales y desarrollar competencias en actores locales para gestionar procesos de desarrollo humano y sostenible en diversas poblaciones. Esta fue una iniciativa de Mauricio Conrado Abad y María Luisa Paz Jiménez.

 

 

Día 2: 24 de noviembre

  

El 24 de noviembre, inició de una manera particular pues el rector sugirió a quienes lo consideraran oportuno, a retirar mociones y presentarlas ante las instancias, las comisiones o los consejos institucionales pertinentes, a fin de darles un trámite más oportuno fuera de la plenaria. La iniciativa fue respaldada por Rafael Ángel Méndez Alfaro, coordinador de la Comisión Académica del IV Congreso Universitario.

  

“El retiro de mociones se debe a dos razones. La primera fue la iniciativa que estableció el señor rector de la universidad por llevar las mociones a otros espacios de discusión y no verse expuestos a una votación en plenaria que eventualmente sepultaran sus aspiraciones. Lo segundo es que la actitud de los congresistas, desde el primer día, de rechazar un conjunto de mociones asociadas con crear institutos, vicerrectorías, centros de investigación y otras dependencias, enrareció el ambiente porque mucha gente fue cautelosa y sintió que sus propuestas podrían ser rechazadas porque había un antecedente, sobre todo si de por medio implicaba una inyección de presupuesto, dada la situación crítica de la universidad” comentó Méndez Alfaro.

  

El académico también se refirió también al proceso de elección de ponencias para el encuentro universitario. “La selección de ponencias y las mociones derivadas obedecieron a criterios que surgieron del reglamento aprobado por el Consejo Universitario y avalado por la comunidad universitaria. El objetivo fue captar iniciativas y propuestas de la comunidad universitaria en relación con un conjunto de preocupaciones académicas, administrativas, de gestión y de implementación que tiene que ver con los objetivos del congreso. Se trata de una amplia oportunidad para que la comunidad universitaria se manifieste en el foro”, concluyó.

 

La primera petición aprobada fue en beneficio de la Dirección de Producción de Materiales Didácticos, impulsada por un grupo de productores académicos, tuvo buen ambiente en la plenaria. El texto de la moción establece el cumplimento de indicadores de calidad, en el marco de la normativa jurídica, procedimental y formativa de la UNED, para articular el trabajo de todas las entidades adscritas a la Vicerrectoría Académica en lo referente a la producción de materiales didácticos, entre los cuales se cuentan unidades didácticas, antologías, guías de estudio, audiovisuales, videoconferencias, videoconferencias y multimedia, además de materiales accesibles y audiolibros.

  

Precisamente, Katya Calderón, vicerrectora académica, se refirió a la relevancia de la plenaria para implementar diversos proyectos académicos en la UNED durante los próximos cinco años. “Cuando el señor rector hace la propuesta para el IV Congreso Universitario, se prioriza la academia; es decir, este congreso es para la innovación y la gestión académica. Esto obliga, lógicamente, a la Vicerrectoría Académica a tomar una posición de liderazgo luego del congreso. Por eso, desde el inicio de este nos hemos planteado que de aquí vamos a sustraer el insumo más importante para realizar, entre esta vicerrectoría y la de Investigación, nuestro plan de desarrollo académico en los próximos cinco años. Le pediremos asesoría y apoyo a la Vicerrectoría de Planificación para el diseño, y a la Vicerrectoría Ejecutiva se le adjudicarán anualmente los recursos necesarios para el desarrollo de este plan”.

  

Calderón también comentó acerca de la dinámica de trabajo durante las tres jornadas, la cual no fue tan fluida como se esperaba y que de hecho, generó malestar entre algunos congresistas. “Sobre el fondo del congreso, que hay mucho por mejorar. Se debe tratar el fondo de temas relevantes para la academia y hemos invertido mucho tiempo en reajustar la dinámica de trabajo. Esto es una lección aprendida de lo que no nos puede volver a ocurrir”.

  

En la misma línea se expresó Lizette Brenes Bonilla, vicerrectora de investigación: “el congreso es un espacio de reflexión y de orientación del quehacer de la institución para los próximos años. Creo que ha habido un aprendizaje colectivo importante, producto de metodologías y nuevas tecnologías que experimentamos en esta ocasión. Considero que debimos integrar planes de contingencia o previsto otros escenarios; y eso nos correspondía a todos, desde cuando como comunidad analizamos el reglamento para el congreso. Hay una gran riqueza para reflexionar acerca de estos días, no solo como congresistas universitarios, sino como académicos desde nuestras áreas”.

  

En cuanto a mociones de esa área presentadas en plenaria, la vicerrectora celebró la aprobación de la articulación de programas para mejorar las competencias investigativas de la comunidad estudiantil y brindarles facilidades para integrarse con equipos profesionales y comunidades científicas en el momento de hacer su tesis o trabajo final de investigación.

  

“Creo que esa responsabilidad que tenemos de darles opciones para darles acompañamiento es lo que aprobamos en plenaria, afortunadamente de manera mayoritaria y abrumadora”, declaró Brenes Bonilla.

  

Por otra parte, la plenaria vio con buenos ojos el fortalecimiento de la gestión de los Consejos Regionales de Centros Universitarios, como parte de un nuevo modelo organizacional; fue una moción presentada por Mauricio Estrada Ugalde, Xinia Quesada Arce, Lynette Camacho López y Alejandra Chacón Peña.

 

 

Día 3: 25 de noviembre

  

 

Fortalecer la misión y la visión del Centro de Investigación, Transferencia Tecnológica y Educación para el Desarrollo (CITTED) y dotarlo de recurso humano, económico, tecnológico y formativo para garantizar sostenibilidad a sus acciones y fortalecer su vinculación con otras instancias de la UNED. Así se podrían resumir las dos mociones de Elvis Cornejo Venegas, y que tuvieron buen curso en el foro.

 

Velia Govaere Vicarioli y Julián Monge Nájera sometieron ante la plenaria la idea de establecer una política para digitalizar los libros de que produce la universidad, implementar un mecanismo de venta de los libros digitalizados de la EUNED y dotar a esta instancia de infraestructura tecnológica, proyectar alianzas estratégicas y posicionar su producción en el ámbito nacional e internacional. El fallo fue positivo.

  

Otras novedades para el próximo quinquenio serán revisar el modelo pedagógico en el corto plazo, a fin de que sea más flexible, en atención a las tendencias mundiales; la aprobación de un documento para analizar los criterios y lineamientos para la evaluación de los aprendizajes en la UNED, tanto en la modalidad tradicional como en entornos virtuales; y el fortalecimiento de la gestión académica y administrativa del Sistema de Estudios de Posgrado (SEP) con el apoyo de las TICs.

  

Antes de finalizar la actividad, los congresistas dieron el sí a dos mociones de orden, cuya finalidad es que el Consejo Universitario dé seguimiento a los proyectos sancionados en los congresos anteriores. Además, que en la apertura de la segunda parte del IV Congreso Universitario, por celebrarse en abril del 2012, se brinde un informe del avance de las 32 nuevas mociones pactadas en noviembre del 2011.

  

En esa línea, Yelena Durán Rivera, directora de Extensión Universitaria se mostró interesada en impulsar las mociones originadas desde su área en este IV Congreso, además de dar seguimiento al estado de las iniciativas presentadas en los tres foros anteriores, al tiempo que desestimó algunos proyectos, como el de establecer una nueva vicerrectoría.

 

 

Cierre del IV Congreso Universitario

  

A media tarde del día 25, le tocó el turno de palabra a Isamer Sáenz Solís, presidenta de la Federación de Estudiantes de la UNED (FEUNED), quien agradeció a las autoridades universitarias el espacio brindado durante el congreso al sector que ella representa. Asimismo, se mostró complacida por la participación de un grupo significativo de estudiantes, provenientes de diversos centros universitarios.

  

Seguidamente, el estudiante Richard Walker Walker, del Centro Universitario de Guápiles, se dirigió, en nombre de sus compañeros en todo el país, a la audiencia para compartir su parecer acerca del congreso y de la importancia social de la UNED: “yo me identifico con esta universidad. Quiero explicarles cómo conocí esta universidad: mi madre fue madre soltera de cuatro hijos y estudió en la UNED. Yo la veía todas las noches estudiando, esforzándose. Esta universidad le dio la oportunidad a mi madre de superarse.”

  

“Elegí a la UNED porque se adaptaba a mis condiciones y cubría mis necesidades. Estudiar en esta universidad me va a llevar a desenvolverme socialmente. (…) Yo quiero a esta institución y por eso decidí involucrarme en este proceso con mis compañeros y porque al igual que ellos y los que propusieron mociones, los que estuvieron a favor y en contra, todos queremos una mejor universidad. Yo siento que tenemos los recursos, principalmente el humano, para lograrlo. (…) Hay muchos puntos que se conectan y nos permitan acercamos más allá de un sí o un no”, continuó Walker.

  

“Siempre hay asuntos que mejorar y adaptarse. Todos, desde donde cada uno está, podemos lograr el cambio. (…) Nosotros como estudiantes, porque es una responsabilidad de todos (y de ustedes también), estamos comprometidos a colaborar en el proceso y vincularnos para alcanzar soluciones integrales para atender las necesidades y las prioridades. De eso se trata la equidad: no de repartir por igual, sino de atender las prioridades para todos. Y todos tendremos esa satisfacción personal. Debemos sacrificarnos por esta universidad. Y esa será mi satisfacción: saber que habrá una mejor universidad para las próximas generaciones”, concluyó el estudiante.

  

Justamente, la satisfacción por las metas alcanzadas durante el IV Congreso fue la tónica del discurso de cierre del rector de la UNED, quien se refirió a las nociones aprobadas (32), rechazadas (14) y retiradas (33), además de las pendientes (44), para un total de 123 activas.

  

Carpio Malavasi acotó que la UNED está ante un proceso de cambio institucional muy grande; según él, desde el último congreso han pasado cinco años muy agitados, pero la institución se ha quedado rezagada en discusión y normativa. “Deseo manifestarles mi satisfacción por lo que hemos logrado. Pero estamos atrasados en muchos temas y para actualizarnos no solo en congresos. Para el rector, la cantidad de mociones refleja que falta un espacio institucional de debate y de reflexión.

  

“Hemos hecho un esfuerzo y tal vez no resultó como queríamos; tenemos temas que corregir y repensar. Igualmente, yo me voy muy motivado. A ustedes, estudiantes, su participación fue excelente. Gracias también a la gente de los centros universitarios. (…) Yo he participado en los cuatro congresos y es la primera vez que noto tanta reflexión. Ha habido errores, por lo cual pido disculpas; pero también ha habido aciertos: mis felicitaciones para todos ustedes.” Él concluyó diciendo que la respuesta institucional denota el interés de la comunidad universitaria por hacer universidad, lo cual calificó como el logro más importante del congreso.

  

El I Congreso Universitario data de 1987; el segundo se llevó a cabo en el 2000 y el tercero, en el 2006. La segunda parte del IV Congreso tendrá lugar en abril del próximo año.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.{jcomments on}