Un líder… un timón

El liderazgo va más allá de la popularidad y el poder en las organizaciones, advierten expertos

 

 

 

El líder procura el bienestar de sus colaboradores.Se dice que existen más de 41 millones de referencias de la palabra liderazgo en el famoso buscador Google. En la literatura de Administración de Empresas, diversos autores se han aproximado al tema, pero el experto W.C.H. Prentice advierte que es necesario partir de una premisa fundamental: “el logro excepcional de un gran líder es de tipo social y humano y proviene de comprender a sus colaboradores”.

   

 

 

En 1961, el autor basó su teoría en la necesidad de eliminar del concepto todo tipo de palabra o frase que se relacionara con el ejercicio de poder y fuerza; más bien, abogaba por concebir al liderazgo como “el logro de una meta mediante la dirección de colaboradores humanos”.

 

 

 

Esta y otras nociones fueron ampliamente analizadas y discutidas en una nueva jornada de los cafés académicos que realiza la Escuela de Ciencias de la Administración (ECA) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), en aras de promover la actualización profesional de su equipo de trabajo y comunidad universitaria.

 


 

Basado en la Revista de Negocios de la Universidad de Harvard, Gustavo Amador Hernández, encargado del Programa de Recursos Humanos de la ECA, expuso un repaso de las aproximaciones teóricas del liderazgo con los aportes de Prentice (1961), Zalenik (1977), Kotter (1990), Goleman (1998) y Collins (2001).

 

 

 

De Prentice destacó aquellas recomendaciones relacionadas con la importancia de proporcionar la identificación de roles y funciones del grupo y de sus miembros, usar el tacto y otras habilidades sociales para estimular en los empleados desempeños superiores y ejercer el arte de utilizar las motivaciones individuales en beneficio de promover un objetivo en toda la organización.

 

 

 

Aquel que nos dirige de manera eficaz debe dar la impresión de que entiende nuestras metas y propósitos. Debe proyectar que está en posición de satisfacerlos; proyectar que entiende las implicaciones de sus propias acciones; proyectar ser una persona de decisiones claras y consistentes”, indicó Prentice en sus textos.

 

 

 

Abraham Zalenik escribió acerca de las diferencias entre el gerente y el líder a la luz del caos y del orden. Aseguraba que los gerentes adoptan procedimientos, quieren estabilidad y control, e instintivamente buscan resolver los problemas con rapidez; a veces, incluso antes de comprender plenamente el significado del problema. Por su parte, los líderes toleran el caos y la falta de estructura y están dispuestos a demorar una conclusión para comprender los temas con más profundidad.

 

 

 

Amador Hernández explicó que según Zalenik, los gerentes actúan mediante procedimientos establecidos y pretenden tener control y resolver problemas con rapidez. Además, buscan la interacción para establecer estrategias y tomar decisiones, se caracterizan por ser conservadores y reguladores, tener armonía y responsabilidad.

 

 

 

El líder tolera el caos y la falta de estructuras, toma sus decisiones a partir de los significados y acontecimientos de su entorno, lucha por el cambio psicológico y social. Evoca imágenes y expectativas y al establecer deseos y objetivos específicos, determina la dirección de la organización, añadió.

 


 

El Café Académico se celebra en la Sala de Tutores de la ECA.La línea del tiempo continuaba y era el turno de John P. Kotter. El autor anotó en 1990 que “el liderazgo y la gestión son dos sistemas de acción distintos y complementarios. Cada uno tiene su propia función y actividades características. Ambos son necesarios para tener éxito en un entorno de negocios cada vez más complejo y volátil”.

 


 

A su juicio, la gerencia se avoca a planificar y elaborar presupuestos, fijar objetivos y metas, establecer medidas detalladas para medir objetivos y asignar recursos. En tanto, el liderazgo se propone fijar una orientación, elaborar una visión de futuro y generar estrategias. Gerencia y Liderazgo se abrazan a los fenómenos de la complejidad y el cambio, de forma respectiva.

 


 

“El líder inspira y motiva con el afán de que las personas avancen en la dirección correcta, se apela necesidades, emociones y valores humanos básicos”,  dijo Amador Hernández.

 


 

El liderazgo que obtiene resultados es para Daniel Goleman el que se basa en la inteligencia emocional propia y de sus colaboradores. Dicha habilidad de manejarnos con eficacia a nosotros mismos y a nuestras relaciones con los demás, comprende cuatro elementos básicos: autoconciencia, autogestión, conciencia social y habilidades sociales.

 


 

Goleman se ha caracterizado por su abordaje de la inteligencia emocional. En este tema publicó La inteligencia emocional (Vergara, 1996) y fue coautor de El líder resonante crea más. En sus investigaciones, abordó también la existencia de seis tipos de líderes: coercitivos, orientativos, afiliativos, democráticos, ejemplares y formativos.

 

 

 

Para finalizar su exposición, el encargado del Programa de Derechos Humanos recordó el trabajo de Jim Collins acerca del líder de Nivel 5: aquel ejecutivo en quien una genuina humildad personal se combina con una intensa voluntad profesional y logra alcanzar la excelencia.

 

 

 

Su teoría señala que Nivel 5 se refiere al “nivel más alto en una jerarquía de capacidades ejecutivas. Los líderes de los otros cuatro niveles en la jerarquía pueden generar altos grados de éxito, pero no el suficiente para elevar a las empresas de la mediocridad a la excelencia sostenida”.

 

 

 

“Este líder mira al espejo y no a la ventana en el momento de malos resultados, nunca culpa a otras personas, a factores externos o la mala suerte. Además, demuestra una férrea determinación de hacer lo que sea necesario para producir los mejores resultados”, explicó Amador Hernández.

 

 

 

La reflexión final giró alrededor de tres preguntas. Una de ellas se refiere a ¿Cómo diseñar e implementar programas de formación para desarrollar habilidades de liderazgo que se dirijan a identificar promover y desarrollar destrezas de liderazgo en las personas?

 

 

 

El próximo Café Académico de la ECA se realizará en el mes de junio.

 


 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}