Paraguay comparte experiencias en Derecho de Familia con perspectiva de género

Por Karol Ramírez Chinchilla

Costa Rica, Puerto Rico, Panamá, Honduras, México, Guatemala, Bolivia, El Salvador, Colombia y Nicaragua conocieron hoy la experiencia de Paraguay en el régimen patrimonial en el Derecho de Familia desde una perspectiva de género, en el marco de la Cátedra Virtual Justicia y Género de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

La panelista de la videoconferencia celebrada este martes por el Instituto de Estudios de Género de la UNED fue Silvia López Safi, secretaria ejecutiva de la Secretaría de Género del Poder Judicial de Paraguay. La actividad fue moderada por Milagro Rojas Espinoza, magistrada suplente de la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica.

Antes de que López Safi expusiera aspectos importantes de la legislación paraguaya y los procesos que llevaron a dar rango constitucional a las Convenciones de Derechos Humanos, el director de la Escuela de Administración (ECA), Eduardo Castillo Arguedas, dio un mensaje de apertura en la videoconferencia celebrada en el campus universitario Fernando Volio Jiménez.

Castillo Arguedas se refirió a la importancia de encaminar acciones que lleven a la protección de los derechos de todos los miembros de la familia, salvaguardando la herencia patrimonial y los derechos de alimentación, techo y otras necesidades básicas para el desarrollo humano integral.

Seguidamente, la funcionaria de la Secretaría de Género del Poder Judicial de Paraguay acotó que previo a la instalación de todos los procesos judiciales, ocurrió en su país una sensibilización de todos los actores involucrados para reconocer la importancia de instaurar legislación pertinente a favor de los derechos de las mujeres.

“La ley de reforma del Código Civil paraguayo ha establecido en 1992 una protección completa a las mujeres en su individualidad, sea que las mismas se encontraran como esposas o como integrantes de familia constituidas de hecho o en carácter de concubinas”, detalló.

En la Constitución de 1992 se estipula que el desenvolvimiento del hombre como de la mujer, se desarrolla bajo los mismos derechos y obligaciones. “La igualdad del marido y de la mujer en el hogar en cuanto a derechos y obligaciones es independiente al aporte económico que pudiera realizar en cuanto al sostenimiento del hogar, apoyándose recíprocamente bajo el respeto, la consideración, la fidelidad y la asistencia”.

La funcionaria paraguaya conversó además acerca de la obligación que tiene el cónyuge que trabaja de sostener económicamente a quien se ocupe de las tareas del hogar, sin perjuicio de sus derechos. Asimismo, de la autonomía de la mujer en la elección de cualquier profesión o trabajo lícito fuera de la casa para apoyar la economía del hogar.

Al respecto, la magistrada costarricense aseguró que los procesos desarrollados en Paraguay han sido desarrollados también en este país.

“Hemos ratificado las mismas convenciones, hemos iniciado este proceso a partir de la Ley de Igualdad Real de las Mujeres y de otras legislaciones que motivaron a las mujeres a luchar por sus derechos”, apuntó.

Participantes

En la Cátedra Virtual participaron:

Bolivia: Escuela de Jueces del Estado
Colombia: Consejo Nacional de la Judicatura - Catedra Justicia y Género
El Salvador: Consejo Nacional de la Judicatura en San Salvador, Santa Ana y San Miguel
Guatemala: Organismo Judicial Secretaría de la Mujer y Análisis de Género
Honduras: Escuela Judicial Francisco Salomón Jiménez Castro
Nicaragua: Corte Centroamericana de Justicia/Instituto Altos Estudios Judiciales
Panamá: Órgano Judicial Panamá
Paraguay: Secretaría de Género del Poder Judicial
Puerto Rico: Administrador de Tribunales Academia Judicial

{jcomments on}