Proyecto Plan Piloto del Cultivo del Mejillón en el Golfo de Nicoya

El PROCIP y el Grupo Recreativo Sol y Mar del CEU de Puntarenas lideran iniciativa en Isla Chira

Por Evelyn Gutiérrez Soto

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Programa Integral de Investigación para el Desarrollo de Ciudades Portuarias (PROCIP) de la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y los estudiantes del Grupo Recreativo Sol y Mar del Centro Universitario de Puntarenas, están incursionando en un Plan Piloto para el desarrollo del proyecto del Cultivo del Mejillón en el Golfo de Nicoya.


La iniciativa nació en Puntarenas en el 2015 producto de una visita que realizó la Vicerrectora de Investigación, Lizette Brenes a esa localidad. En esa oportunidad Brenes compartió con lideres  comunales, funcionarios de las instituciones públicas y privadas, estudiantes y funcionarios del Centro Universitario (CEU) de Puntarenas. El encuentro permitió que el grupo Recreativo Sol y Mar compartiera la idea de incursionar en la investigación, cultivo y aprovechamiento del mejillón (Mytella Guyanensis), conocido como Chora en la comunidad de Palito, en Isla Chira.

En la actualidad los estudiantes realizan giras mensuales para observar y documentar los avances de esta iniciativa que cuenta con el asesoramiento del investigador Rodrigo Méndez, coordinador del PROCIP y Manejador de Recursos Naturales.Rodrigo Méndez, del PROCIP

Casandra Castañeda estudiante del CEU de Puntarenas y coordinadora del Grupo Recreativo Sol y Mar indicó que las giras a Isla de Chira tienen como finalidad elaborar la estadística de crecimiento normal en mejillones (organismo filtrador), que se ha logrado reducir de 9 a 6 meses. Esta reducción se debe a la riqueza de nutrientes marinos (fitoplancton) que prevalece en el Golfo de Nicoya.

Por otra parte el estudiante Michael Zúñiga señaló que el proyecto es una idea novedosa que va a afectar positivamente a la comunidad de Isla Chira, pues permitirá crear un modelo productivo que pueda generar insumos económicos a los pobladores.

En la última gira se realizó entre otras cosas el monitoreo del producto que incluye el control, la limpieza, las mediciones, el pesaje del mejillón. Esta actividad fue supervisada por el biólogo Mario Zúñiga y Rodrigo Méndez.

Como parte de la gira los estudiantes realizaron el Taller: “Promoviendo la participación ciudadana de la comunidad de Palito en el Plan de Cultivo de Mejillón en el Golfo de Nicoya”, que contó con la asistencia de líderes de las comunidades de Palito y Bocana.

Delfa Trejos lideresa de la comunidad de Bocana opinó que la actividad fue un éxito y espera que la UNED brinde capacitación para tener su propio proyecto y fuente de trabajo.

Finalmente Rodrigo Méndez señalo que esta iniciativa es importante porque permite producir recursos marino costeros en el Golfo de Nicoya y por esta razón el proyecto viene a fortalecer un sistema productivo que no había en la actualidad.

Méndez indicó que este proceso no altera las poblaciones de mejillón de los bancos naturales. Es un complemento que promueve las producciones en el golfo sin que exista un desequilibrio en los ecosistemas con un manejo adecuado de la especie.

El investigador mencionó que cuando existe veda en el golfo, la producción del cultivo de mejillón es una solución a la falta de trabajo en las comunidades de Isla de Chira.

Durante las actividades programadas se contó  con el apoyo y asesoramiento de Marlon Salazar, Fiorella González, Karol Saravia, académicos de las Escuela de Ciencias Exactas y Naturales, quienes se están incorporando a esta iniciativa y que van a fortalecer en el futuro la investigación y producción del cultivo del mejillón.

{jcomments on}