UNED conmemora la diversidad con actividades que acercaron a una realidad llena de luchas y aceptación

IEG y CICDE organizaron las celebraciones del Día Nacional contra la Homo- Lesbo-Bi- Trans fobia

Los Centros Universitarios de Tilarán y Palmares izaron la bandera de la diversidad

Por Evelyn Gutiérrez Soto

Con un acto protocolario, la iza de la bandera de la Diversidad y la Mesa Redonda “Luchar por la vida cuando se vive con VIH-SIDA”, el Instituto de Estudios de Género (IEG) y El Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) conmemoró el Día Nacional contra la Homo-Lesbo-Bi-Trans fobia. El acto protocolario estuvo presidido por Luis Guillermo Carpio Malavasi, rector de la UNED, Lizette Brenes Bonilla, Vicerrectora de Investigación, Luis Paulino Vargas director del CICDE y Bryan Villalta Naranjo, representante de la Federación de Estudiantes de la UNED.


Carpio Malavasi señaló que la UNED debe ser un reflejo de lo que universidad pública debe ser: un espacio para todos. El principio de universalidad del ser humano, del pensamiento, de la actuación debe orientarse a la igualdad. El mundo está evolucionando y a veces se juzga de manera equivocada. Por esta razón debemos ser la universidad que construye con respeto y equidad. En este contexto Carpio manifestó la importancia de la política institucional, la cual debe ser coherente y consecuente con los principios de equidad, igualdad e inclusión.

Por su parte Lizette Brenes, indicó la importancia de los derechos humanos. Estos no solo se reclaman, sino se construyen día a día y por esta razón hay que tener presente tres acciones que invitan primero a conocer, estudiar e indagar más acerca del tema. Segundo a hablar y no permitir que se hagan comentarios con malas intenciones, y tercero proponer cambios que sean necesarios, oportunos y que tengan incidencia positiva en la vida de las personas.

En esta misma línea Luis Paulino Vargas, expuso la importancia de visibilizar situaciones de maltrato que deben cambiar para que estas no queden en la penumbra de las discriminaciones. Abogó para que en materia reglamentaria el Consejo Universitario de la UNED, se produzcan los cambios necesarios que contribuyan a concebir un espíritu de igualdad real.

Bryan Villalta expresó que los derechos no se dejan de lado y que se siente orgulloso de los desafíos que cada día se hacen para cambiar opiniones, percepciones erróneas en torno a un tema tan sensible como es el trato que se les da a las personas con otras orientaciones sexuales.

Una vez concluido el acto protocolario se procedió a izar la Bandera de la Diversidad, que estuvo a cargo de la estudiante Saylen Auslin Chinchilla Presidenta de la FEUNED, en compañía de autoridades universitarias; así como de la señora Rocío Chaves, Directora del Instituto de Género y Luis Paulino Vargas .

En esta misma línea, la Mesa Redonda “Luchar por la vida cuando se vive con VIH-SIDA” fue una actividad cargada de emotividad, de vivencias y sobre todo de luchas contra la discriminación. La misma estuvo integrada por Miriam y Jacqueline (seudónimos), así como por Mario Rojas, Katya López, Orlando Navarro quien es el Director del Hogar de la Esperanza y Luis Paulino Vargas quien modero el evento.

Luis Paulino Vargas, hizo una reseña del Hogar de la Esperanza señalando que las intenciones solidarias que edificaron la institución han podido orientar, albergar y servir de guía a aquellas personas que tienen VIH-SIDA de forma integral.

La participación de Katya López, quien es lideresa de la  organización Comunidad  Internacional de Mujeres con VIH,  permitió hacer un recorrido por las luchas que han dado las personas que han sido discriminadas por su orientación sexual y por padecer el VIH-SIDA. En su caso personal le ha tocado lidiar con el VIH desde hace 24 años y vivir con el estigma y rechazo de la sociedad. Señaló López “Lo que nos estaba matando era la discriminación y el rechazo”. Por eso el Hogar de la Esperanza fue un sitio que le abrió las puertas, y pudo fortalecerse como persona, a pesar de que quedan muchas luchas y desafíos por hacer como avanzar en el tema de salud, igualdad y derecho.

Mario Rojas acotó que fue estigmatizado por su condición social y su enfermedad provocando que evadiera la realidad y se refugiará en las drogas. Cada día era un día para sobrevivir al maltrato y la indiferencia. En el Hogar de la Esperanza encontré un sitio que me ayudo a continuar.

Miriam y Jacqueline (personas Trans) expusieron a la audiencia sus experiencias las cuales han estado marcadas por la sobrevivencia, la lucha y la aceptación social. La historia de estas personas además de conmovedoras hizo reflexionar al público acerca de la dureza con que han sido tratadas por una sociedad que debe avanzar en el tema contra la homo-lesbo-bi-trans fobia.

El director del Hogar de la Esperanza, Orlando Navarro, expresó que el hogar se fundó hace 25 años con la meta de ayudar a personas con VIH, que no cuentan con soporte familiar. Se trabaja con personas de la calle, a las cuales se les brinda terapia a través de un equipo interdisciplinario. Navarro señaló que se ha construido un modelo de trabajo que permita mayor calidad de vida, preparación espiritual, reinserción personal, familiar, educativa, comunitaria, laboral, que trate de minimizar el daño, a través de un modelo inclusivo y ético.

Los participantes de esta actividad agradecieron el espacio que brindó la UNED como parte de reconocer sus derechos como seres humanos.

Finalmente, los Centros Universitarios de Tilarán y Palmares se unieron a la actividad e izaron la bandera de Diversidad desde sus comunidades.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}