Instituto de Estudios de Género reflexiona acerca del papel de la mujer con una dinámica obra de teatro

Madre solo hay una es una comedia la cual permitió que el público se sumergiera en el rol de la mujer desde la vivencia del embarazo.

Por Evelyn Gutiérrez Soto

IEGComo parte de las actividades que el Instituto de Estudios de Género (IEG) está llevando a cabo en el marco de la celebración del Día de la Madre durante el mes de agosto, presentó recientemente la obra Madre solo hay una, monólogo interpretado por la actriz Raquel Hernández, quien explora las vivencias de las mujeres desde la óptica de la maternidad y las convenciones sociales y tradicionales que se van elaborando a partir del embarazo.

Hernández, quien es una experimentada actriz con una carrera de más de 20 años en las tablas, efectuó una presentación divertida, dinámica que caló hondo en el público unediano.

María Díaz Madrigal, investigadora del IEG, señaló que el Instituto ha venido trabajando desde hace varios años en una campaña de educación en el ámbito de temas de género, pero desde una perspectiva que incluye algunos elementos de tipo lúdico para buscar que lo que se genere apele a las emociones, a la identificación por parte de los participantes y que esto contribuya a la reflexión y a partir de eso traer a colación diversos temas vinculantes.IEG1

La investigadora acotó que hubo mucha participación por parte del público. El monólogo duró alrededor de una hora y luego de eso se abrió un espacio de preguntas, respuestas y comentarios en torno al tema. “La asistencia fue un éxito y fue una actividad que le gustó mucho a las personas porque la obra abrió un espacio de diálogo donde se pudo repensar el rol femenino como hijas, madres. También fue interesante porque asistieron hombres que reflexionaron acerca de su rol de esposo, hijo, padre”.

En esta misma línea, Brielle Tracy Caldwell Salazar, quien es estudiante de la Carrera Género y Desarrollo de la Universidad Nacional y que esta como pasante en el IEG, indicó que la obra es muy interesante ya que el concepto stand-up comedy (comedia en vivo), es interactivo con el público y también se crea un ambiente dinámico gracias al potencial de la actriz que efectuó un monólogo muy expresivo con el cual la persona se identifica con lo que ella dice.

A su vez, Caldwell Salazar, desde su óptica de estudiante mencionó que la obra refleja aspectos que uno como hijo o hija no asimila tan fácilmente y que lo pone a pensar acerca de lo que una madre ha pasado en su vida y en sus diferentes facetas. “Me deja una concientización acerca del trabajo doméstico que hacen las mujeres”.

Finalmente, el Instituto de Estudios de Género estará auspiciando la obra Soy mujer y no me disculpo, en el Auditorio Municipal de Atenas, el próximo 24 de agosto a las 2:00 p.m. La actividad en formato stand up comedy, promete ser divertida y es una acción que el IEG direcciona a las comunidades como parte de su proyección a estas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}