UNED recibe casi 6.500 solicitudes de beca socioeconómica este primer cuatrimestre

Por Karol Ramírez Chinchilla

Alrededor de 6 468 personas entregan desde el miércoles los documentos necesarios para la solicitud de beca por condición socioeconómica en la Universidad Estatal a Distancia (UNED). Para ello, las 36 sedes a nivel nacional ejecutaron un articulado protocolo de atención para la población solicitante, con el apoyo de estudiantes, funcionarios y profesionales en Trabajo Social y en Orientación.

Para este primer cuatrimestre, la Oficina de Atención Socioeconómica (OAS), adscrita a la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAES), implementó un nuevo plan de atención de solicitudes de becas, siguiendo las directrices del acuerdo del Consejo Universitario tomado en sesión 2675-2018, Artículo IV, inciso 4, del 12 de julio del 2018, en relación con la necesidad de ofrecer las becas sin cupo determinado.

De esta forma, de un promedio de 2.400 solicitudes recibidas por periodo en años anteriores, se pasó a casi 6 500 durante esta primera convocatoria del año 2019. Con el fin de dar una atención especial a cada una de las personas solicitantes que acudieron a las sedes a dejar la documentación, la OAS dispuso de un equipo de trabajo compuesto por casi 200 personas, distribuidas en todos los Centros Universitarios de la UNED.

Paralelo a este proceso de recepción de documentos, un equipo de trabajo se encarga de entregar los formularios de solicitudes, en su versión impresa, a la población privada de libertad en 11 Centros de Atención Institucional (CAI), donde está presente la UNED, bajo condiciones adaptadas a las características del sistema penitenciario.

“Para este año 2019, la Universidad definió la apertura de dos periodos de recepción de solicitudes de becas sin tope de cupos o espacios a todas aquellas personas interesadas en cursar estudios universitarios, atendiendo una necesidad que se venía presentado, ya que en años anteriores se permitía un tope que rondaba las 2400 solicitudes, de las cuales aproximadamente el 70% calificaba en alguna de las categorías existentes”, explicó el rector en ejercicio, Carlos Montoya Rodríguez.

“Con este nuevo proceso, la UNED demuestra una vez más que cumple con la misión social que le fue asignada, de estar más cerca de quienes más necesitan, esperando contribuir no solo al desarrollo sino brindar posibilidades de tener una mejora calidad de vida mediante el acceso a la educación superior”, comentó.

El proceso. En la UNED, la persona solicitante llena como primer paso un formulario en línea durante un tiempo determinado. Este sistema determina cuál es la documentación que debe presentar la persona solicitante ante la OAS para pasar luego a un periodo en el que se completan documentos pendientes y se continua con la revisión de casos. Terminada la revisión de casos, sigue la asignación de becas y la comunicación de los resultados.

De acuerdo con Sofía Chacón Sánchez, coordinadora del Programa de Becas de la OAS, la ejecución de este proceso se logró luego del desarrollo de un plan piloto llevado a cabo en el Centro Universitario de Desamparados. Cada una de las personas que apoyan las diferentes tareas del proceso a nivel nacional (recepción de documentos, embalajes, información y otros) recibió una inducción especial por parte de personal de la OAS utilizando las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Para Raquel Zeledón Sánchez, directora de Asuntos Estudiantiles, “la OAS se dio a la ardua tarea de hacer un proceso de gestión muy diferente y, además, de ejecutarlo a nivel nacional. Fueron desde el principio muy visionarias al pensar que, para lograr el objetivo, necesitaban del trabajo continuo y del apoyo de funcionarios de Centros Universitarios, estudiantes que hacen horas estudiantes, de estudiantes voluntarios y de profesionales de Vida Estudiantil que se unieron al proceso”.

Zeledón Sánchez aseveró que “casi 6 500 personas interesadas en una beca es un número importante que demuestra la gran necesidad y el interés que existe en la comunidad nacional por estudiar en la UNED y, por ello, había que dar una respuesta importante, con el apoyo de la Dirección completa, las vicerrectorías y nuestro rector actual”.

“Creo que este contacto con la población estudiantil nos sensibiliza, nos ayuda y nos deja muy claro por qué y para quiénes estamos trabajando”, anotó la funcionaria.

Por su parte, Silvia Barrenechea Azofeifa, jefa de la OAS, señaló que el atender esta nueva modalidad del proceso ha sido todo un reto, pero los resultados han sido satisfactorios. “Siempre discutimos que ésto era lo más democrático y prudente y, para ello, necesitábamos de este apoyo decidido de la institución”, agregó.

Si desea ver fotografías del proceso realizado en algunas sedes de la UNED, ingrese aquí.