Madre e hijo representarán a la UNED en Tenis de mesa

Por Karol Ramírez Chinchilla.

Además de su fuerte lazo familiar, Adriana Arroyo Díaz y su primogénito Eduardo Lara Arroyo comparten la emoción de representar a la UNED en el equipo de Tenis de mesa que estará presente en los XXIII Juegos Universitarios Costarricenses (JUNCOS). Ambos son estudiantes del Centro Universitario de San José y viven la misma pasión por el deporte.

Ella es estudiante de la carrera de Administración de Servicios de Salud y él cursa Administración de Empresas. Los dos están unidos por la sangre, el amor fraternal, la pasión por el deporte y por el firme deseo de avanzar decididos hacia la meta de alcanzar un título universitario.

“Es una experiencia muy bonita. El deporte nos ha permitido compartir juntos muchos momentos. Yo jugué desde los 12 años hasta los 18, luego lo dejé por más de 20 años y lo retomé en 2014, como una opción para continuar mis estudios. Mi hijo terminó el colegio y entró a la UNED, así que también entró a formar parte del equipo”, comentó Adriana.

Adriana, de 41 años de edad, es una jugadora con experiencia, ya ha participado en JUNCOS. En tanto para su hijo, estos serán sus primeros juegos universitarios. Recordemos que la XXIII Edición de los JUNCOS se realizará del 28 de marzo al 6 de abril en las instalaciones del TEC y sedes deportivas de Cartago.

“No es común ver en un equipo a madre e hijo jugando, pero es de las grandes ventajas que tiene la UNED. Encuentras personas de diferentes edades y no creas, no es fácil con mi edad competir contra personas a las que le doblo la edad, pero aprendo mucho de mis compañeros”, acotó.

“Para mí es muy importante cada momento que lo veo a él y su hermanita jugando, luchando, pero sobre todo disfrutando, sabiendo que hacen algo que les gusta y les permite llevar una vida sana lejos de vicios... ¡que el deporte me permita vivir esto con ellos, para mí es muy importante!”, exclamó la deportista.

Arroyo Díaz tiene dos hijos: Eduardo, de 18 años de edad, y Melissa, de 10 años, quien además juega con el equipo de Aserrí para Juegos Nacionales.

Por su parte, Eduardo, quien también compite por Aserrí, considera que, integrar el equipo unediano con su madre, “es una forma más de tener una relación más cercana con ella y me parece muy entretenido el hecho de entrenar juntos y ver cómo va mejorando cada uno de nosotros”.

Eduardo forma parte del equipo desde el primer cuatrimestre del 2018 y desde entonces, afirma que para sus amigos y compañeros la particularidad de competir junto a su mamá les parece “una situación curiosa y poco usual”. “Espero poder dar lo mejor de mí, disfrutar de esta competencia y lograr conseguir medalla”, agregó.

Agustín Rodríguez Madariaga, el entrenador de Tennis de Mesa, acotó que para él, “ha sido muy interesante entrenar a una madre y su hijo. Adriana ya es una jugadora consolidada a nivel universitario, ella es una persona disciplinada y con mucha experiencia jugando Tenis de mesa. Es una persona madura, pero siempre tiene ganas de seguir aprendiendo y mejorando y eso me motiva mucho como entrenador porque quiero siempre que mejore día a día”.

“Eduardo está en proceso de formación, pero al igual que su madre es una persona disciplinada y con buena actitud en cada entrenamiento. Ellos como familia tratan de llegar a los mismos entrenamientos, incluso en varias ocasiones tienen que entrenar juntos”, explicó.

El profesor afirma que ambos “son distintos en su estilo de juego y carácter". Al respecto, añadió: "Uno como entrenador tiene que planificar y acondicionar los entrenamientos para corregir sus errores técnicos y aumentar siempre su estilo de juego y táctica para enfrentar los partidos. Fuera de la cancha son madre e hijo, pero en los entrenamientos para mí son atletas y los trato siempre con mucha exigencia para que su nivel esté en las mejores condiciones para los torneos universitarios”.

El equipo de Tenis de mesa tiene cinco eventos: por equipos, dobles masculino, femenino, mixto e individual. “La idea es siempre estar en el podio de todos los eventos y mantener y superar lo ganado en el 2017”, señaló el entrenador.

"Tenemos un equipo masculino y femenino muy competitivo, con jugadores en ambos géneros que son preseleccionados a nivel mayor, lo cual les da peso en la competencia”, apuntó.

Sarita Morales Brenes, coordinadora del Programa de Deportes, destacó lo especial que es para UNED tener a Adriana y Eduardo en el mismo equipo.

“Para el Programa de Deportes, es de mucho mérito contar dentro de la delegación con estos dos estudiantes. Adriana, quien es una excelente deportista y ganadora del oro en los JUNCOS anteriores, motiva a su hijo y a los demás estudiantes del equipo a tomar la oportunidad de llevar una carrera universitaria de la mano con el deporte”, acotó Brenes Morales.

El Programa de Deportes, de la Oficina de Promoción Estudiantil, adscrita a la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAES), trabaja fuerte para exponer el más alto rendimiento de la UNED durante la competición. Para ello, preparan estudiantes en 10 disciplinas: Natación, Atletismo, Baloncesto, Fútbol, Fútbol sala, Ajedrez, Tenis de mesa, Taekwondo, voleibol y Karate-do.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.