Unedianos llevaron alegría a la comunidad de El Varón de Turrialba

 El "Proyecto ayúdame a estudiar” inicio en el 2010 con 10 niños, niñas y jóvenes y, en la actualidad hay 200 beneficiados

 Por Evelyn Gutiérrez Soto

La comunidad de El Varón de Turrialba recibió la colaboración de personas funcionarias de la UNED, quienes donaron útiles escolares para educandos de preescolar, primaria y secundaria, gracias al “Proyecto ayúdame a estudiar”, que promueve Marianela Contreras Rojas, funcionaria del Centro Universitario (CeU) de Turrialba, de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), con la finalidad de disminuir la brecha educativa.

La actividad se llevó a cabo el pasado 8 de febrero, donde colaboraron en la organización del evento, líderes comunales y un equipo de funcionarios unedianos compuestos por Giovana y Wendy Calderón Zúñiga, Reina Salazar Solano, José Pablo Ramos Ulate, Angélica Porras Chacón, Lino Barboza, Díaz, Rosa Nelly Araya González, y Mirla Sánchez Barboza, quienes colaboraron en la actividad de forma voluntaria. Además, se unió al evento, Grettel Fuentes Álvarez, quien es miembro de la Asociación de Estudiantes del CeU de Turrialba.

En esa oportunidad se beneficiaron 200 educandos que asistirán a educación preescolar, primaria y secundaria gracias a los donativos realizados por los padrinos y madrinas de la UNED, entre otros.

Al respecto, Mirla Sánchez Barboza, Administradora del CeU de Turrialba, acotó “la experiencia en los procesos de matrícula nos ha demostrado las carencias económicas de las familias, donde padres de familias nos indican que cubrir una materia, a pesar de que la UNED maneja aranceles accesibles, es una situación difícil. Esto lo podemos constatar con la apertura que hace la universidad en comunidades aledañas en donde se visualiza las necesidades de educativas en primaria y secundaria. Ahora bien, es muy importante conocer que niños niñas y personas jóvenes que iniciaron con este proyecto años atrás, ahora son universitarios".

Giovana Calderón Zúniga, funcionaria del Programa de Programa de Videoconferencias indicó “como madrina de este proyecto me siento muy satisfecha debido que se le está brindando a los jóvenes y niños y niñas, útiles escolares y siento que con esta acción se evita un poco la deserción escolar”.

“Como colaboradora inicie apoyando esta iniciativa en el 2013, siendo un proyecto de impacto social en la comunidad y en donde hemos constatado que las personas beneficiarias, no cuentan con otro tipo de ayudas del estado o privadas”, acotó Calderón Zúñiga.

En esta misma línea, Angélica Porras Chacón, de la oficina de la Auditoría Interna de la UNED señaló, “es la primera vez que vengo a esta actividad gracias a la invitación que me hizo Nela (Marianela Contreras) y me llamó mucho la atención observar la organización y la alegría que experimenta la gente y esto me motiva a seguir colaborando más porque veo que es una iniciativa excelente”.

También de la Auditoría Interna, Lino Barboza Díaz comentó “para mí es muy es importante ver materializado el sueño de muchos niños y niñas que van a la escuela. Generalmente uno brinda los útiles escolares y desconoce todo el proceso que hay detrás de la organización, la logística, ver a las personas haciendo filas, los juegos, el espacio físico, el proceso de la alimentación que se le brinda a los presentes. Entonces la contribución que uno hace es apenas una pequeña parte de todo lo implica esta actividad”.

“Invito a las y los funcionarios de la universidad a que se vinculen a este tipo de actividades y que no nos limitemos a brindar solo los útiles escolares, sino que analicemos de qué manera podemos ayudar y así cambiar la realidad de muchos niños de la comunidad”, manifestó Barboza Díaz

Por otra parte, Rosa Nelly Araya González, de Oficina de Contabilidad, afirmó “es una actividad excelente que lo motiva a uno a seguir ayudando. El ambiente es muy alegré y se nota cuando uno ve las caritas de los niños. Está muy bien organizado”.

Los beneficiados del proyecto opinan

María Soto Calderón, oriunda de la comunidad de Cervantes, y quien fue la animadora-payasita de la actividad, mencionó que cuenta con 5 años de apoyar la iniciativa. Al respecto, indicó “me gusta mucho ver la alegría de los niños cuando se les entrega los útiles escolares. He recibido muchas bendiciones por parte de los niños, quienes son una fuente de inspiración para seguir adelante”.

Luz Annia Álvarez Cedeño de la comunidad de Colorado cuenta con 8 años de trabajar en este proyecto. Relató que la UNED es fundamental en el desarrollo de la iniciativa, ya que son los padrinos y madrinas de estos niños y nos brindan los útiles escolares. Cada vez se suman más funcionarios a la causa, lo que permite que el número de los beneficiaros aumenten.

“La iniciativa de Nela es demasiado buena, se ha esmerado mucho y se preocupa mucho por buscar personas en situaciones difíciles. Además, de la UNED la empresa privada colabora mucho, realizando donaciones”, comentó Álvarez Cedeño.

Ana María Quirós Jiménez de la comunidad de Cervantes, cuenta con aproximadamente con 6 años de formar parte del proyecto y de recibir la ayuda. “Si no es por este proyecto mis chiquitas no hubiesen podido estudiar porque soy una persona mayor y mi hija murió hace cinco años y soy yo quien cuida los niños. La UNED es excelente porque nos ayuda mucho”.

Lisbeth Matamoros Molina, de la comunidad de Colorado, es una beneficiaria directa del programa a nivel de secundaria. Ella obtuvo el mejor promedio del Colegio Nocturno Enrique Menzel, manifestó “la ayuda que nos brindan es importante porque no se tiene muchas veces el dinero para comprar todo el material educativo necesario”.

"El trabajo que hace la UNED es excelente porque nos brinda la oportunidad de seguir estudiantes sin conocernos, y eso significan que creen en nosotros”, señaló Matamoros Molina.

Acerca del Proyecto ayúdame a estudiar

José Alberto Contreras Rojas, oriundo de Coronado de Turrialba, líder comunal y quien es colaborador del proyecto relató “esta iniciativa le permite a los estudiantes ir a estudiar, lo que permite que su situación no se deteriores económicamente. Es importante señalar que todo lo que se les brinda en materia de útiles se distribuye en forma igualitaria lo que permite que no sea discriminatorio”.

“Me ha parecido importante ya que la UNED a través de sus padrinos y madrinas nos ayuden. Puesto que la UNED es una universidad las personas saben la importancia de la educación y por ello nos ayudan. Ese acercamiento es importante y valioso”, Álvarez Cedeño.

“El proyecto nació hace 10 años por motivo de que mi mamá (doña Nela), escucho sobre un estudiante de la comunidad de Colorado, que es donde vivimos, que no tenía con que acudir a la escuela, y ya que llevaba un tiempo trabajando en la UNED, donde ella y todos los demás funcionarios tenían bono escolar, entonces decidió preguntar si alguno de ellos quería colaborar con este primer estudiante”, señaló Contreras Rojas

A su vez el líder comunal indicó que “la principal motivación para seguir colaborando en este proyecto es, ver a los estudiantes y familias avanzar a través del tiempo, mejorar su situación económica o incluso alcanzar la universidad u otro grado académico. Ese sentimiento de ser parte de la vida de las personas que ayudamos es una de las mejores cosas que tiene el proyecto, porque nuestra atención a los casos es tan especifica que realmente uno conoce mucho los casos y le alegra demasiado cuando una persona se supera”.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.