Finalizó la I Jornada de Extensión Universitaria 2020: UNED en los territorios con enfoque extensionista sistémico

Articulación de acciones educativas con los Centros Universitarios y unidades académicas serán un factor clave del éxito, desde la óptica de la extensión 

Por Evelyn Gutiérrez Soto 

El pasado viernes 21 de febrero concluyó la I jornada de Extensión Universitaria 2020, con el conversatorio “Retos de la Extensión Universitaria, desde la perspectiva de diversas unidades académicas de la Universidad Estatal a Distancia (UNED)”, espacio que permitió analizar el rol de la universidad en los territorios, para así fortalecer los programas y las investigaciones que se llevan a cabo en las regiones.

I Jornada de Extensión Universitaria 2020 inició el pasado 7 de febrero, con un encuentro de extensionistas y autoridades universitarias, que dialogaron en torno al tema de los desafíos actuales de la extensión.  

Una segunda etapa de esta jornada se llevó el 14 de febrero, con miembros del Consejo de Rectoría (CONRE), en donde se conversó sobre los avances de la extensión universitaria y los desafíos de estas en los territorios. 

Asimismo, el tercer espacio de diálogo permitió congregar a personas vinculadas a la extensión e investigación, de diversas unidades académicas de la universidad: Frank González Brenes, Investigador- extensionista de la Vicerrectoría de Investigación del Laboratorio de Ecología Urbana, Adriana Villalobos Araya, coordinadora del Programa de Gestión Local, José Alejandro Echeverría Ramírez, jefe a.i. de la Oficina de Promoción Estudiantil, Guiselle Blanco Chavarría, coordinadora del Programa de Promoción Cultural y Edgar Castillo Cruz, Investigador - Extensionista de la Vicerrectoría de Investigación, Programa EMPRENDE-Rural. El moderador del evento fue Javier Ureña Picado, director a.i. Dirección de Extensión Universitaria 

Javier Ureña Picado, inició su participación manifestando que la I Jornada de Extensión Universitaria 2020, se concibió como un espacio para la reflexión del quehacer de la extensión y de la DIRXU en particular para los desafíos futuros en los territorios, con diferentes actores institucionales, que desde su quehacer aportan en el desarrollo de proyectos. 

Al respecto, Frank González Brenes, señaló la importancia de ver la extensión vinculada con otras instancias de la universidad, como es la investigación, y en donde el saber universitario es valioso. 

González Brenes, realizó un recuento de varios modelos de la extensión en el contexto regional latinoamericano como: el Tradicional, Economicista e Integral. Asimismo, es importante acercarse y visualizar las necesidades y las demandas de la extensión.  

“La vinculación de la UNED con la empresa privada ha sido un elemento importante para hacer extensión ya que es un recurso que brinda alternativas financieras para la investigación y la extensión. Hay temas claves y país que son importantes, como el medio ambiente, en donde se puede optar por recursos económicos externos. En este contexto, la implementación de modelos alternativos de extensión favorece lo local, y lo nacional para contrarrestar las tendencias de la globalización, lo que permite que la universidad genere creatividad e innovación, señaló el investigador. 

En esta misma línea, Adriana Villalobos Araya, indicó que Costa Rica se encuentra en un momento crítico, por eso las universidades públicas deben asumir un papel protagónico para ayudar a las personas, en los territorios se observan las necesidades comunales, que requieren una vinculación de los diferentes quehaceres sustantivitos universitarios; así como la colaboración interinstitucional para el abordaje de proyectos, de forma sistémica. 

Villalobos Araya, afirmó que se debe lograr que el aprendizaje sea para toda la vida y deben ser innovadores pues ajustados a las demandas de las poblaciones y sus necesidades. Por ello estimular la creatividad con una nueva visión de la educación, para que las diferentes forman educativas logren un engranaje positivo. 

Se debe traducir en una serie de cambios con una nueva oferta pertinente, acorde a los cambios de nuestro tiempo, en el contexto territorial donde el estudiante, miembros de la comunidad analice las problemáticas de sus territorios. Por ello, el desarrollo de métodos enseñanza, la sistematización de experiencia entre otros, deben permitir formar estudiantes conocedores de sus territorios. Por lo que es pertinente que los estudiantes, que se involucren en proceso de extensión, se les pueda certificar experiencia, acotó la extensionista. 

José Alejandro Echeverría Ramírez, comentó “tenemos un programa que atiende las diversas necesidades de los estudiantes como la parte deportiva, recreativa, artística, voluntariado y proyectos promoción de la salud”.  

Dentro de los principales retos que la extensión debe replantearse es la planificación conjunta con otras instancias universitarias, en donde se presenta un proyecto, que debe vincularse con extensión, para que pueda generar impacto y exista un beneficio social en las comunidades. Con una planificación estratégica, por ejemplo, se pueden mejorar la eficiencia en los recursos, comentó Echeverría Ramírez. 

Otro reto valioso, según el promotor estudiantil, es promover a los estudiantes activos, que quieren brindar su tiempo para la realización de iniciativas. Esto permite visualizar un proceso de formación para la vida, para vincular a los educandos con profesionales y expertos para generar y consolidar una pymes, o vincularse con organizaciones para obtener un trabajo. 

Guiselle Blanco Chavarría, inició su participación manifestando que hay cuatro grandes retos que debe plantearse la extensión universitaria: la inclusión de los estudiantes de grado en iniciativas de extensión, la articulación entre la docencia, la extensión e investigación, el enfoque territorial y mejoramiento de los procesos de planificación. 

Las comunidades tienen sus propias realidades y voz.  Es necesario hablar de lo particular de cada una de ellas, de las necesidades del país, ya que en los territorios surgen historias, marcadas por aspectos culturales, sociales, transformadoras de las identidades, que se construyen en el mismo territorio, relató Blanco Chavarría.

Por otra parte, Edgar Castillo Cruz versó acerca los retos de la extensión, señalando que el primer reto es hacer una reflexión para conocernos, reconceptualizarnos, hacer una prospectiva de la universidad para saber cómo actuar. 

El primer reto que es reconocernos radica en ¿qué hacemos y como lo hacemos? No debe haber un divorcio entre la extensión y lo que hacen las otras unidades académicas, por ello hay que revisar la misión de la universidad. Otro tema es la articulación de lo que debe hacer la extensión, tema que las autoridades universitarias debe trabajar. El segundo reto es hacer una constante renovación para poder innovar en el quehacer universitario, comentó Castillo Cruz.  

“Con respecto al temas de la prospectiva, tenemos que pensar en una estrategia institucional para la extensión. Debe concebirse un enfoque sistémico, en donde se articule las unidades académicas, con los Centros Universitarios. El ultimo reto, es sobre nuestro accionar. Necesitamos un cambio de mentalidad, hay que desdoblarnos en el territorio para conocer sus necesidades. Potenciar las sedes universitarias donde se genera los servicios”, mencionó el investigador. 

Antes de finalizar la actividad, se le realizó un reconocimiento al señor Edgar Castillo Cruz, ya que próximamente se acoje a la jubilación.

Para ver el álbum de fotos, haga clic aquí

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.