UNED desarrolla casco de ventilación mecánica para pacientes con COVID-19

La escafandra tipo Helmet, no invasiva, fue diseñada por el Laboratorio de Fabricación Kä Träre, con médicos intensivistas en primera línea de atención de pacientes

Con el fin de apoyar en la atención de personas que contrajeron el COVID-19, la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y médicos intensivistas trabajaron en el diseño y la fabricación de un casco de ventilación mecánica asistida para pacientes en estado no crítico. El prototipo fue desarrollado por el Laboratorio de Fabricación Kä Träre, de la UNED.

El dispositivo no pone en riesgo la vida de un paciente pues no es una interfaz de soporte crítico o de ventilación asistida. Con su uso podría reducirse el porcentaje de pacientes que eventualmente vayan a requerir un ventilador de alta complejidad, ya que está diseñado para atender al 80% de los pacientes que requieren hospitalización; el 20% restante son pacientes que eventualmente van a necesitar un ventilador de alta complejidad.

El proceso fue apoyado por José Miguel Ramírez, terapeuta respiratorio; médicos intensivistas y especialistas del Laboratorio de Fabricación Kä Träre, así como los empresarios Roberto Solano y Nicolás Bautista.

Esta escafandra ya ha sido sometida a pruebas satisfactorias. “Este prototipo pretende, de forma confortable, ofrecer ventilación mecánica asistida a los enfermos con COVID-19. El artefacto es de buena calidad y duración”, comentó el Dr. Jorge Espitaleta, médico intensivista del Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO) y del Hospital del Trauma (HDT), quien ha estado en la primera línea de atención de pacientes.

La UNED está elaborando 100 unidades de este casco y se está trabajando en la gestión de los recursos para la fabricación de 400 más. Diana Hernández Montoya, coordinadora del Laboratorio de Fabricación de la UNED indicó: “De parte del Rector de la UNED, Rodrigo Arias Camacho, y de las personas funcionarias del Laboratorio, se cuenta con total disposición para colaborar en lo que sea necesario, como se ha hecho hasta el momento”.

Este dispositivo puede usarse con y sin ventilador, en hospitales rurales y regionales que tengan gases hospitalarios. El diseño y fabricación de esta escafandra, tipo Helmet, no invasiva, es 100% nacional.

El prototipo fue presentado a la Junta Directiva del Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, mientras se espera la autorización del Ministerio de Salud para poder ser utilizado en centros hospitalarios.