Presidente Carlos Alvarado pide a universidades públicas apoyo para alcanzar una solución económica balanceada desde la academia

Así lo planteó este miércoles a los rectores de las universidades estatales, en reunión preparatoria para el diálogo nacional ante la situación que afronta el país.

Mandatario abogó también por el apoyo del CONARE en acciones concretas para atender problemas prioritarios, refiriéndose al Plan Nacional de Alfabetización Digital y a la investigación científica en la lucha contra el COVID-19.

En sus intervenciones, los rectores coincidieron en externar su absoluta disposición de apoyar al gobierno en la coyuntura actual, en el marco de la institucionalidad y de la defensa del estado social de derecho.

“Ponemos a disposición del gobierno de la República todas nuestras capacidades para poder cooperar en esta etapa de propuestas y concretar particularmente soluciones que nos saquen de la crisis en que estamos”, declaró presidente del CONARE.

fotogeneralcaspEl Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, sostuvo este miércoles una reunión con los rectores de las universidades estatales, en lo que se convirtió en el cuarto encuentro multisectorial preparatorio al diálogo nacional ante la situación social y financiera que afronta el país.

La reunión -que se prolongó por 90 minutos- tuvo lugar este miércoles en la sala de Consejo de Gobierno de Casa Presidencial con la presencia del presidente Alvarado, los ministros de la Presidencia, Marcelo Prieto; de Hacienda, Elian Villegas; y de Planificación Nacional y Política Económica, Pilar Garrido.

Por parte de las universidades estuvieron los rectores del Tecnológico de Costa Rica, Luis Paulino Méndez Badilla -presidente de Consejo Nacional de Rectores-; de la Universidad de Costa Rica Costa Rica, Carlos Araya Leandro; de la Universidad Estatal a Distancia, Rodrigo Arias Camacho; de la Universidad Nacional, Francisco González Alvarado; y de la Universidad Técnica Nacional, Emmanuel González Alvarado. Además, el director de Planificación de la Educación Superior, Eduardo Sibaja Arias.

Tras reconocer que el aporte de las universidades es clave para salir adelante de la situación como país, el presidente Alvarado planteó a los rectores el apoyo para construir una propuesta que permita alcanzar una solución económica balanceada desde la academia.

Asimismo, abogó por aportes inmediatos para atender y solucionar asuntos concretos, refiriéndose en particular al Proyecto de Alfabetización Digital -iniciativa de la diputada Yorleny León, que impulsa el gobierno -y la continuación de la investigación científica que llevan adelante las universidades en coordinación con la Caja Costarricense de Seguro Social en la lucha contra el COVID-19. 

En ese contexto, Alvarado solicitó al ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, avanzar con el proyecto de alfabetización en la Asamblea Legislativa, y continuar con el  apoyo para la agilización de procesos en avances de pruebas para combatir el COVID-19, en los que las universidades han tenido un papel protagónico.

Por su parte, el ministro Prieto solicitó la ayuda de los académicos para poder atender la situación del país aportando sus conocimientos. “La participación universitaria es fundamental en este proceso”, exclamó.

Luis Paulino Méndez Badilla, presidente del CONARE y rector del TEC, declaró que “como universidades entendemos la gravedad de la situación y ponemos a disposición del gobierno de la República todas nuestras capacidades para poder cooperar en esta etapa de propuestas y concretar particularmente soluciones que nos saquen de la crisis en que estamos”.

Por su parte, el rector de la UNED, Rodrigo Arias Camacho, comentó que “las universidades estamos listas para ayudar al país a retomar la senda del desarrollo económico, no solo con los criterios profesionales de las y los académicos de nuestras universidades, sino también con herramientas que apoyen a la población a desarrollar emprendimientos y actividades que generen empleo en los territorios”.

Arias Camacho agregó que el país debe enrumbarse a un gran acuerdo de reconstrucción. “Tenemos que volver los ojos a aquello que nos une, sin mezquindad, en donde el diálogo y el respeto sea la base de todo este proceso”, dijo.

El rector de la UNED manifestó que "es necesario comprender que, así como se debe dialogar con el sector público, debemos dialogar sobre los alcances de la evasión fiscal, la generación de empleo y la activación empresarial. La UNED pone a disposición de todo este proceso de diálogo sus 36 sedes en todo el país y el personal que se requiera, en todos los territorios".

En relación con el tema del proyecto de alfabetización, Arias Camacho recordó que “para alcanzar este proceso, necesitamos que el gobierno se active rápidamente en materia de conectividad para dar una cobertura total al país. Esos fondos ya están disponibles”.

Los rectores coincidieron en externar su absoluta disposición de apoyar al gobierno en el marco de la institucionalidad y de la defensa del estado social de derecho y en la urgencia de que el diálogo que se avecina sea corto y efectivo, con acciones concretas para poder llegar tranquilidad y calmar la incertidumbre en la población.

El martes, el Presidente de la República sostuvo una serie de reuniones preparatorias para el diálogo nacional. La primera se llevó a cabo con un grupo de representantes de varios colectivos de mujeres, luego con representantes del Consejo Nacional de Cooperativas y finalmente con los presidentes de los Supremos Poderes.

En los encuentros quedó clara la necesidad de que el espacio de diálogo tenga como objetivo buscar coincidencias entre las propuestas de los distintos sectores para llegar a puntos de consenso que permitan una sostenibilidad financiera con equilibrio fiscal y justicia social.

Fotos: Casa Presidencial