UNED cuenta con un Centro de Transferencia para el tratamiento de residuos de papel

Por Evelyn Gutiérrez Soto

Con el nombre Centro de Transferencia de Residuos de Papel,  el Programa de Gestión Ambiental (PGAI), junto con la Vicerrectoría Ejecutiva de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), han desarrollado acciones para realizar un cambio en los procesos para la gestión integral de residuos sólidos, con la finalidad de evitar un inadecuado manejo de residuos y con ello proteger la salud de las personas.

La Editorial de la Universidad Estatal a Distancia (EUNED), es uno de los beneficiados de esta iniciativa, ya que el centro de acopio de los residuos está situado en sus instalaciones, lo que permite la recolección de residuos de la EUNED y de otras instancias de la universidad.

El trabajo en materia de gestión integral de los residuos, ha sido un trabajo que lo ha venido desarrollando el Centro de Educación Ambiental y con PGAI.

Heidy Rosales Sánchez, vicerretora Ejecutiva, acerca de la importancia de esta iniciativa,  indicó: “la EUNED produce una gran cantidad de residuos de papel, que con el tiempo se convirtió en algo inmanejable y en ocasiones se pudo apreciar que los residuos, por el viento, se ubicaban en el parqueo del edifico Ii+D. Por varios años una empresa cumplía la función de recolección de los materiales, pero no era con la regularidad requerida, ni proporcionando los indicadores necesarios para la medición. Con este panorama,  nos  encontramos con muchas quejas de los funcionarios, por lo que un grupo de colaboradores nos propusimos desarrollar un proyecto para el manejo de residuos institucionales, y fue así como se creó el Centro de transferencia para el tratamiento de residuos de papel para la Editorial”.

La iniciativa surge debido a Ley 8839, Ley para la Gestión Integral de Residuos, y el acatamiento que las organizaciones deben de darle a la misma a lo interno de cada institución. La Ley tiene como finalidad de “regular la gestión integral de residuos y el uso eficiente de los recursos, mediante la planificación y ejecución de acciones regulatorias, operativas, financieras, administrativas, educativas, ambientales y saludables de monitoreo y evaluación.

En este contexto, Joselyn Zúñiga Meléndez, regente ambiental del PGAI relató:  En el caso particular se podría hacer referencia a que la UNED al contar con el Programa de Gestión Ambiental, el cual por decreto obliga a las instituciones del sector público a cumplir con las regulaciones que devienen de la Ley 8889, nos compromete y obliga a cumplir con lo que establece”.

El éxito del proyecto radica principalmente en la motivación, y compromiso de los colaboradores unedianos, en las labores que desempeñan en el mismo.

Raquel Zúñiga Guzmán participa activamente en el proyecto desde la Vicerrectoría Ejecutiva, y comentó al respecto: “este proyecto nació en la Vicerrectoría Ejecutiva, y se dio por la necesidad de resolver el inconveniente que se estaba presentando respecto al manejo y reciclaje de las grandes cantidades de papel que se generan en nuestra institución.  La universidad no contaba con un procedimiento ni tampoco con un ente recolector que cumpliera a cabalidad con todo lo mínimo relacionado con este tema de reciclaje, y al ser la UNED una institución académica, gubernamental y responsable con el ambiente es imprescindible cumplir con lo estipulado”.

“A raíz de esta necesidad se coordina con un grupo de expertos desde esta Vicerrectoría para trabajar conjuntamente, en el correcto manejo y reciclaje del papel, iniciando labores con la Editorial que es donde hay mayor cantidad de desecho de papel.  Lo cual ha beneficiado en una mejor utilización de los espacios y producción de la editorial” señaló Zúñiga Guzmán.

La participación y compromiso de los funcionarios de la EUNED, ha sido un factor clave del éxito en la realización de esta iniciativa ya que ha habido cambios positivos que promueven una cultural amigable con el ambiente.

Al respecto, Julián Ramírez Navarro, coordinador de Producción en el taller de la EUNED, afirmó: “como encargado del taller estoy directamente involucrado, ya que tengo que coordinar el proceso de recolección del reciclaje que se genera en el taller,  que es de suma importancia para nosotros debido a que tenemos el control del reciclaje, del orden y limpieza del taller, siendo un componente que también buscamos con este proyecto y que se refleja con el cambio en el ornato del taller”.

“En el pasado teníamos muchos problemas con la empresa que nos prestaba el servicio de recolección de reciclaje,  porque solo llegaban 1 o 2 veces a la semana y en muchas ocasiones colapsaba el taller con los residuos del reciclaje, lo que generaba una afectación directa en la producción ya que nos obligaba a detenerla hasta que llegara la empresa a recoger los residuos. Con la ejecución de este proyecto tenemos un servicio constante de recolección de reciclaje, orden y aseo dentro del taller, minimización o eliminación de los residuos que se generen por el proceso de recolección del reciclaje”, acotó.

En esta misma línea, Ariel Hernández Buzano funcionario de la EUNED, acerca de las funciones que realiza en el proyecto, indicó: “me tocan diversas tareas como la recolección de los diferentes materiales para reciclar, principalmente el papel que genera la editorial. Seguidamente se realiza la selección y separación de dicho material para posteriormente pesarlo y llevar un registro de las cantidades diarias que produce la Universidad. Una vez a la semana se hace entrega del material ya pesado al centro de acopio correspondiente”.


Acerca del proyecto

El proyecto Centro de transferencia de residuos de papel, surge como una forma de mejorar el tratamiento que se le brinda a los residuos. Los objetivos del proyecto en la busca entre otras cosas:

  1. Promover la separación en la fuente y la clasificación de los residuos, principalmente por el gran volumen generado en el proceso Editorial y labores administrativas, y como generador la UNED debe promover prácticas y acciones tendientes a recuperar y valorizar la mayor cantidad de residuos, así mismo
  2.  Promover la clasificación, cuantificación y caracterización de los residuos, a fin de construir y mantener actualizado un inventario de los residuos que se generan, en línea directa con lo indicado en la Ley 8839, con esto se cumple con los requisitos de inventarios no sólo institucionales si no a nivel país que hoy se requieren, de tal manera que el proyecto viene a apoyar lo indicado en la Ley y a la vez, contribuir a la mejora ambiental institucional.
  3. Evitar que el inadecuado manejo de los residuos impacte la salud humana y los ecosistemas, contamine el agua, el suelo y el aire, y contribuya al cambio climático.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.