Especialistas en ciencias sociales de la UNED emiten recomendaciones al gobierno para una atención sociocultural y psicosocial del COVID-19

  • Cientistas sociales recomiendan distribución de mascarillas y alcohol en las comunidades más pobres del país, así como la instalación de casas de acogida para albergar casos positivos de COVID-19, en situación de pobreza
  • Recomiendan ordenar las condiciones del transporte público y coordinar entregas de alimentos a familias afectadas por la pandemia

Al analizar los factores socioculturales y económicos detrás del COVID-19, personas académicas de la UNED recomiendan atender esta “sindemia” desde las consecuencias sociales y las inequidades que ha desnudado, con el desarrollo de campañas educativas-preventivas, la creación de hogares de acogida para casos positivos y la entrega de alimentos para quienes sufren desempleo.

Estas recomendaciones fueron incluidas en un llamado público al presidente Carlos Alvarado y a las autoridades de salud, emitido por el Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE), de la UNED, bajo la coordinación del catedrático Luis Paulino Varga Solís, con el fin de que, bajo un ánimo constructivo, sean atendidas algunas observaciones para controlar el contagio.

“Si bien sus orígenes son biológicos, y sus manifestaciones extremas y más dolorosas, se dan en los hospitales, su evolución, y eventual complicación, está esencialmente influida por las relaciones sociales, puesto que es en la interacción humana como el SARS-CoV-2 se difunde y los contagios se multiplican. Pero al hablar de las relaciones sociales, estamos hablando de realidades subyacentes complejas, atinentes a instituciones, patrones culturales, visiones de mundo, pautas de comportamiento, y, también, a realidades conflictivas y asimétricas, de desigualdad, pobreza, exclusión y violencia”, indica la nota.

Entre las recomendaciones emitidas destaca el desarrollo de “vigorosas” campañas educativas casa por casa, que incluyan distribución de mascarillas y alcohol, y otros productos de higiene, en los barrios y comunidades más pobres y carenciados, así como la creación de “hogares de acogida” en salones parroquiales o comunales para aislar los casos positivos, cuando en su propia casa no sea posible, garantizando condiciones dignas y todos los servicios necesarios.

Otras recomendaciones tienen que ver con:

  1. Fortalecimiento de los mecanismos de apoyo a las mujeres, para prevenir y brindarles protección frente a situaciones de violencia machista, junto a un esfuerzo de educación y sensibilización orientado a generar un cambio cultural que contemple la redistribución de responsabilidades de cuido de forma equitativa entre hombres y mujeres.
  2. Fortalecimiento de la infraestructura pública de cuido, como es necesario que la cultura y el compromiso por el cuido permee también a las empresas, y, en general, los sitios de trabajo.
  3. Reordenamiento de todas las paradas de buses en todas las principales ciudades, de forma que queden distanciadas las unas de las otras, y de modo que en cada una de éstas haya espacio suficiente para que las personas guarden la distancia física recomendada.
  4. Revisión del límite máximo en el número de personas que viajen en cada bus, o en cualquier transporte público, a fin de garantizar distanciamiento físico.
  5. Aumento en el número de buses y que éstos circulen a intervalos más cortos, a fin de evitar las demoras que ello podría implicar para las personas que usan el servicio.
  6. Un programa de entrega de alimentos y de artículos de higiene, a todos los hogares de las comunidades y barrios más pobres.
  7. Evitar discriminaciones odiosas en los procesos de vacunación, especialmente con la población migrante en situación irregular.
  8. Reconocer que los llamados a la responsabilidad individual, son insuficientes si no se toman en cuenta las realidades culturales asociados a una sociedad machista y patriarcal, y a un ethos individualista extremo, y si no se incorporan, asimismo factores sicosociales, que inducen percepciones erróneas y ejercicios de negación de la realidad que se vive
  9. Desarrollo de estrategias educativas diferenciadas e inteligentemente diseñadas, que, tome en cuenta, de forma sutil y respetuosa, los factores culturales y sicosociales mencionados, a fin de incidir sobre la responsabilidad individual y que, en lo posible, induzcan cambios de comportamiento frente a la pandemia.
  10. Incorporación de profesionales de alto nivel en ciencias sociales, dentro de los equipos que asesoran las decisiones de políticas relacionadas con el manejo del COVID-19.

“Comprendemos y compartimos el interés por tratar de buscar opciones que permitan controlar o por lo menos aminorar el problema sanitario, y que, al mismo tiempo, tengan el menor costo económico posible. Ello es mucho más necesario, teniendo presente las angustias que viven muchas micro y pequeñas empresas, y la dolorosísima realidad de centenares de miles de personas desempleadas o en la informalidad laboral, frente a lo cual, lamentablemente, las políticas definidas desde el gobierno y desde la Asamblea Legislativa, han sido omisas, cuando no simplemente cómplices e indiferentes”, agrega la nota.

Para el CICDE, las situaciones sociales de pobreza y marginalidad se visibilizan, no solo en hogares hacinados, o en cuarterías, en las que, en espacios muy reducidos conviven muchas personas, y donde incluso puede haber carencia, o al menos insuficiente provisión, de servicios tan básicos y necesarios como el agua potable. “A estas situaciones de pobreza y marginalidad, se suman múltiples factores agravantes, asociados al género, pero asimismo a la condición de persona migrante, indígena, sexualmente diversa, con alguna discapacidad, de habitante de la calle, entre otros factores”, anota.

En sus líneas abogan por la integridad de trabajadores y trabajadoras “de a pie”, muchas veces personas en la informalidad laboral, quienes diariamente deben circular por las calles de nuestras ciudades en busca de su sustento y el de sus familias.

Si desea ver el documento completo, escriba a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.