Sectores socioeconómicos abogan por políticas gubernamentales de recuperación

Los sectores presentes en la conferencia expresaron preocupación por la pobreza y el desempleo.

 

Sectores socioeconómicos del país coincidieron en que el futuro de la economía costarricense no se presenta fácil ni halagador para la población, por lo que instan a la formulación de iniciativas gubernamentales que contribuyan a controlar la inflación, erradicar la pobreza y extender la educación.

    

Estas premisas fueron la tónica que primó el miércoles, en la V conferencia del ciclo de discusiones que organiza la Universidad Estatal a Distancia (UNED) acerca de la realidad económica costarricense, en aras de ofrecer diferentes puntos de vista y propuestas para mejorar la situación actual del país.

  

Ante miembros del Consejo Universitario, vicerrectores y funcionarios en general, el panel expuso la forma en la que observan el panorama económico nacional, lo que permitió cruzar las perspectivas de sectores como empresa privada, cooperativas, sindicatos y entidades colegiadas.

  

Shirley Saborío Marchena, presidenta ejecutiva de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), fue la primera panelista en presentar la visión de su gremio en relación con la economía. Para comenzar, recordó que el sector empresarial de este país ofrece ofertas de empleo para 84% de la fuerza laboral.

  

Continuó con un llamado de atención que –afirma- ha sido reiterativo de parte de la UCCAEP ante la opinión pública, en el sentido de que urgen políticas que atiendan la desaceleración económica que sufre Costa Rica actualmente y desde el 2009.

  

De acuerdo con sus cifras, durante el 2006-2007, la economía local creció a tasas muy altas, al orden de 7.8%. En 2008 se presenta la crisis financiera mundial y se comienza en una caída acelerada que en 2009 repunta para el beneficio del país.

  

"Actualmente, el ritmo de recuperación se mantiene. No caemos pero tampoco crecemos. Existen sectores muy aletargados en el tema de la crisis, sabíamos que la crisis iba a tener una recuperación muy lenta y desigual y es así como observamos sectores como construcción y agropecuario muy preocupados por su situación", agregó.

  

Saborío abogó también por iniciativas de gobierno y grupos productivos contra la pobreza. "Los sectores productivos debemos trabajar en este tema pues no es posible que un millón de personas vivan en pobreza en este país, peor, si hablamos de pobreza extrema".

  

Señaló como necesarias políticas públicas que logren un crecimiento de la economía a ritmos superiores a 5 %.

  

Entre las propuestas que –dijo- ha presentado la UCCAEP al gobierno de Laura Chinchilla luego del consenso y la discusión entre 500 empresarios, destacan 10 temas fundamentales que "si se trabaja en ellos harán que la economía nacional crezca mas rápido".

  

Las temáticas son Simplificación de Trámites (Ley 8220), Seguridad ciudadana y jurídica, Política energética, Educación, Infraestructura y obra pública, Apoyo a la producción (empresas nacientes, innovación y financiamiento), Sostenibilidad al desarrollo (política ambiental, salud), Sostenibilidad de los regímenes, Promoción de la estabilidad macroeconómica y Modernización normativa laboral.

  

Al terminar su exposición, el dirigente sindical Dennis Cabezas, director titular del Consejo Nacional de Salarios de Costa Rica, tomó la palabra para presentar las principales preocupaciones que aquejan a su grupo, en especial, relacionadas con la pobreza, mala distribución de la sriquezas y salarios.

  

"Estamos en una situación que preocupa, más cuando sabemos que en 18 meses, el kilo de arroz creció un 57% y los salarios alrededor de 5%, aproximadamente", puntualizó, apoyado en datos de la Encuesta de Hogares 2010.

  

Criticó que este estudio tome en consideración como ingresos de los hogares costarricenses los aguinaldos, salarios en especie y salario escolar para engrosar un indicador tan sensible en la vida familiar.

 

"Aún así, es posible ver el castigo que el modelo económico tiene para los sectores más marginados de la economía. La pobreza en el sector rural, aunque la pobreza sólo aumenta un punto a nivel general, llega en la zona rural a un aumento de 3.3%", ejemplificó.

  

Para Cabezas, las consecuencias de la situación económica actual no son producto de la crisis, pues agregó: "en el primer quinquenio del siglo XXI tuvimos ingresos de crecimiento promedio de 7% y los niveles de pobreza eran iguales a los actuales, el problema está en la distribución de riquezas".

  

Citó que "el ingreso promedio de los hogares pobres es el 23.7% del ingreso promedio nacional, es decir, los hogares pobres reciben una quinta parte de lo que determina el ingreso promedio nacional"

  

"Ese ingreso, comparado con respecto al ingreso promedio del quintil más rico, indica que los pobres reciben 9% de lo que reciben los hogares más ricos. Esta es la injusta distribución de riquezas", apuntó el dirigente, al añadir que "el panorama socioeconómico del Siglo XXI va a estar muy difícil".

 

Explicó que el ingreso promedio de los hogares rurales es 37% menos que la de los hogares urbanos".

  

Cuando finalizó el aporte de Cabezas, Oscar Mena Redondo, presidente del Colegio Profesional de Ciencias Económicas, dijo que a "la luz de la transformación socioeconómica que ha sufrido el país en las últimas tres décadas, es evidente que ha crecido la desigualdad y que necesitamos reformas que disminuyan la brecha social".

  

Manifestó que por ello es necesario dotar a Tributación Directa de los recursos mínimos necesarios, generar inversiones que dinamicen la economía, proporcionen empleo y mejoren la infraestructura fiscal del país, así como también dotar de una mayor eficacia y eficiencia el uso de los recursos por parte del Estado.

  

"Costa Rica busca una sociedad inclusiva, solidaria, justa, sostenible ambientalmente, con oportunidades para los jóvenes, salud para todos, atención para los ancianos, oportunidades para los micro y pequeños empresarios, entre otros aspectos. No cabe duda que es fundamental un Estado solidario, eficiente y eficaz", acotó.

  

Álvaro González, ex ministro de Trabajo y miembro de la Junta Directiva del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (INFOCOOP), situó al cooperativismo como sinónimo del desarrollo con contenido social.

  

Aseveró que existen en el país 347 cooperativas, con 750.121 asociados. De este total de agrupaciones, 183 son escolares y juveniles.

  

"El cooperativismo representa un gran aporte al campo laboral por el desarrollo de todas las actividades que comprende", apuntó.

  

El rector de la UNED intervino para destacar la importancia de conocer las acciones que emprenden los sectores de la economía nacional, representados en el panel de discusión, y llamó al país a trabajar por políticas que disminuyan la pobreza y mejoren la calidad de vida de las personas.

  

Carpio Malavassi, quien fungió como moderador de la actividad, enfatizó que este país está lleno de análisis, investigaciones y estudios, pero carece de la implementación de acciones que ayuden a mejorar la situación económica nacional.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}

 
           
 

 

 

Sectores socioeconómicos del país coincidieron en que el futuro de la economía costarricense no se presenta fácil ni halagador para la población, por lo que instan a la formulación de iniciativas gubernamentales que contribuyan a controlar la inflación, erradicar la pobreza y extender la educación.

 
 
Los sectores presentes en la conferencia expresaron preocupación por la pobreza y el desempleo.
 
 
 

Estas premisas fueron la tónica que primó el miércoles, en la V conferencia del ciclo de discusiones que organiza la Universidad Estatal a Distancia (UNED) acerca de la realidad económica costarricense, en aras de ofrecer diferentes puntos de vista y propuestas para mejorar la situación actual del país.

 

Ante miembros del Consejo Universitario, vicerrectores y funcionarios en general, el panel expuso la forma en la que observan el panorama económico nacional, lo que permitió cruzar las perspectivas de sectores como empresa privada, cooperativas, sindicatos y entidades colegiadas.

 

Shirley Saborío Marchena, presidenta ejecutiva de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), fue la primera panelista en presentar la visión de su gremio en relación con la economía. Para comenzar, recordó que el sector empresarial de este país ofrece ofertas de empleo para 84% de la fuerza laboral.

 

Continuó con un llamado de atención que –afirma- ha sido reiterativo de parte de la UCCAEP ante la opinión pública, en el sentido de que urgen políticas que atiendan la desaceleración económica que sufre Costa Rica actualmente y desde el 2009.

 

De acuerdo con sus cifras, durante el 2006-2007, la economía local creció a tasas muy altas, al orden de 7.8%. En 2008 se presenta la crisis financiera mundial y se comienza en una caída acelerada que en 2009 repunta para el beneficio del país.

 

“Actualmente, el ritmo de recuperación se mantiene. No caemos pero tampoco crecemos. Existen sectores muy aletargados en el tema de la crisis, sabíamos que la crisis iba a tener una recuperación muy lenta y desigual y es así como observamos sectores como construcción y agropecuario muy preocupados por su situación”, agregó.

 

Saborío abogó también por iniciativas de gobierno y grupos productivos contra la pobreza. “Los sectores productivos debemos trabajar en este tema pues no es posible que un millón de personas vivan en pobreza en este país, peor, si hablamos de pobreza extrema”.

 

Señaló como necesarias políticas públicas que logren un crecimiento de la economía a ritmos superiores a 5 %.

 

Entre las propuestas que –dijo- ha presentado la UCCAEP al gobierno de Laura Chinchilla luego del consenso y la discusión entre 500 empresarios,  destacan 10 temas fundamentales que “si se trabaja en ellos harán que la economía nacional crezca mas rápido”.

 

Las temáticas son Simplificación de Trámites (Ley 8220), Seguridad ciudadana y jurídica, Política energética, Educación, Infraestructura y obra pública, Apoyo a la producción (empresas nacientes, innovación y financiamiento), Sostenibilidad al desarrollo (política ambiental, salud), Sostenibilidad de los regímenes, Promoción de la estabilidad macroeconómica y Modernización normativa laboral.

 

Al terminar su exposición, el dirigente sindical Dennis Cabezas, director titular del Consejo Nacional de Salarios de Costa Rica, tomó la palabra para presentar las principales preocupaciones que aquejan a su grupo, en especial, relacionadas con la pobreza, mala distribución de la sriquezas y salarios.

 

“Estamos en una situación que preocupa, más cuando sabemos que en 18 meses, el kilo de arroz creció un 57% y los salarios alrededor de 5%, aproximadamente”, puntualizó, apoyado en datos de la Encuesta de Hogares 2010.

 

Criticó que este estudio tome en consideración como ingresos de los hogares costarricenses los aguinaldos, salarios en especie y salario escolar para engrosar un indicador tan sensible en la vida familiar.

 

“Aún así, es posible ver el castigo que el modelo económico tiene para los sectores más marginados de la economía. La pobreza en el sector rural, aunque la pobreza sólo aumenta un punto a nivel general, llega en la zona rural a un aumento de 3.3%”, ejemplificó.

 

Para Cabezas, las consecuencias de la situación económica actual no son producto de la crisis, pues agregó: “en el primer quinquenio del siglo XXI tuvimos ingresos de crecimiento promedio de 7% y los niveles de pobreza eran iguales a los actuales, el problema está en la distribución de riquezas”.

 

Citó que “el ingreso promedio de los hogares pobres es el 23.7% del ingreso promedio nacional, es decir, los hogares pobres reciben una quinta parte de lo que determina el ingreso promedio nacional”

 

“Ese ingreso, comparado con respecto al ingreso promedio del quintil más rico, indica que los pobres reciben 9% de lo que reciben los hogares más ricos. Esta es la injusta distribución de riquezas”, apuntó el dirigente, al añadir que “el panorama socioeconómico del Siglo XXI va a estar muy difícil”.

 

Explicó que el ingreso promedio de los hogares rurales es 37% menos que la de los hogares urbanos”.

 

Cuando finalizó el aporte de Cabezas, Oscar Mena Redondo, presidente del Colegio Profesional de Ciencias Económicas, dijo que a “la luz de la transformación socioeconómica que ha sufrido el país en las últimas tres décadas, es evidente que ha crecido la desigualdad y que necesitamos reformas que disminuyan la brecha social”.

 

Manifestó que por ello es necesario dotar a Tributación Directa de los recursos mínimos necesarios, generar inversiones que dinamicen la economía, proporcionen empleo y mejoren la infraestructura fiscal del país, así como también dotar de una mayor eficacia y eficiencia el uso de los recursos por parte del Estado.

 

“Costa Rica busca una sociedad inclusiva, solidaria, justa, sostenible ambientalmente, con oportunidades para los jóvenes, salud para todos, atención para los ancianos, oportunidades para los micro y pequeños empresarios, entre otros aspectos. No cabe duda que es fundamental un Estado solidario, eficiente y eficaz”, acotó.

 

Álvaro González, ex ministro de Trabajo y miembro de la Junta Directiva del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (INFOCOOP), situó al cooperativismo como sinónimo del desarrollo con contenido social.

 

Aseveró que existen en el país 347 cooperativas, con 750.121 asociados. De este total de agrupaciones, 183 son escolares y juveniles.

 

“El cooperativismo representa un gran aporte al campo laboral por el desarrollo de todas las actividades que comprende”, apuntó.

 

El rector de la UNED intervino para destacar la importancia de conocer las acciones que emprenden los sectores de la economía nacional, representados en el panel de discusión, y llamó al país a trabajar por políticas que disminuyan la pobreza y mejoren la calidad de vida de las personas.

 

Carpio Malavassi, quien fungió como moderador de la actividad, enfatizó que este país está lleno de análisis, investigaciones y estudios, pero carece de la implementación de acciones que ayuden a mejorar la situación económica nacional.