NASA mapea territorio costarricense para estudios volcánicos

 

Datos se recopilan a través de un avión con sensores especiales

  

Colegio Científico de Alajuela fue invitado a conocer la aeronave

  

Estudiantes posan con la embajadora estadunidense Anne S. Andrew y el equipo de la NASA.

 

Este miércoles, en la Base 2 del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, alumnos de cuarto y quinto año del CCA recibieron una explicación detallada de parte del científico Armond Joyce, especialista de la misión de la NASA en este país, sobre las funciones que realiza esta aeronave en sobrevuelos a 12 mil pies de altura.

   

A través de microondas que se adentran en la tierra en hasta 1 y 2 metros de profundidad, se recopila información sobre la topografía, en este caso en especial, sobre la estructura volcánica, para posteriormente ser analizadas en los laboratorios de la NASA, en Pasadena, California. Allí, contrastan los datos adquiridos el año anterior, cuando también la misión realizó varios estudios sobre suelo costarricense.

  

Joyce comentó a los educandos que el sistema de sensores del avión no depende de la energía solar para trabajar; son sensores activos que, incluso, pueden operar en medio de la nubosidad y de la oscuridad de la noche. Estas emiten microondas que trasladan como si fuera una fotografía las diferentes franjas topográficas del país. 

 

Los sensores se ubican en esta cápsula.

 

Estudiantes del Colegio Científico de la Alajuela (CCA), adscrito a la Universidad Estatal a Distancia (UNED), salieron de su rutina habitual para vivir una experiencia única: conocer el avión de una misión científica de la Agencia Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), que analiza la estructura de los volcanes de Costa Rica. 

 


 

"Sensores como éstos pueden analizar la estructura de los bosques, la ecología y diferencias en los materiales volcánicos luego de una erupción y además, puede contribuir al análisis de la actividad sísmica", dijo.

  

En la actividad, estuvo presente la embajadora de Estados Unidos en Costa Rica, Anne S. Andrew; el ministro de Ciencia y Tecnología, Alejandro Cruz; así como el director del Sistema Nacional de Colegios Científicos de Costa Rica (SNCCCR), Kenneth Rivera, y el sismólogo Marino Protti, de la Universidad Nacional (UNA), quien consideró valiosos los aportes arrojados en este estudio de la NASA.

  

La embajadora resaltó la importancia de este tipo de misiones que permiten recabar información importante acerca del cambio climático, desastres naturales y estudios volcánicos.  “Estamos entusiasmados de contar con la presencia de los estudiantes del Colegio Científico de Alajuela, a quienes les han dado las bases de una educación científica y tecnológica vital para que puedan enfrentar los problemas de este mundo globalizado”, aseveró.

  

Por su parte, el titular de de Ciencia y Tecnología manifestó sentirse muy impresionado por la información suministrada por la misión de la NASA e instó a los estudiantes a asumir la experiencia de conocer el avión como un estímulo que les impulse al estudio de la ciencia y el espacio.

  

El director del SNCCCR afirmó que estas actividades forman parte del plan de fortalecimiento de la educación que reciben los estudiantes en los Colegios Científicos, en un afán de mantener la excelencia y acercarles a los diferentes escenarios científicos y tecnológicos que pueden considerar en el futuro, una vez sean egresados del sistema.

 

 

 

Expertos respondieron cada una de las preguntas que realizaron los educandos del CCA, quienes luego fueron invitados a subir al avión para conocer la tecnología utilizada. Estas funciones de recopilación de datos están a cargo de Royer Chao, parte de la misión y quien hizo una demostración de los equipos.

  

Chao muestra en la pantalla las fotografías tomadas por los sensores.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  

{jcomments on}