Zona atlántica y norte reciben con éxito buenas prácticas agrícolas en cultivo de piña

Costa Rica presenta las condiciones de clima y suelo adecuados para el cultivo de la piña.En un esfuerzo por procurar mejores prácticas agrícolas en los suelos costarricenses, la Escuela de Ciencias Exactas y Naturales (ECEN) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) logró transferir conocimientos en la producción de piña de la zona norte y atlántica.

    

Estas capacitaciones se impartieron en el marco del convenio UNED-Banacol, firmado en el 2009. Precisamente, con este aprendizaje, esta empresa ingresó al Proyecto; Colombia, Costa Rica y Nicaragua, Reduciendo el Escurrimiento de Plaguicidas al Mar Caribe (REPCar).

  

La iniciativa REPCar fue impulsada por el sector privado y público en coordinación con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

  

En Costa Rica, el proyecto es coordinado por el Ministerio del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET), en conjunto con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). Precisamente, esta iniciativa cerró su ciclo el pasado 6 de mayo con la exposición de todos los proyectos beneficiados, en una actividad que contó con la participación de autoridades, colaboradores y entes responsables y en la cual Banacol estuvo presente.

  

Desde la UNED, la Cátedra de Gestión Sostenible de Suelo, de la ECEN, apoyó a Banacol con conocimientos para desarrollar las prácticas agrícolas de la piña en condiciones amigables con el ambiente.

  

Wagner Peña Cordero, encargado de Cátedra Gestión Sostenible del Suelo de la ECEN, comentó que estas capacitaciones lograron modificar las actividades que implementaba la compañía en el cultivo de este producto, dejando importantes beneficios en las zonas.

  

"Estas capacitaciones lograron mejorar algunas de las actividades que se implementaban, como es el uso de Trichoderma sp como biocontrolador", añadió.

  

Banacol fue tomada en cuenta dentro del REPCar con el proyecto Evaluación del sistema de producción de piña (Ananas comosus L. Merr.) y la implementación tecnológica de buenas prácticas agrícolas integradas en la Región Nor-atlántica de Costa Rica.

  

Este comprende dos componentes: el uso de cobertura plástica para el control de malezas (suelos arenosos) y de la erosión de suelo y la reducción significativa en el uso de los herbicidas y otros agroquímicos aplicados tradicionalmente.

  

La Corporación Bananera Nacional (Corbana) participó en las técnicas de cobertura plástica. Banacol también produce banano, por ello Corbana intervino en el proceso. Por otra parte, las capacitaciones sobre buenas prácticas se desarrollaron a través de la UNED, CeNAT y otros actores del sector.

  

En colaboración de las coordinaciones de estas actividades también se contó con la colaboración de empresas involucradas con REPCar y otras como el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

  

Las buenas prácticas incluyen la reducción del uso de agroquímicos en la etapa de semillero y la elaboración de abono orgánico tipo bokashi a partir de los rastrojos de la piña.

  

Con estas acciones, se lograron importantes beneficios, por ejemplo, diversos estudios señalaron que en las parcelas donde se utilizó cobertura plástica y aplicaciones reducidas de agroquímicos se obtuvieron frutas de mayor tamaño.

  

Con la elaboración de bokashi, se obtuvo un abono orgánico con una relación de carbono/nitrógeno adecuadas para un producto maduro. Además, se pudo controlar la mosca sin la aplicación de herbicidas desecantes y sin quema de plantas.

  

En materia ambiental, se redujo además la concentración de residuos de plaguicidas, como herbicidas e insecticidas, presentes en el agua de escorrentía.

  

Gestión Sostenible de Suelos promovió el acuerdo con Banacol en el año 2009.Este proyecto contó con un intenso periodo de capacitaciones, que de acuerdo con Peña Cordero, fueron impartidas en un 80% por la UNED, a cargo la Cátedra Gestión Sostenible de Suelo.

  

Los temas abarcados a lo largo del proceso estuvieron relacionados con las buenas prácticas agrícolas en el uso de agroquímicos y el uso de la cobertura plástica.

  

Dentro de estas jornadas de formación, se logró capacitar a alrededor de 303 personas vinculadas con la producción de piña en la zona norte y Caribe del país.

  

El proyecto REPCar llegó a su fin este mes; éstos y otros resultados de iniciativas participantes fueron expuestos ante autoridades gubernamentales y sectores productivos, sin embargo, la alianza entre Banacol y la UNED se mantendrá a favor del adecuado manejo del suelo en la región Caribe.

 


 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  

{jcomments on}