Por mejores gobiernos locales

 

 

Instituto de Formación y Capacitación Municipal de la UNED reunió a sus profesionales para elaborar posible plan de trabajo interuniversitario

 

 

 

Expertos conicidieron en que el los gobiernos locales son eje funadamental del desarrollo del país.Con el propósito de recopilar ideas y criterios para la formulación y posible ejecución de líneas de trabajo interuniversitario en favor del fortalecimiento y desarrollo de los gobiernos locales, la Universidad Estatal a Distancia (UNED) mediante el Instituto de Formación y Capacitación Municipal llevó a cabo el panel "Tendencias del sector municipal costarricense: retos para la educación superior pública".

    

Los expertos que llegaron a la actividad para exponer sus conocimientos fueron Luis Paulino Vargas, investigador de la UNED, Vladimir Cunningan, profesor extensionista y Miguel Mondol, de la Cátedra El País que Necesitamos. Según los especialistas, existen diferentes asimetrías entre gobiernos locales y es necesario que exista un mejor ordenamiento en las líneas de trabajo de los municipios que a su vez sea integral con el desarrollo integral de los pueblos.

 

"El fenómeno de los gobiernos locales toma mayor fuerza después de la Constitución Política del 48 pues es cuando el Estado interventor consolidó las llamadas instituciones autónomas, de esta manera, el poder se delegó a estas instancias y fueron exitosas hasta la década de los años 80. Posterior a esos años, el ideal de ciudadanía se adopta de una forma equivocada porque para los habitantes era más importante que los municipios cumplan con los servicios ofrecidos y casi no importaban otros aspectos más relevantes", dijo Vladimir Cunningan.

 

"Por ejemplo: si la municipalidad recoge la basura a tiempo entonces es buena pues no importa si hay o no espacios de participación ciudadana, espacios en el cual se fomente cultura, educación y arte, es decir, la gente valora más los términos de bajo impacto", agregó.

 

En la actualidad, Costa Rica carece de planes reguladores en los gobiernos locales, de 50 entidades, solo 19 cuentan con dichos lineamientos, lo que en porcentajes evidencia que el 56% no tiene ningún tipo de documento para regular las funciones públicas, esto según el informe que reveló la Dirección de Urbanismo del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo. Otros datos como el de la Contraloría General de la República reflejan que Costa Rica es el segundo país de la región centroamericana con menor gasto municipal, considerando dólares per cápita y en términos del Producto Interno Bruto (PBI), sólo superando a Panamá. Adicionalmente incorpora mínimos criterios de redistribución y solidaridad fiscal local.

 

Miguel Mondol, encargado de la Cátedra El País que Necesitamos explicó que las asociaciones comunales son organismos que nos desaparecerán y los gobiernos locales tienen que aprender a convivir con ellos; además señaló que el espacio de la gestión local incluye, necesariamente a las asociaciones de desarrollo.

 

"En este momento tenemos 1717 asociaciones integrales, 1225 específicas, 75 uniones cantonales, 24 asociaciones indígenas y 1 confederación. A estas organizaciones se les puede llamar como los ángeles del cielo porque es a partir de ello que las necesidades de los habitantes se externa a los municipios, ya que estas se encargan de coordinar una dinámica organizacional, tiene una visión integral y visión autónoma apoyada por el Estado, y también es participativa. Para que haya un mejor desarrollo en las comunidades es necesario que exista más flexibilidad entre municipalidad, asociaciones y otros grupos organizados", manifestó Mondol.

 

Algunas de las reflexiones expuestas en el panel fue que el proceso de interacción sociopolítico entre actores estatales y no estatales se caracteriza por ser policéntrico y no jerárquico, otra característica es que la función primordial de los entes gubernamentales se plantea en términos de regulación del riesgo social y político, en vez de la redistribución de los recursos.

 

Por su parte, Luis paulino Vargas, investigador de la UNED, se refirió al tema desde un enfoque económico. El experto indicó que en términos de gobernabilidad, el Estado no debería ser muy grande y tendrían que estar guiadas por un criterio de regulación y no de intervención directa. Además explicó que el modelo costarricense sufre de rezagos en diferentes aristas y que su economía está enfocada en la inversión de capital extranjero.

 

"El modelo enfatiza en que Costa Rica para poder vivir y progresar tiene que integrase a la economía mundial, esto se produce básicamente por dos vías, la vía de las exportaciones y la vía de los grupos de capital nacional, a grandes rasgos estos son los pilares del modelo económico del país. Al enfocarse en la inversión extrajera de alguna manera se abandona la inversión nacional y esto no es sano porque se debilita las entidades estatales, paralelo a esto, continúa la persistencia de procesos de pobreza y desigualdad social", señaló Vargas.

 

"Actualmente tenemos un sistema político desfasado e instituciones como la religión, la familia y la escuela que se encuentran rezagadas, asimismo el desarrollo local se fragmenta y el nivel macrosocial se polariza generando violencia e inseguridad, el cual provoca asimetrías sociales. Tenemos que tener en cuenta que para realizar un cambio positivo es necesario estar conscientes que los espacios locales no son homogéneos, y tenemos que ponerle atención a eso, para lograr un mejor desarrollo", finalizó.

 

Estos espacios de discusión acerca de la formulación de posibles lineamientos de trabajo interuniversitario también se realizaron en la Universidad de Costa Rica (UCR), la Universidad Nacional (UNA) y el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), con el fin de unir los diferentes insumos recopilados por sus respectivos profesionales.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}