Un premio a la mejor planta

 

ECEN celebra la Semana de los Recursos Naturales

  

Esta planta ocupa el primer lugar del concurso del ECEN.Unas 16 plantas posaron en los pasillos de la Escuela de Ciencias Exactas y Naturales (ECEN), de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), buscando ser la mejor en un concurso organizado para concientizar acerca de la necesidad de preservar las especies naturales.

    

Este inusual certamen forma parte de las actividades de la Semana de los Recursos Naturales en el ECEN, una iniciativa del Programa de Manejo de Recursos Naturales (Marena) que contó con la participación de siete oficinas.

  

Espadas de San Jorge o la conocida lengua de suegra, garrobos, cactus, palmeras y un árbol de jade fueron parte la muestra participante. El primero, segundo y tercer lugar fueron definidos mediante el voto, en una urna para tal efecto instalada en la oficina de Marena.

  

Rose Marie Menacho, del Marena, comentó que el concurso fue organizado con una campaña de sensibilización en el ECEN, como parte de las acciones de concientización en el mes del ambiente.

  

Para el concurso fue establecido un reglamento según el cual participaban las plantas con más de 15 días de permanecer en las oficinas. Además, cada maceta debía contener información sobre la especie, su descripción y el nombre de la persona cuidadora.

  

Así por ejemplo concursó con buen suceso Mechudita, conocida en los viveros como Cola de Ponny. Esta planta requiere de poca agua y luz, sus hojas parecen rizos y quizá esta característica le dio el primer lugar.

  

Flor de María se situó en el segundo lugar con Ramira, una hiedra.Flor de María es una violeta africana que necesita 12 horas de luz solar para mantenerse con bien. Esta planta obtuvo el segundo lugar junto a Ramira, una hiedra cuyo nombre científico es hedera helix.

  

Con éstas, varias plantas más llamaban la atención de los funcionarios y visitantes, pero Beto, un filodendro trepador (philodendron scandens), acaparaba por su altura las miradas desde la entrada del edificio del ECEN.

  

Beto contaba su procedencia en un pequeño y emotivo cartel, recordando cuando llegó al ECEN en un evidente estado de abandono y tristeza. Poco a poco fue recuperándose con el cuidado de dos familias: Ingeniería agronómica y Administración de empresas agropecuarias, adquiriendo una nueva imagen que le valió el tercer lugar del concurso.

  

Próspero, un árbol de Jade (crassula arborescens), también posaba frente a un público. En su carta de presentación cuenta que su nombre proviene del augurio de buena suerte. Cerca suyo se encontraban tres garrobos: La niña, Fernanda y Clementina.

  

Esta actividad despertó el ingenio de muchos en el ECEN, quienes para captar votos, ofrecían confites e incluso, utilizaban las redes sociales como Facebook. Además, fue una oportunidad para compartir alrededor de la importancia de conservar la riqueza natural.

  

Los ganadores recibieron abono y un set de cuidado para las plantas. Otros premios, entre ellos libros sobre el Cambio Climático y revistas Biocenosis,  fueron aportados por el Centro de Educación Ambiental (CEA).

 

Ella es Ramira, segundo lugar del certamen.  Beto logró el tercer lugar del concurso.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  

{jcomments on}