UNED y BTC estudiarán relación entre el uso de computadoras y los procesos de aprendizaje

 

Quince estudiantes de diversas zonas del país y con condiciones socioeconómicas especiales serán beneficiadas con el plan piloto, con el apoyo del CECED

BTC facilitó computadoras para la investigación, cuya sistematización de resultados iniciará  en junio próximo

Las estudiantes expresaron su satisfacción pues las computadoras les ayudarán en su aprendizaje. Problemas de conexión y falta de acceso a recursos informáticos son dos de los obstáculos que 15 alumnas de escasos recursos económicos de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) dejarán en el olvido a partir de este cuatrimestre, gracias a un convenio firmado con la empresa BTC, el pasado sábado 4 de febrero.

   



Todas estas muchachas provienen de zonas como Limón, Pérez Zeledón, Turrialba y Talamanca, y hasta ahora no contaban con la tecnología necesaria para asumir procesos de aprendizaje mediante un modelo de educación a distancia de última generación en sus respectivas carreras. Ellas estudian en la UNED gracias a una beca tipo A.

Desde el pasado sábado y durante los próximos cuatro meses,  la UNED y la empresa BTC pondrán en marcha un proyecto de investigación que pretende determinar los beneficios de la computadora e internet en los procesos de enseñanza-aprendizaje. En la iniciativa participarán las 15 estudiantes.

  

Por la UNED participan el Centro de Capacitación en Educación a Distancia (CECED) y la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAES), con el apoyo de la empresa BTC, la cual facilitará las computadoras y las Data Card durante el periodo que durará el estudio.

“La finalidad de la investigación es determinar los beneficios que una computadora con acceso a internet en su propia casa le ofrece al estudiante y cómo  estos recursos potencian  los procesos de enseñanza aprendizaje en un sistema de educación superior a distancia. Participan 15 personas que presentan situaciones socioeconómicas especiales y que no cuentan en su hogar con computadora o internet. Se trata, pues, de un recurso que difícilmente tendrán en su casa a corto plazo”, explicó Julia Pérez Chaverri, profesora capacitadora del CECED.

Marianela Salas Soto, coordinadora del CECED, comentó que las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) son necesarias para promover procesos de enseñanza-aprendizaje más profundos y significativos, pero que en América Latina su uso masivo no ha tenido el impacto deseado por la limitación en el acceso o porque no se ha aprovechado adecuadamente ese recurso en el campo de la didáctica.

“Los esfuerzos hacia un verdadero desarrollo del aprovechamiento de las TICs deben estar orientados hacia  búsqueda de una disposición lógica, psicológica y cultural para utilizarlas, comprenderlas y darles sentido. Y esto no solo  para estudiantes…también para profesores", agregó.

Por consiguiente, el estudio pretende indagar sobre cuáles son  los beneficios que una computadora con acceso a internet en su propia casa, en su propio espacio,  le ofrece al estudiante (…) en un sistema de educación superior a distancia”, complementó Salas Soto.  

La investigación responderá interrogantes como el nivel de conocimiento por parte del estudiante con respecto a búsquedas avanzadas en internet, acceso a una biblioteca digital, cómo  establece grupos de trabajo colaborativo, intercambio de tareas e información y trabajo con diversas herramientas de la Web 2.0.

En el acto de inauguración, el rector de la UNED, Luis Guillermo Carpio Malavasi se dirigió a los presentes: “este proyecto viene a complementar mucho lo que hemos hablado recientemente; el hecho de que la UNED tiene que hacer una serie de replanteamientos sobre una base científica para poder lograrlos. Y ya lo hemos empezado a hacer. Yo no tengo la menor duda de que el poder llevar una computadora a la casa de cada uno de nuestras estudiantes va a tener un efecto muy positivo, envolvente y creciente”.

“Desde luego, no creemos que las computadoras sustituyen el proceso de enseñanza-aprendizaje. La idea es que la tecnología de BTC, acompañada de la pedagogía de nuestro personal y la asesoría de la DAES (…) se pueden complementar muy bien los resultados de la investigación. (…) Ese es nuestro compromiso”, expresó Carpio Malavasi durante la sesión, que contó con la presencia de la directora de la DAES, Adelita Sibaja Salguero; la vicerrectora académica, Katya Calderón, la vicerrectora de investigación, Lizette Brenes, y el director de la Escuela de Ciencias de la Administración (ECA), Eduardo Castillo.   

Arnoldo Mora Vaglio, Gerente General de BTC, se refirió a la incursión de su empresa en el estudio del uso de la tecnología, específicamente en la educación superior: “hemos desarrollado habilidades que nos han permitido avanzar hacia sectores de la tecnología. (…) Uno de ellos es el sector de la educación. (…) Estamos involucrados en varios proyectos educativos en la región de Centroamérica y el Caribe. Casi todos estos proyectos tienen que ver con la implementación de tecnologías de información para primaria y secundaria. Pero este es uno de los primeros esfuerzos que hacemos para desarrollar investigaciones que nos permitan aplicar esas tecnologías en el sector universitario también”.

BTC igualmente apuesta por la innovación y creación de software aplicado al conocimiento, como parte del programa Intel Learning Series. “Este es un programa mundial dedicado a la investigación de tecnologías aplicadas a la educación y en la que participan más de 300 empresas en el planeta”, dijo Mora Vaglio, quien  además acotó este 2012, precisamente, la corporación iniciaría un programa de cobertura universitaria. Por eso, calificó como relevante y ventajosa  la participación de la UNED y los usuarios de las TICs en el plan piloto que inició el sábado anterior.

Ese día, BTC facilitó las computadoras a las estudiantes y se les explicó la metodología que se seguirá durante su participación a lo largo de todo el proceso de investigación. Asimismo, durante la sesión se les explicó a las jóvenes el uso del portafolio como recurso didáctico y se llevó a cabo un diagnóstico por parte de la Oficina de Atención Socioeconómica de la UNED.

Raquel Zeledón Sánchez, jefa de esa área, detalló los pormenores del diagnóstico: “primero, vamos a tomar en cuenta tres temas. Vamos a valorar la parte personal y familiar de las estudiantes, así como el apoyo que reciben para estudiar; ya sabemos de dónde vienen, pero vamos a ampliar la información acerca de sus zonas de residencia. En segundo lugar, vamos a analizar la situación académica de las estudiantes, cómo ha sido su rendimiento académico y cómo las ha afectado el no haber contado con computadoras en sus casas para estudiar. La tercera parte tiene que ver con el conocimiento actual que tienen ellas con respecto al uso de las TICs y diversas herramientas”. La sistematización de resultados iniciará en junio próximo.    

  

Justamente, en ese tercer punto, las estudiantes tuvieron la oportunidad de aclarar sus primeras dudas con respecto al uso de las computadoras. Para tal fin, realizaron un taller con el apoyo de Diego Villalón, jefe de servicio técnico de BTC.

  

Los equipos entregados a las estudiantes son tipo Classmate PC, computadoras diseñadas por Intel para responder a las necesidades del aprendizaje contemporáneo en las aulas. Desde su introducción en 2006, las Classmate PC le han dado a más de un millón de estudiantes, en 50 países, la oportunidad de tener su primer contacto con las computadoras e internet, ayudando a la alfabetización tecnológica para estudiantes y profesores.

  

 

 

 

  

Según detalló Villalón, los equipos cuentan con un Atom de 455, disco duro de 320 GB, memoria RAM de 2 gigas, 3 puertos de USB, tarjeta wireless, tarjeta de red 10100, salidas de audio y video, cámara web, micrófono y pantalla de 10 pulgadas. Adicionalmente, el teclado es antibacterial, resisten caídas de hasta 70 cm y derrames de líquidos sobre el teclado hasta 100 cc.

 


Momento de la rúbrica del convenio Rebeca Fallas Mena estudia la carrera de Gestión Turística Sostenible desde hace dos años en la UNED. Ella comentó que ha utilizado computadoras del centro universitario de su localidad o las de la biblioteca pública. “Ahí es un poco difícil hacer trabajos porque a veces falla la conexión y las máquinas tienen muchos virus. Cursos en línea no he llevado hasta ahora porque a veces ha sido difícil entrar en la plataforma y como se usan máquinas diferentes y no estaban configuradas. Ahora con esta computadora nueva tengo la expectativa de encontrar los datos más rápido y como voy a contar con más tiempo de acceso, encontraré material de mejor calidad para mis trabajos y también voy a tener acceso a los cursos en línea. Este cuatrimestre voy a llevar el primero”, aseguró Rebeca, quien es oriunda de Pérez Zeledón.

 

La UNED ofrece más de 600 cursos en línea,  dos plataformas (Blackboard y Moodle) para la implementación de estos cursos; además, cuenta con una robusta biblioteca digital y una de las mejores editoriales de Centro América. También cuenta con excelentes equipos audiovisuales y de videoconferencia, así como un portal de recursos didácticos, que potencian el proceso de enseñanza-aprendizaje en el sistema educativo a distancia.

Si desea obtener más información puede llamar al 2527-2701, del Centro de Capacitación en Educación a Distancia.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.{jcomments on}