Investigaciones en Altamira revelaron más especies de mariposas

 

Estudiantes de la ECEN realizaron trabajo durante dos años

Estudiantes de MARENA defendieron tesis ante tribunal examinador. Como parte de un trabajo de tesis que realizaron Roger González y Manuel Solís, estudiantes de la Licenciatura de Manejo de Recursos Naturales (MARENA) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), se identificaron otras especies de mariposas en el Parque Internacional la Amistad, esto ubicado en Altamira, Talamanca.

   


El objetivo de la investigación fue conocer el estado actual de las mariposas, cuyo nombre científico es (lepidoptera); para ello, se tomaron en cuenta varios factores como el habitat, plantas hospederas, ciclo biológico, historia natural de la zona, entre otras.

 


La importancia de las mariposas radica en que la mayoría de estas a su edad adulta son polinizadoras, esto provoca un equilibrio ecológico y ambiental. Es preciso mencionar que esta especie está ubicada en el segundo orden de los insectos, sólo superados en número por los escarabajos.

“Escogimos Altamira porque el compañero Roger González ha venido trabajando en ese lugar desde el año 2000 como parataxólogo, esto comprende la recolección de insectos e historia natural; para el 2004 ya él se encontraba realizando la investigación  de campo,  entonces, como ya teníamos el trabajo un poco adelantado decidimos continuar las investigaciones, pero ya enfocados en la tesis”, manifestó Manuel Solís, estudiante de la UNED.

Los resultados que obtuvieron de sus investigaciones, muestran que 33 especies de mariposas son endémicas de la zona, cabe decir que estas sólo pueden limitarse a vivir en lugares específicos; de perderse estas áreas, provocaría la extinción irreversible de un número considerable de especies únicas.

Otro de los aportes que rescata el trabajo, es que de las 1572 especies que son reportadas en Altamira, se le suman otras 38, esto, gracias a la metodología recolecta de crianza que emplearon los estudiantes.

“Es importante aclarar que estas no son nuevas especies, lo que pasa es que hasta el momento no habían sido reportadas mediante otras metodologías. Pero lo que si pudimos identificar y aportarle a la ciencia, fueron cinco géneros y seis especies nuevas de himenópteros y dípteros, estos también pertenecen a la familia de los insectos y se les considera como parasitoides; los parasitoides son organismos vivientes que viven sobre o dentro de otro organismo vivo del que obtienen su alimento”, dijo Roger González, alumno de la UNED.

Según los datos que se muestran en el trabajo de investigación, en Costa Rica existen de12 000 a 14 000 especies de mariposas; estas son aprovechadas por algunos pobladores, quienes obtienen importantes ingresos por su comercialización.

En la actualidad, Roger González y Manuel Solís trabajan para el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), gracias a las investigaciones realizadas, ahora dicha institución cuenta con nuevos datos que servirán de apoyo para las personas que busquen información acerca de las mariposas.

Continuar con las investigaciones, proteger los microambientes, explotar el ecoturismo, hacer mariposarios e involucrarse más con las riquezas naturales que tiene Altamira, son algunas de las recomendaciones que dieron Gonzáles y Solís, pues aseguran que si la población concientiza de manera responsable todo lo que tienen a su alrededor, pueden sacar provecho de ello y mejorar su calidad de vida.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}