Emociones por doquier: el pebetero fue encendido

Los JUNCOS fueron oficialmente inaugurados en una emotiva ceremonia que combinó arte, música y baile
 
Una a una fueron llamadas las delegaciones deportivas en un Gimnasio Nacional vestido de luz y color, pero también colmado de la emoción que desata el deporte y la sana competencia. Era la inauguración oficial de los XXI Juegos Universitarios Costarricenses (JUNCOS) UNED 2015 y para tal ocasión, la UNED ofreció un acto fundido por el talento de sus estudiantes.
 
Poco antes de las 5:00 p.m. fueron apagadas las luces del recinto. Fue entonces cuando reflectores de colores daban movimiento al escenario, graderías y público en general, para dar comienzo con la apertura oficial de las justas deportivas.
 
Ahí estaban presentes las delegaciones de las 15 universidades de JUNCOS. Todos ellos lanzaban consignas y gritos de apoyo a los suyos cuando fueron presentados por la comunicadora Ana Victoria Campos Quesada, desde el escenario. Era su momento, una luz blanca les iluminaba en medio de la oscuridad del Estadio: ellos eran los protagonistas de una historia deportiva que se reaviva cada dos años.
 
Luego de la presentación de las delegaciones y ante un público aún emocionado, tocó el turno del grupo Fusión UNED con el tema oficial de los JUNCOS: “La medida de tu coraje”, compuesta por Manrique Vargas con los arreglos de Marco “Chiqui” Ortiz.
 
Llegó el momento de los discursos oficiales, propios de una ceremonia de inauguración. La palabra fue cedida a Carolina Mauri, ministra del Deporte y la Recreación; Luis Guillermo Carpio Malavasi, rector de la UNED; Rosaura Méndez Gamboa, miembro y asesora del Comité Ejecutivo de Federación Internacional del Deporte Universitario (FISU); Celedonio Ramírez Ramírez, exrector de la UNED y dedicado de los JUNCOS 2015; Sarita Morales Brenes, directora ejecutiva de JUNCOS UNED 2015; y Biery Loaiza Soto, coordinador de FECUNDE.
 
Nuevamente la música se apoderó del escenario. Más de 50 estudiantes ofrecieron un espectáculo que combinó la danza urbana, la danza contemporánea y la música latina.
 
Color, movimiento, energía, son algunas de las características del espectáculo producido por Fernando Álvarez Bogantes, coordinador del Programa de Arte de la UNED.
 
“La historia de Ana” duró 18 minutos para recrear la vida de una estudiante que empieza desde muy joven con la afinidad por el deporte, específicamente en atletismo. Mientras los estudiantes bailaban diferentes canciones, muy populares entre el público, una voz en off –que era Ana- paseaba por diferentes momentos de su vida deportiva.
 
Al final, Ök, la mascota de los juegos, bailó con sus dos acompañantes algunos pasos que arrancaron aplausos y gritos entre las delegaciones deportivas. 
 
El pebetero fue encendido. Las universidades participantes presenciaron la vivacidad del fuego, aquel que simboliza, según la mitología griega, el valor interior para alcanzar la cima, esta vez en el deporte.
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
{jcomments on}