Instituto de Estudios de Género y Centros Universitarios abordaron tema de hostigamiento sexual

En el 2007 se realizaron 90 denuncias de hostigamiento sexual, mientras que para el 2011, dicha cifra se elevó a 308

 

Rocío Chaves mencionó que existen cuatro arquetipos de masculinidad: el mago, el guerrero, el rey y el amante.¿Existe hostigamiento sexual? ¿Existe una ley que lo prohíbe? ¿Cómo puedo ayudar desde la UNED? Fueron algunas de las interrogantes que se discutieron mediante una videoconferencia dirigida a centros universitarios y a la sede central de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), con el fin de promover la participación en los procesos de actividades de prevención contra el hostigamiento sexual en la UNED.

 

Las expertas que abordaron el tema fueron Rocío Chaves, directora del Instituto de Estudios de Género, Hazel Meneses, encargada de la cátedra de psicología y Fabiola Cantero, coordinadora de la Maestría en Derecho de Trabajo y Seguridad Social, todas funcionarias de dicha universidad.

 

Para Rocío Chaves, el hostigamiento sexual se tiene que concebir como un comportamiento inaceptable, puesto que viola los derechos fundamentales de las personas. De igual manera afirmó, que el hostigamiento sexual tiene mayor impacto y perjudica a las personas principalmente en el trabajo o en el estudio (alteración de derechos laborales, perdida de curso, etc.); en el desempeño y cumplimiento laboral o educativo (baja eficiencia, desmotivación, etc.); o en el estado de bienestar personal (sentimientos de depresión, aislamiento, humillación, miedo, soledad, etc.).

 

"¿Cómo se manifiesta el hostigamiento sexual? Utilizando palabras con contenido sexual, que resulten hostiles, humillantes u ofensivas para quien las recibe, como son los casos de chistes obscenos que disgustan, comentarios o sugerencias de tipo sexual, insinuaciones sexuales, invitaciones insistentes a salir, propuestas sexuales, miradas insistentes, sugestivas o insultantes a distintas partes del cuerpo, así como silbidos, sonidos o gestos de naturaleza sexual. También con acercamiento físicos indeseados como gestos obscenos, manoseos, roces corporales, besos, apretones, pellizcos, otras agresiones sexuales o abrazos o caricias sin haberlo pedido o en contra de su voluntad", manifestó Chaves.

 

Según la base de datos sobre Hostigamiento Sexual de la Defensoría de los Habitantes, en el 2007 se recibieron 90 denuncias, en el 2008 denunciaron 102, en el 2009 fueron 111, en el 2010 Costa Rica aprobó reformas de dicha ley y las cifras aumentaron a 213; en cuanto al 2011 esta cantidad se elevó a 308 denuncias, lo cual refleja que las personas sintieron mayor confianza en las nuevas reformas, para denunciar a sus agresores.

 

En otros datos, la Defensoría de los Habitantes reveló que 92% de mujeres ha realizado alguna denuncia de hostigamiento sexual, mientras que 7% corresponde a denuncias realizadas por hombres y 1% no aporta información. Por otra parte, el estudio también muestra que 98% de los hombres han sido denunciados por tal motivo, mientras que en el caso de las mujeres corresponde a 2%.

 

Finalmente, Chaves se refirió a los arquetipos de la masculinidad, información basada en los conceptos que planteó Karl Jung, psicoanalista suizo, quien los seleccionó de la siguiente manera: El mago (sabe de todo: sabe de electricidad, de mecánica, de agricultura, de deporte, de política, de electrodomésticos, de leyes, de fontanería, de construcción de casas, de enfermedades, de  arreglar cualquier cosa... Hasta de lo que no han inventado... y si no puede con algo lo inventa y engaña, para demostrar que sabe).

 

El guerrero: controla el territorio (a la mujer también); le encanta proteger a las demás personas; es muy posesivo y hasta puede ser celoso; es frío en sus emociones, no las expresa; lucha por sus ideales y principios, es muy leal y luchador incansable ante el cumplimiento del deber; no le tiene miedo a nada ni a nadie y es muy callado, pero cuidado, puede ser agresivo.

 

El rey: le tienen que obedecer; aquí mando él; se hace lo que él diga; no escucha, hace preguntas y da órdenes; le gusta tener el poder, ya sea para mandar o para ayudar; también le gusta coordinar, dirigir a las personas para que logren sus objetivos, y le  gusta sobresalir.

 

El amante: piensa siempre en sexo;  le gustan todas las mujeres; mejor si tiene varias al mismo tiempo; aprovecha cualquier oportunidad y les habla a todas; es como el sembrador: tira la semilla en todos los terrenos para ver cuál da fruto. También puede ser romántico; es capaz de recitar poesías para conquistar a una mujer; le encanta que ellas queden bien satisfechas en el sexo, para que no lo olviden.

 

Por su parte Hazel Meneses, encargada de la cátedra de psicología, dijo que cuando ocurre el hostigamiento sexual es importante que la persona esté acompañada, con el fin de proteger la parte emocional.

 

"¿Cómo podemos dar acompañamiento? Escuchando a la persona; evitar emitir juicios de valor; brindar seguridad física, no dejando a la persona sola o en situaciones que la dejen vulnerable y no divulgar la información obtenida sin la autorización de la persona. ¿Quién puede acompañar a la víctima? Personas cercanas a ella como la familia, amistades y compañeros de trabajo", expresó Meneses.

 

En cuanto a los patrones o perfil de un acosador, Meneses destacó lo siguiente: el sujeto tiene una idea grandiosa de su propia importancia; le absorben fantasías ilimitadas de éxito y de poder; se considera especial y única; tiene una necesidad excesiva de admiración; piensa que se le debe todo; explota a las personas en sus relaciones interpersonales; carece de empatía aunque pueden ser muy brillantes socialmente; puede fingir que entiende los sentimientos de los demás; tiene actitudes y comportamientos arrogantes, entre otras características.

 

Finalmente, Fabiola Cantero, coordinadora de la Maestría en Derecho de Trabajo y Seguridad Social, habló acerca de la Ley contra el Hostigamiento Sexual en el Empleo y la Docencia, "esta Ley constituye un instrumento jurídico a nivel nacional que contempla y desarrolla derechos y concepciones jurídica establecidas en instrumentos internacionales. Particularmente los instrumentos sobre Derechos Humanos, que imponen obligaciones a los Estados para la satisfacción del derecho a la dignidad; la integridad física, psicológica y sexual; la igualdad entre hombres y mujeres; el derecho al trabajo y a la educación; así como las obligaciones previstas en los instrumentos internacionales específicos de los Derechos de las Mujeres, que explicitan el hecho del hostigamiento sexual y obligan a su tutela".

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}