Iniciativa institucional puso en mesa de discusión el tema: “Derechos de la Niñez y la Adolescencia en Costa Rica”

Actividad contó con el respaldo del Consejo de Rectoría

 

Propuesta surgió en la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades (ECSH) a fin de tratar esa temática durante el 2014

 

Carrera atlética UNED Sin Límites será dedicada a los derechos de la niñez y la adolescencia

 

Melva Jiménez y Carlos Guzmán contaron experiencia familiar.Como parte de las actividades que realiza la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades (ECSH) y su programa de Extensión, en función de abordar el tema de los derechos de la niñez y la adolescencia desde diferentes áreas temáticas, se llevó a cabo el foro "Los Derechos de la Niñez y la Adolescencia en Costa Rica: Logros y Retos Pendientes".

 

Según Rocío Vallecillo Fallas, extensionista de la Comisión de Extensión la ECSH, la UNED como universidad pública, tiene un compromiso mayor en esta tarea por la naturaleza de su conformación profesional; debido a esto, ha querido asumir una posición proactiva y pionera, firme en la intensión de posicionar a niños, niñas y adolescentes en el contexto nacional.

 

"Desde hace aproximadamente diez años, en la escuela se trabaja en función de la promoción de los derechos de las niñas y los niños costarricenses, mediante proyectos regionalizados, los cuales se enfocan en empoderar a la población infantil del conocimiento oportuno para defender sus derechos. Estos proyectos se han realizado en comunidades del sur como Puerto Jiménez, Cuidad Neilly, Buenos Aires, Corredores, Golfito, Laureles, entre otras; así como en la Región Chorotega (Cañas)", manifestó Vallecillo Fallas.

 

En esa línea, el programa de Extensión de la ECSH propuso ante las autoridades universitarias participar diversas actividades, la primera de ellas tuvo como escenario la celebración del 37 Aniversario de la UNED, el cual se llevó a cabo el pasado 3 de marzo, donde se abordó el tema "La vivencia de los derechos de la niñez y la adolescencia: desafíos que nos presenta", a cargo de la especialista Ana Teresa León.

 

Marisol Gutiérrez.En esta segunda actividad (ayer en la mañana) la ECSH invitó a Marisol Gutiérrez, profesora investigadora de la Universidad de Costa Rica (UCR), a Mónica Bagnarello, tutora de la cátedra de Psicología Educativa de la UNED y, a Melba Jiménez y Carlos Guzmán, madre e hijo, quienes llegaron a la institución para contarles a los presentes sus experiencias de vida.

 

Quien abrió el conversatorio fue Marisol Gutiérrez, la experta habló acerca de la "Situación actual de los derechos de la niñez y de la adolescencia". Ella indicó, que es importante que este tema sea tratado de manera interdisciplinaria, interinstitucional e interuniversitaria pues esta es una cuenta pendiente que tiene Costa Rica con la sociedad.

 

"En primer lugar, tenemos que reconocer este tema como personas adultas y saber que cualquier acción que afecte a nuestros jóvenes también es responsabilidad nuestra. En la actualidad, según el censo realizado en el 2011, se muestra que en el país existen más de 1 300.000 jóvenes, los cuales no están siendo debidamente atendidos". Afirmó Gutiérrez.

 

"En lo que tenemos que poner énfasis es en realizar más investigaciones respecto a estos temas pues en este momento no se cuenta con una debida documentación que nos orienten más a solucionar los problemas actuales, por ejemplo, en el tema de abuso sexual y trata de personas la información es muy escaza, es por eso que insto a las instituciones y universidades hermanas a trabajar de manera conjunta para mitigar este mal social", agregó.

 

Mónica Bagnarello.Por su parte, Mónica Bagnarello, tutora de la cátedra de Psicología Educativa de la UNED expuso "El derecho a la salud emocional en la infancia". Según la funcionaria, tanto el Gobierno entrante como las instituciones del país tienen que poner especial atención a los trastornos psicológicos de los niños y jóvenes en general pues si no se atiende a esta población, es muy probable que cuando sean adultos estos problemas continúen, lo cual es desfavorable para el país porque por más que se hagan esfuerzos para luchar contra los males sociales, estos seguirán porque no se les aborda desde la raíz.

 

"Tenemos un sistema que permite acceder a la educación, pero este no prevé las complicaciones que existen dentro de ella, por ejemplo, el sistema educativo es muy deficiente en la atención de salud metal, por el contrario, este es más cerrado pues casi no hay plazas para que los profesionales en esta área desempeñen su labor, igual pasa con la atención psicológica, y aunque en el país se ha mejorado un poco la atención a esta necesidad, todavía falta mucho para tener una atención integral", manifestó Bagnarello.

 

"Tenemos que ser conscientes de que hay varias situaciones que afectan de manera negativa a los niños y jóvenes, entre ellas se pueden mencionar embarazos, drogas, violencia doméstica, acoso sexual, violaciones, etc. es por eso que tenemos que generar espacios para mejorar esta situación, donde brindemos respuestas oportunas y pertinentes, y que estas acciones no solo queden en palabras, sino en hechos", añadió la tutora de la UNED.

 

Experiencia familiar

 

Melva Jiménez y su hijo Carlos Guzmán contaron su experiencia acerca de la atención que le brindan a niños y niñas que atraviesan situaciones difíciles, ambos invitados manifestaron que para atender a esta población desprotegida, lo más importante es hacerlo de corazón.

 

"Agradezco a la UNED por habernos invitado a contar nuestra experiencia. Pienso que lo más importante es que ellos se sientan queridos y amados, esa es la clave para que ellos reconstruyan nuevamente sus vidas y así sanar sus heridas emocionales", dijo Melva Jiménez.

 

"Mi historia comienza cuando mi hija se enfermó de cáncer, en ese tiempo mi vida se volvió gris pues los doctores me dijeron que ya estaba desahuciada, pero no me importó y yo seguí buscando por todos los medios salvar a mi hija; recuerdo que junto a ella había otra compañerita, y fue tanto la petición a mi Dios que conforme transcurrían las semanas él me las sanó. A partir de ahí, mi vida cambió y le prometí a mi diosito que cuidaría a los niños que pasaran por cualquier necesidad; en la actualidad, tengo 36 años trabajando en el cuido de esta población a través del PANI y la verdad me es muy gratificante".

 

"Tengo cuatro hijos biológicos y mis hijos muchos hermanos. Somos una familia muy grande; para mí esto es una bendición enorme pues aunque en un principio fue un poco complicado, hoy todo es diferente porque tengo muchísimos hijos y todos nos apoyamos", finalizó Jiménez.

 

Cabe destacar, que la carrera atlética UNED Sin Límites, la cual se llevará a cabo el próximo 4 de mayo, estará dedicada este año a la "Sensibilización social sobre la importancia que tiene la niñez y la adolescencia, la necesidad de conocer y respetar sus derechos".

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}