U Públicas realizaron “I Jornada: Pueblos indígenas y educación superior”

Renzo Kcuno Aimituma
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Después de varias reuniones e intercambios de ideas entre las universidades públicas, a fin de compartir experiencias en torno a temas académicos, laborales, de investigación y de acción social, entre otros, resolvieron llevar a cabo la “I Jornada: Pueblos indígenas y educación superior: razones para la identificación de los pueblos indígenas en las universidades”.

La actividad se realizó en la sede central de la Universidad Estatal a Distancias (UNED), y fue liderada por la Salvaguarda Indígena, la cual forma parte del Acuerdo de Mejoramiento Institucional (AMI) de la UNED.

En esta primera jornada, las instituciones de educación superior abordaron el tema: “Lecciones aprendidas sobre la identificación indígena”, y estuvo a cargo de los expositores Xinia Zúñiga, investigadora del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) de la UNED, Keneth Cubillo, director de Educación Rural de la Universidad Nacional (UNA), y Denia Román, de la Escuela de Antropología de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Para Zúñiga, antes de hablar o discutir acerca de derechos, implicaciones y desafíos, primero es importante conocer el contexto de las poblaciones indígenas, y no de manera cuantitativa, es decir, cuántos son y en qué lugares habitan, sino que se debe entender, al menos de manera general, su cultura, tradiciones, costumbres, condiciones en que viven, su situación social y económica, ya que ellos se encuentran en escenarios muy diferentes a las personas que residen en la ciudad.

“En América Latina existen más de 650 pueblos originarios, de los cuales cerca de 108 son transfronterizos. Sólo en Centroamérica hay 60 pueblos indígenas, y todos transfronterizos. En el caso de Costa Rica, nuestro país alberga 8 pueblos autóctonos, de ellos, dos son transfronterizos... Actualmente, la región está conformada por 45 millones de habitantes, de ellos, 17% son indígenas”, manifestó Zúñiga.

Respecto a los desafíos que las universidades públicas tienen frente a este tema, Zúñiga recalcó: “se requieren políticas y acciones institucionales que fortalezcan las identidades culturales de la población estudiantil, y espacios para que tales diferencias se expresen en diálogo intercultural, a fin de disminuir el temor a autoidentificarse indígena. De igual manera, promover la inclusión de personas y de pueblos, sus visiones y matrices epistémicas, conocimientos ancestrales en el currículo universitario. No basta con identificar e incluir a individuos, sino que ellos tienen que tener ese sentido de pertenencia e inclusión”, concluyó la investigadora del CICDE.

Por su parte, Denia Román, de la Escuela de Antropología de la UCR, hizo un análisis histórico acerca de los escenarios diversos de las poblaciones indígenas.

“Los pueblos amerindios sufrieron un colapso demográfico muy abrupto, pues de los aproximadamente 100 millones de habitantes indígenas en el continente Americano, 90% de la población originaria fue exterminada (principalmente por causas biológicas). Esta situación también afecto la parte cultural, la estructura social, económica y política, entorno que fue aprovechado por los europeos, quienes llegaron para imponer sus modelo de sociedad (lengua, religión, sistema político y económico)”, indicó Román.

Otro aspecto que destacó Román, fueron las acciones que existen para revertir la desigualdad, tales como la Declaración Universal de Derechos Humanos, 1948 (pos guerra mundial); Derechos Humanos Específicos (tercera generación): Declaración Universal de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas (ONU, 2007), entre otros.

Sin embargo, Román aseguró que esos derechos universales parecen estar únicamente en el papel, ya que al momento de aplicarlas estas no siempre se cumplen.

Finalmente, Keneth Cubillo, director de Educación Rural de la Universidad Nacional (UNA), compartió los trabajos que realiza la UNA en materia de educación a poblaciones indígenas.

Para Cubillo, la educación en zonas rurales debe verse como un recorrido de siembra académica, “primero, tenemos que observar en el terreno de cultivo, es decir, el contexto indígena; luego, abonar los surcos, a fin de abordar los derechos de los pueblos originarios; como tercer punto, se debe potenciar la semilla, el cual debe ser una construcción conjunta de la universidad necesaria, y finalmente, se recoger los frutos”.

“¿Cómo generar inclusión de calidad entendida como acceso, permanencia y éxito?, pues debemos de decolonizar la mirada estereotipada hacia las poblaciones indígenas, tenemos que comprender la función social de la academia, y cuestionarnos para qué la Universidad y la academia, y finalmente, tenemos que romper el paradigma de la gestión universitaria tradicional”, agregó Cubillo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}