Desde el Observatorio de Comercio Exterior analizaron nuevas realidades de los procesos de Integración

Por: Renzo Kcuno Aimituma
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El aumento de la desigualdad global, la contracción de la economía mundial y los escenarios emergentes debido al COVID-19, hacen que los procesos de integración regional se vean afectados y busquen una transformación hacia los nuevos paradigmas. Lo anterior, fueron algunos alcances derivados de la conferencia virtual “Nuevos y viejos ejes de los procesos de integración”, organizado por el Observatorio de Comercio Exterior (OCEX) de la UNED.

Para desarrollar dicha temática, los organizadores invitaron a Jorge Mario Martínez Piva, jefe de la Unidad de Comercio e Industria de la Sede Subregional de la CEPAL en México y a Velia Govaere Vicarioli, coordinadora del OCEX.

Según Govaere Vicarioli, al realizar un análisis entre regionalismo y regionalización, se pueden ver dos grandes escenarios, aquellos que tienen un comercio sostenido, estable y dinámico, y aquellos que están en guerra. “Estas situaciones siempre han estado presente en el contexto mundial, desde la primera y la segunda guerra mundial. Los choques de intereses de los países han hecho que haya tensión y eso ha llevado a la fragmentación de muchos intentos de integración”.

Para la coordinadora del OCEX, el escenario actual anuncia el agotamiento de la globalización y del sistema multilateral de comercio, es por ello, que sugiere se tomen acciones preventivas, para minimizar el impacto, ya que la “pandemia va a dejar un mundo empobrecido y vulnerable”.

Por su parte, Jorge Mario Martínez Piva, analizó el tema, ejes tradicionales y emergentes de integración comercial, y estructura productiva.

“Cuando hablamos de ejes emergentes nos referimos a que algunos elementos claves de la economía actual pueden llevarnos a redireccionar, a cambiar o a ajustar los modelos de integración que tenemos actualmente, los mismos tienen que ver con la crisis económica, la globalización cuestionada, cambios geopolíticos, la revolución tecnológica, la crisis ambiental y más recientemente, el COVID-19, que ha venido a transformar muchas cosas”, manifestó Martínez Piva.

El experto de la CEPAL también se refirió a algunas características importantes que genera a integración, tales como el crecimiento comercial y la capacidad en la riqueza, la especialización en sistemas productivos eficientes y rentables, el aumento de producción y la transformación de las mismas, así como generar altos estándares de calidad.

“Entonces, la integración lleva necesariamente cooperación regional y con ello, se deben generar altos estándares, lo cual dará pie a la competitividad comercial; sin embargo, se debe tomar en cuenta un punto importante y es que en la medida de los posible los países deben tener productividad e ingresos similares, para no generar tensión, es ahí donde es clave el tema de estándares de calidad”, agregó Martínez Piva.

El cambio climático es la externalidad más seria de la economía actual, donde el patrón de producción y de consumo normaliza y profundiza esa externalidad, es por ello, que se debe de adaptar el conocimiento adquirido, para valorizar los recursos internos, comentó el experto de la CEPAL.

Respecto al cambio estructural progresivo, Martínez Piva, indicó que desde la CEPAL se sugiere la transición hacia actividades y sectores con mayor intensidad tecnológica, asociados a mercados en rápida expansión y que favorece a la protección del ambiente, entre las que destacó: Política industrial para el siglo XXI; Desarrollo de cadenas regionales de valor; Innovación y valor agregado; Desarrollo sostenible; Igualdad en la propuesta del centro de desarrollo.

Si desea ver la conferencia virtual, ingrese al siguiente enlace: Nuevos y viejos ejes de los procesos de integración

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.