Alianza interinstitucional transforma la vida de más de un centenar de mujeres y sus familias

 

 

Omayra Jaramillo fue una de las expositoras de la feria.

 

Las beneficiarias son mujeres con una empresa en marcha o una idea de negocios, vecinas de Naranjo, Puntarenas, Heredia, La Cruz, San Cruz y Orotina. Ellas recibieron capacitación en temas como mercadeo, contabilidad, organización empresarial, entre otros.

    

La iniciativa se llevó a cabo en el marco del proyecto Banca Mujer-UNED, en el cual el Programa de Desarrollo Gerencial de la Dirección de Extensión de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) es el responsable de impartir la capacitación y el Banco Nacional patrocina económicamente el proceso.

 

Lilly Cheng, coordinadora del Programa de Desarrollo Gerencial, comentó: “el país tiene una tendencia a buscar opciones para darle sostenibilidad a las mujeres, reconocidas como eje central, quienes dan soporte a las familias costarricenses. En la medida en que las fortalezcamos estamos garantizando el futuro de los jóvenes y niños”.

 

Con la I Feria y Foro de Mujeres Empresarias Banca Mujer-UNED. Este grupo de 150 mujeres emprendedoras concluyeron su proceso de capacitación que se desarrolló de mayo a noviembre del presente año.

 

La actividad se realizó de manera simultánea en el auditorio Elías Quirós del Banco Nacional, donde tuvo lugar el foro. El Paseo de Las Arcadas del Gran Hotel Costa Rica fue la locación de la feria en la que 23 empresarias expusieron y vendieron sus productos.

  

El foro consistió en un intercambio de experiencias entre mujeres empresarias. Karla Solano, Johanna Sánchez y Omayra Jaramillo contaron sus vivencias. Ellas relataron cómo transformaron sus ideas de negocios en empresas exitosas.

  

“El foro fue un espacio para compartir experiencias y aprendizajes. El objetivo fue que mediante la presentación de los casos. Las mujeres se identificaran con realidades semejantes y se motivaran unas a otras, con base en sus propias vivencias”, comentó Cheng.

  

Más de un centenar de invitadas escucharon atentas sus relatos; luego inicio el diálogo entre ellas. Las consultas no se hicieron esperar; pidieron consejos para alcanzar el éxito, vencer temores y enfrentar riesgos en un negocio. 

  

Omayra Jaramillo es decoradora de interiores. Ella tiene una empresa en la que diseña y restaura arte; no obstante, una enfermedad la ha limitado físicamente; durante sus crisis le es imposible trabajar por lo que se dedica a dar talleres a personas de escasos recursos.

  

“La enfermedad me ha limitado mucho; sin embargo, yo no me doy y por vencida, sigo luchando y ayudando a los demás. En relación con la capacitación que brindó la UNED, debo decir que me encantó. Me ayudó mucho a ordenar las finanzas de mi empresa, fue como ingresar a un campo más profesional.”

  

Lilly Cheng comentó que se espera brindar más capacitaciones a otras mujeres en el 2012, siempre con el apoyo del Banco Nacional.