Recuerda que eres mortal: auditor interno

Por. Mario Valverde

 

Marzo-Abril 2010. Edición 31

  

El argumento para formar un buen foro tiene dos caminos, 1) según la Contraloría se debe nombrar de forma continua;  2) según propuesta del C.U., y avalada por la Asamblea Universitaria (menos 5 votos negativos incluyendo el que escribe), desde un criterio del derecho a la autonomía, el nombramiento es por un período, en este caso 6 años.

   


El Instituto Tecnológico y  la UNA, funcionan según criterio de la Contraloría, mientras que la UCR espera el nombramiento en propiedad del actual auditor para nombrarlo indefinidamente. Como ven existen dos toros bravos en la arena.

Mi posición. La Contraloría desde mi malicia indígena, me dice que tiene la razón; por supuesto, no dejo de lado el derecho que nos confiere la Constitución Política, art. 84, sobre el tema de la sagrada autonomía, específicamente en el tema de la libertad de cátedra, de poder expresar libremente, como lo estoy haciendo desde el renovado Acontecer. Sin embargo en el caso del auditor priva la experiencia desde un puesto que está hecho para cuidar nuestros cinquitos; que de acuerdo con la historia de la administración pública, nos dice que los malos políticos (por supuesto que los hay buenos en menor cantidad) son muy hábiles en brincarse la cerca, usando el tornillo del poder y de las miles de mañas heredades y creadas desde la experiencia de sus puestos de alta decisión.

Imaginen un auditor nombrado por seis años. Más bien hagámonos una pregunta a futuro. ¿De quién va a depender? O ¿A quién estarán amarrados desde el principio, a la mitad o al final de su período? Cuando un general romano  regresaba victorioso de una guerra, con su botín de oro, plata y esclavos, antes de pasar por el Arco del Triunfo, le ponían a un soldado que iba detrás del general victorioso, recordándole”recuerda que eres mortal” por eso termino diciendo que alegar la política en el nombramiento del auditor, de acuerdo con de la Contraloría es sabio. No vaya a ser que los malos políticos le estén recordando “recuerda que yo te voy a elegir”.{jcomments on}