Libertad de opinión Acontecer

Por. Mario Valverde Montoya

 

Enero-Febrero 2010. Edición 29.

  

Con la presencia del Rector Luis G. Carpio, se inicia un período nuevo de libertad de opinión, sin restricción temática, ni censura. Las invitaciones empiezan a cursarse para que podamos escribir y llenar Acontecer, con las Opiniones de los y  las funcionarios.

   


En anteriores ediciones, Acontecer, tenía  una función oficial de información; sólo que desde mi punto de vista, la información Oficial se desbordaba, dejando las opiniones muy al final, con letra muy pequeña y con una diagramación muy simple.

 


En una ocasión conté 17 fotos del Rector en diferentes actos. Ojalá nos animemos a escribir. Ojalá las páginas de opinión, den un trato diferente, con caricaturas, fotos, letra legible, y que sean atractivas al lector y lectora.

En mis manos tengo la revista llamada Correo Universitario, del año 1990, N. 19, del año 6 de su edición, Editada por Walter Solano y en el Sumario, se pueden leer los siguientes temas: “Endogamia, incesto intelectual y depuración de los cuadros profesionales de la UNED” (del propio editor W.S.G.); “Se puede y se debe firmar una convención colectiva en la UNED” (por Lester Osorno); “El temor de la Educación a Distancia (por Hubert Villegas); “El Voto Universal, rompamos el Muro” (de mi autoría); “La televisión un reto para la UNED” (por Carlos Castro); “El programa de educación ambiental de la UNED y las celebraciones del día de la Tierra y del día mundial del medio ambiente” (por María Eugenia Zuñiga), (título muy largo para mi gusto); “Criterios especulativos para un nuevo estado costarricense” (por Marco Santamaría V.); “De cuestiones políticas” (por Francisco Martínez); “Curso de Verano en la UNED para nuestros hijos” (por Helena Ramírez); “Hoy los indios nos cuentan las historia” (por Jaime E. García y Alfredo González) y hasta un cuento El oso mágico de Hernán Pérez.

  


Pueden notar ustedes la variedad de temas críticos, académicos, políticos, históricos, etc. Los temas, como pueden ver, tienen todavía vigencia.  Y hasta una oportunidad literaria para los creadores de ese entonces, 1990, en la UNED.

Acontecer creo, debería pensar en un suplemento dedicado al Arte, con productos propios de los y las funcionarias y con textos de literatos, músicos, artistas plásticos, etc. Para tal empresa, podemos apoyarnos en los cientos de escritores que publican en la Editorial de la UNED.

Acontecer debe tener un acercamiento con los estudiantes, no sólo para que escriban lo que están haciendo, sino para que empiecen a escribir sobre temas de la realidad nacional; entre los casi 25.000 estudiantes de todo el país, debemos tener, al menos un porcentaje con espíritu crítico y humanista.

Traje a colación la Revista Coreo Universitario, porque considero, fue el único  y último medio de comunicación escrito con libertad de opinión. Inclusive en el ejemplo señalado, aparece la portada con una caricatura crítica, hacia la Rectoría, C.U. y las Direcciones de las Escuelas, que en ese entonces, no eran de elección, sino de escogencia por parte del Rector: a la entrada del Castillo, impenetrable del Poder, había un rótulo que decía NO HAY PASO.

 


Termino este primer artículo con la leyenda de explicación del Correo Universitario, que me parece debería estar a pie de la nueva sección de opiniones del periódico Acontecer: “es una publicación libre e independiente, cuyo interés primordial es generar una conciencia crítica en la comunidad universitaria”.{jcomments on}