III Congreso Universitario: Por el fortalecimiento de una academia con calida

Editorial

  

DESDE EL 15 de mayo y hasta el 28 de setiembre la UNED se encontrará en un proceso vital para su desarrollo institucional, el III Congreso Universitario, el cual es la guía delinear el camino de la UNED en los próximos años.

 


Este es un periodo en el cual los universitarios se avocan a reflexionar en torno al fortalecimiento de una academia con calidad y a la creación de condiciones que garanticen el pleno desarrollo de la Universidad.

   


El III Congreso, el cual es concebido desde el Consejo Universitario, tiene la finalidad de promover el análisis crítico sobre nuestro modelo y organización, con base en él, fortalecer la academia para llevarla a los más altos niveles de excelencia.

 


Con ello se busca consolidar el panel de la Institución como líder en educación a distancia, diversificar el uso de los diversos medios tecnológicos que se emplean en el  proceso de enseñanza-aprendizaje y enriquecer los aportes al desarrollo de la cultura, la ciencia, el arte y los derechos humanos.

 


La participación, activa y responsable, de todos los funcionarios y estudiantes en este trascendental hecho se constituye en parte fundamental de este III Congreso, por ello nuestro reconocimiento a todos los que han brindado sus ideas y aportes en beneficio de la Universidad y de la sociedad costarricense.

 


Mediante esa participación, concienzuda, se espera que diversas áreas de la Institución evolucionen y cumplan con las demandas que exige la sociedad actual, de forma tal que los egresados sean profesionales con conocimientos que les permitan desenvolverse con éxito en el contexto laboral.

 


Una de esas grandes áreas, que se espera tome un mayor impulso a partir de este Congreso, es la investigación. Los esfuerzos en torno a esta, pese a que han sido positivos y le han permitido a la Universidad evolucionar, pueden ser mayores, por lo se espera que a partir de una  exhaustiva reflexión se redimensione y fortalezca el papel en este ámbito, para que, en conjunto con la Docencia y la Extensión, se favorezca el desarrollo de la Universidad.

 


Desde 1977 hasta la fecha la UNED ha experimentado diversos cambios, tanto en el contenido de sus programas académicos, como en las herramientas que emplea para que la educación llegue a sus estudiantes. De allí, nuestra esperanza de que el III Congreso Universitario se constituya en el motor que promueva y fortalezca una academia con calidad.{jcomments on}