Cambio de liderazgo en APROUNED

Miguel A. Gutiérrez Alfaro

 

APROUNED

 

Escribo la presente el día veintidós de marzo del 2010,  veinticuatro horas antes de cambiar el liderazgo en la Asociacion de Profesionales de la Universidad Estatal a Distancia, el ciclo democrático que nos caracteriza se ha cumplido, y hoy por última vez, me dirijo a ustedes en mi calidad de presidente de dicha asociación.

   


En mis años en la Vicepresidencia y posteriormente en la Presidencia de la APROUNED me toco observar el cambio generacional de la UNED, que aun no finaliza, pero que ya podemos afirmar que es profundo e irreversible.

El cambio en nuestra mentalidad organizacional ha sido asombroso, y acorde con la modernidad de los tiempos, los anhelos se han transformado en nuestros horizontes, y ahora trabajamos por aspectos que antes nos parecían extraños: no basta ya con la acreditación de nuestras carreras, sino que hay que buscar la homologación de títulos con América Latina y Europa, no solo se busca ya el superar el uso único del medio maestro  de comunicación unidireccional: el libro, sino que ahora se persigue el uso intensivo de las TICs y los medios masivos de comunicación de forma redundante, no es suficiente solo la asociación gremial, sino que debe buscarse la excelencia, por medio de redes de crecimiento individual orientadas con el claro propósito de impulsar el crecimiento colectivo de los profesionales en puestos académicos o administrativos.

En los últimos años me ha tocado participar en luchas y negociaciones salariales con múltiples grupos de interés, que buscaban no solo los intereses de sus representados, sino también los de la UNED en general, pero también debo reconocer que tampoco han faltado los oportunistas, y los que viven del conflicto social generado por ellos mismos, para que sirviéndose de este, sigan viviendo sin trabajar tal y como lo han hecho ya por años, pero estos sin embargo, son la individualidad y no el espíritu colectivo, por ello mi visión es optimista, y sigo creyendo que cada vez son mas los bien intencionados, que los mercaderes del conflicto, también creo que las organizaciones de la UNED identifican mas a los emisarios de un pasado por suerte lejano y los tratan como corresponde.

Queridos amigos, no quiero irme de la presidencia de la APROUNED sin darle un sincero reconocimiento a todos mis compañeros de Junta Directiva, y a las representantes de las comisiones en las cuales actuamos.  Sin duda, nuestros logros gremiales y salariales de los anteriores cinco años, no se hubieran alcanzado sin su apoyo, su compromiso, y su dedicado trabajo.

No deseo irme, sin señalar que aun falta por concretizar compromisos ya firmados, como los aumentos del segundo semestre de este año, y la adecuación salarial a las jefaturas, que implica, desde luego, el estimulo a las jefaturas de sección, de oficina, cátedras y programas, así como a todos los compañeros de centros Universitarios que ejercen la autoridad de primer nivel.

Aprovecho para saludar desde aquí a mis colegas del Sindicato y la Asociacion de Administrativos, y les reitero a todos ustedes mi gratitud por haberme permitido servirles.{jcomments on}