Liberia vivió una fiesta

La noche del miércoles 28 de febrerEl parque de Liberia fue el escenario de la velada. o, la luna liberiana reinaba a sus anchas en el cielo, la brisa fresca se colaba entre la gente y la alegría del pueblo rebosaba. Reunidos en el parque, luna, brisa y pueblo vivieron Una fiesta en Liberia.

Una fiesta en Liberia es el nombre del más reciente documental producido por José Pablo Castillo, funcionario del Programa de Producción de Material Audiovisual (PPMA) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED). 

En 98 minutos, Castillo, junto a Linneth Camacho, también productora del audiovisual y quien se desempeñaba como administradora del Centro Universitario de Liberia, reseñan y rememoran la tradición del tope de toros, actividad que tiene su origen hdocu 2(De izq. a derech.) José Pablo Castillo, Linneth Camacho y Alonso Rodríguez.ace unos trescientos años.

El largometraje se proyectó la noche del miércoles, en el marco de las fiestas cívicas de Liberia. El parque fue el lugar donde alrededor de doscientos espectadores fueron testigos de un fragmento de la historia liberiana. Una fiesta en Liberia relata cómo se traían de las haciendas los mejores toros para la monta y se juntaban en las cercanías del río Liberia, de ahí, los mejores sabaneros los guiaban hacia la ciudad hasta la barrera, donde los montadores intentaban dominar a los imponentes animales. Según las palabras de Castillo, el audiovisual combina las costumbres, la historia y la diversión. 

Linneth Camacho hizo hincapié en que el documental recoge el origen de la historia de la tradición liberiana y la muestra tanto a los que han participado en esta práctica como a sus hijos. “La Universidad está aquí para servir, para trabajar en los proyectos de investigación y extensión. La UNED es parte de la comunidad”, aseguró Camacho.

Otra pieza clave en la elaboración de la obra fue la Cátedra de Historia de la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades (ECSH) de la UNED. Alonso Rodríguez, encargado de esa instancia académica, dijo: “La UNED se creó en un momento muy convulso, tal vez similar al que se está viviendo hoy. Debemos hacer conciencia del rumbo que va a llevar este país”.Luis Guillermo Carpio, rector de la UNED, durante el tope de toros.

Agregó, “La Universidad siempre ha estado muy anuente con la provincia de Guanacaste para el rescate, la preservación y la conservación de la cultura. Este documental destaca la historia de cómo se formó el pueblo de Liberia y, los elementos identitarios que los caracterizan a todos ustedes. Hoy, más que nunca, debemos sacar esa coraza e identificarnos”.

Precisamente, en agradecimiento a la labor realizada por la UNED en el rescate y preservación de las tradiciones liberianas, en particular, y guanacastecas, en general, la Comisión de Fiestas Cívicas de Liberia dedicó el tope de toros del jueves 1 de marzo a la Universidad, representada en la figura de Luis Guillermo Carpio, rector de la UNED.

La usanza liberiana es celebrar un tope todos los días de las fiestas. Ese día, el rector de la UNED encabezó el recorrido de aproximadamente dos kilómetros, en el que también participaron 200 caballistas, vestidos de caqui y blanco, de acuerdo con la tradición del sabanero liberiano de antaño.

“Ser rector de una universidad como la UNED es un honor y un orgullo. Ver este tipo de actividades nos hace sentir muy costarricenses. Me siento muy contento y muy satisfecho porque nuestra misión es estar al servicio de las comunidades y de la sociedad”, manifestó el rector.

{jcomments on}