Caminos precolombinos testigos de nuestra historia

Licda. Rose Marie Hernández Vargas

Calzada 1Conocer nuestras raíces y herencia histórico cultural (tangible e intangible) que nuestros antepasados nos han legado, constituye un tema de gran relevancia. Recordemos una frase célebre de Joaquín García Monge: “No se ama lo que no se conoce”.

Las calzadas precolombinas son un legado histórico-cultural ancestral, indicador del desarrollo tecnológico de construcción que poseían las culturas autóctonas. Merece ser conocido y valorado y forma parte nuestro patrimonio histórico - cultural.

Según investigaciones del Instituto Geográfico Nacional, la Universidad de Costa Rica, el Centro de investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura y Juventud y el Museo Nacional de Costa Rica, confirman una amplia red de caminos empedrados que cubrían, y cubren aún hoy, gran parte de lo que ahora es Costa Rica.

 

Calzadas precolombinas 2“Las poblaciones aborígenes desarrollaron unos adecuados sistemas de vías de comunicación y para ello
emplearon calzadas de piedra y lajas. Durante los siglo XIX y XX, diversos viajeros mencionan haber encontrado numerosos vestigios de estos llamados ‘Caminos de indios’. Algunas de estas calzadas permitían el enlace con otros territorios. Puesto que nuestro país se encuentra cruzado por numerosos ríos, algunos aborígenes erigían puentes colgantes fabricados con bejucos y cáñamo de fibra vegetal. Por la extensa red de caminos, los aborígenes lograban trasladarse, aun en la época lluviosa, atravesando ríos torrenciales y los cañones profundos, empleando para ello ‘puentes de hamaca’…” (Solórzano. 2013: 55). Véase imagen 3.

Los encargados de la construcción de las carreteras llevaban a cabo varias labores: selección de la piedra que debían ser muy regulares en forma y tamaño, así mismo se seleccionaba el terreno donde se colocarían las piedras como quitar matorrales y hasta árboles dejando limpio el terreno. Este requería gran esfuerzo y trabajo pues hay calzadas de más de 10 metros de ancho y con varios kilómetros de largo.

Calzada 3En otros casos para el trabajo de hacer calzadas o senderos no empedrados,se usó un tipo de arena especial, la cual se apelmazó hasta que quedara dura y compacta, dando una dureza especial como es el caso del “Sitio Arqueológico la Ceiba” que comunicaban a un sector funerario, por senderos entre los árboles y otras veces por calles o caminos de piedra con otras aldeas.

Para construir calzadas o “Caminos de indios”, se realizaban trabajos comunales de responsabilidad social. “Cooperación significa sacrificio, esfuerzo, subordinación de los intereses privados a los fines comunales…” (Ferrero. 2005: 116).

“La edificación de grandes palenques, montículos, la construcción de caminos, alcantarillados, sistemas de riego, requería de un recurso humano cuantioso y calificado”. (Quesada. 1999: 42-44).

Algunos caminos como el de sitio arqueológico Guayabo de Turrialba, constituyó el paso de montaña obligado para los pobladores de las villas del Pacífico y el Caribe Norte, atravesando el Valle del Guarco hacia el Caribe Sur, a través de la depresión volcánica que desemboca en las llanuras del actual cantón de Turrialba. Tayutic de Turrialba, también conocido como Platanillo, fue el primer pueblo fundado por españoles  en Costa Rica. Tayutic es la puerta a la región históricamente conocida como Talamanca y el camino (trillo) que conducía a esta se llamó camino Tierra Adentro. Véase imagen 4.

En la actualidad, hay senderos o caminos ancestrales que han sobrevivido por siglos y que se utilizanCalzadas precolombinas 5 para visitar la población de San José Cabécar.

En Guayabo de Turrialba, Cubujuquí y el sitio Las Mercedes, este último con los montículos parcialmente destruidos por los huaqueros, se han observado montículos y calzadas empedradas, que dan la idea de puestos de control y vigilancia que usaban los aborígenes para controlar la entrada y salida de los personajes que visitaban la aldea. Véase imagen 2.

Ferrero confirma lo anterior: “… los asentamientos con posiciones estratégicas tenían calzadas que permitían el acceso a otros asentamientos…..un desarrollo paralelo de sistemas de intercambio y de mecanismos de distribución regional, permitieron la existencia simultanea de una gran variedad de sitios especializados…resultando en una tendencia a escoger para los asentamientos lugares estratégicos fácilmente defendibles…”. (Ferrero. 2005:86).

En la actualidad, nos encontramos calzadas precolombinas que aún se usan; por ejemplo, las poblaciones indígenas bibris y cabécar hacen uso de este tipo de caminos ancestrales para comunicar viviendas, áreas de extracción de materia prima, agua, entre otros.

La entrada a la comunidadPeñita en Conté (Talamanca) es sumamente difícil, por las dificultades topográficas que presenta. Hay que subir y bajar trillos entre montañas y barrancos. Véase imagen 6.

calzadas precolombinas 6La denominada “Calle Lajas”es una calzada precolombina construida con piedra de lajas obtenidas del rio Ciruelas. Tiene más de 500 años. Todavía este camino comunica a San José de la Montaña con San Bosco de Santa Bárbara de Heredia. Aún sirve de límite entre San Bosco y Santo Domingo del Roble de Santa Bárbara de Heredia. Véase imágenes 1 y 5.

Bibliografía consultada

Ferrero Acosta, Luis. Entre el pasado y el futuro. Editorial EUNED. Costa Rica, 2005.

Quesada Pacheco, Miguel Ángel. Tradiciones huetares. Editorial la Universidad Nacional. Costa Rica, 1998.

Solórzano Fonseca, Juan Carlos. Los Indígenas en la Frontera de la Colonización Costa Rica 1502 1930. EUNED. Costa Rica, 2013.

http://www.cesarlizano.name/sibowak/reportajes/calzadas_precolombinas.htm